Seguro de vida: Pensando en los demás

Dicen que el instinto de protección se activa en muchos adultos frente a un ser vulnerable. Aparece cuando somos conscientes de que podemos cuidar de los demás como lo han hecho o lo están haciendo con nosotros. Es un impulso natural que se acentúa con los seres más queridos. Basta contemplar el buen ejemplo de la especie animal con sus crías, aunque a veces duela la comparación. Queremos que nuestros allegados se sientan seguros con nosotros y en nuestra ausencia. Y en el sentido de perpetuar esta actitud más allá de la propia existencia llega el planteamiento del seguro de vida.

Seguros de vida | NorteHispana Seguros

Compensar la ausencia

Queremos asegurar a los nuestros, que sus necesidades estén cubiertas si un día faltamos o en caso de invalidez absoluta o permanente, por enfermedad grave o accidente. Una decisión de lo más natural, sobre todo cuando el entorno depende económica y emocionalmente de nosotros. Así, queda garantizado que cobrarán una indemnización o una renta, con el fin de compensar la falta o reducción de ingresos y disminuir el impacto económico.

Por lo general, un seguro de vida suele cubrir la muerte por causa natural, si bien algunas pólizas de seguros cubren el fallecimiento por accidente de tráfico. Y, en casos excepcionales, se puede disponer una cláusula adicional por si la muerte aconteciera en cualquier tipo de accidente.

Seguros de vida | NorteHispana Seguros

Hipoteca y seguros

En la actualidad, casi el 60% de las personas que cuentan con una vivienda en propiedad está pagando una hipoteca. Las entidades bancarias suelen ofrecen a los clientes mejores condiciones en su préstamo hipotecario si lo vinculan a un seguro de vida. Suscribir esta póliza a la vez que se firma un contrato de préstamo hipotecario no es obligatorio pero sí una de las razones para contar con ella.

Una hipoteca es un vínculo a largo plazo con el banco y uno de los gastos fijos más importantes de las familias actualmente. Por este motivo muchas personas deciden contratar un seguro de vida, por si mueren antes de que venza el préstamo hipotecario y quedaran cuotas pendientes. En ese caso, el seguro respondería de los pagos y la familia quedaría libre de esta carga.

Educación asegurada

Algunas pólizas de seguros de vida incluyen una cláusula que garantiza la continuidad de los estudios de los hijos en el caso de que fallezca el asegurado. De este modo, los padres tienen la tranquilidad y seguridad de que los beneficiarios permanecerán en el mismo centro escolar o universitario si muere el titular del seguro de vida. De este modo, quedarían exentos ante la dificultad de hacer frente a un pago fijo elevado de estas características.

Salvados por el seguro de vida

Como el principio de cualquier seguro, se trata de eliminar riesgos y pisar firme. Para el 78% de españoles, los seguros de vida son un producto complejo y difícil de comprender. La mítica letra pequeña que componen las cláusulas no ayuda a su comprensión. Sin embargo, son la tabla de salvación de las familias ante un hecho fortuito. Ante un hecho así, la primera pregunta de allegados siempre es: ¿tenía seguro de vida? Contar con una póliza de este tipo es imprescindible cuando la unidad familiar depende casi exclusivamente de los ingresos de uno de sus miembros.

Gesto altruista

La necesidad de protección y la búsqueda de seguridad son sentimientos comunes a la gran mayoría. Dichas necesidades encuentran su respuesta más razonable en el seguro de vida. Asegurarse es una clara disposición a la emoción, la empatía, el vínculo y la recompensa con los que más queremos. Sin duda, un gesto altruista, generoso, fácil de entender por su discurso prudente y lógico. Tan natural como la vida, como la aceptación de que no somos eternos y el final queda en manos de la incertidumbre.

 

En NorteHispana Seguros nos adaptamos a tus necesidades y por eso te ofrecemos máxima flexibilidad en la contratación de tu seguro de vida.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *