10 mitos sobre la salud que creíamos ciertos

¿Te ha gustado este artículo?
Puntuación: 0 basado en 0 valoraciones

El chocolate provoca granos y otros mitos sobre la salud

Siempre hemos oído recomendaciones sobre cómo mantener nuestra salud que se transmiten de boca en boca y que se siguen a pies juntillas sin saber si estas afirmaciones están avaladas científicamente. En este post de desmentimos algunos mitos sobre la salud que todos hemos oído alguna vez y te contamos cuál es su verdad.

1- El frío te hará enfermar

¿Cuántas veces has oído esta frase? Se trata de un mito que está muy arraigado en el pensamiento de la sociedad, pero la verdad es que el frío lo único que hace es bajar la temperatura de tu cuerpo. Cuando esto ocurre tus defensas pueden bajar y los virus, que son los causantes de los resfriados, tienen más posibilidades de atacar tu sistema inmunitario. Por eso, el frío siempre se asocia a enfermar.

2- El calor corporal se pierde por la cabeza

No es del todo cierto. Puedes perder el calor por cualquier parte del cuerpo que se encuentre expuesta al frío, sin embargo, la cabeza es la parte que se suele tener destapada, a diferencia del pecho, las extremidades y otras partes del cuerpo.

3.-Los productos light y los integrales adelgazan

Está muy extendida la creencia de que los productos light y los integrales nos ayudan a perder peso; pero lo cierto es que son necesarios ciertos matices. Los productos light son la versión menos calórica de otros productos (como yogures, refrescos o quesos), pero su consumo en exceso también puede desequilibrar y superar el consumo energético recomendado y, contrariamente a lo deseado, hacernos ganar peso.

Por otra parte, los alimentos integrales, como el pan o los cereales, contienen el mismo número de calorías, pero son más ricos en fibra y minerales.  La fibra tiene efecto saciante y puede ayudar a controlar el apetito y favorecer el tránsito intestinal, pero sus bondades residen aquí y no en un aporte calórico reducido.

4-Espera una hora después de bañarte

Este es uno de los mitos más conocidos y está demostrado que los cortes de digestión producidos por bañarse ocurren  por el hecho de entrar en contacto con el agua fría de golpe. Sin embargo, esto podría ocurrirte habiendo comido hace un momento o incluso horas después.

5- Crujir los dedos provoca artritis

Si tienes artritis, no será por hacer crujir tus dedos. Ese sonido es causado por el roce entre las almohadillas que protegen los huesos de las manos de chocar entre ellos.

6- Si comes helado tu resfriado empeorará

Cuando estés resfriado, comer un poco de helado no te hará daño. De hecho, está demostrado que el frío de este alimento ayuda a relajar el dolor de la garganta y baja la inflamación.

7- El azúcar pone nerviosos a los niños

El azúcar no altera a los niños, de hecho, en su justa medida, también es una de las propiedades que les ayuda a mantenerse sanos en épocas de crecimiento. Está claro que todo en exceso es malo, pero no podemos creer que estará alterado solo por haber comido un alimento azucarado.

Ahora que ya sabes cuál es la verdad de estos hechos, puedes empezar a cambiar tu forma de pensar acerca de estos mitos. No le des más vueltas, si te preocupa algo plantea tus dudas a tu médico de cabecera y no dejes que te confundan esas teorías erróneas.

8.-Podemos comer alimentos caídos al suelo si pasan menos de 3 segundos

¿Cuántas veces se ha caído comida al suelo y hemos dicho más en broma que en serio que si no han pasado más de “x” segundos podemos cogerla? Lo cierto es que ni 5, ni 3 segundos ni ninguno. La comida que cae al suelo se contamina con las bacterias en cuestión de milisegundos.

9.-Si comes chocolate, te saldrán granos

Atribuir el agravamiento del acné al consumo de determinados alimentos no tiene base científica, y menos si se trata del chocolate negro. Otros derivados menos puros del chocolate y del cacao pueden ser más ricos en grasas y calorías; pero la causa de la aparición de las espinillas las encontramos en hormonas propias de la adolescencia.

10.-Las grasas vegetales son más sanas que las grasas animales

Los aceites de coco o palma, a pesar de ser vegetales, son más nocivos que las grasas animales. Estas grasas saturadas aumentan el colesterol y están muy presentes en la industria alimentaria, ya que son ingredientes más económicos que otros aceites vegetales, como los de oliva, girasol o soja. Precisamente estos últimos son los que nos ayuda a recudir los niveles de colesterol en sangre y los que debemos consumir.

Suscríbete a nuestra newsletter

¿Quieres recibir más consejos y novedades en tu email?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

diecinueve − catorce =