¿Por qué contratar un seguro de decesos?

Pensar en el futuro es pensar también en la muerte. Y lejos de ser un tema tabú, surge de modo natural y en cualquier momento, porque forma parte de nuestras vidas. Se habla abiertamente y compartimos experiencia, tradición y cultura familiar. Y, ¿por qué, no? También entramos a imaginar nuestro funeral, por previsión y cierto punto visionario. Así llegamos a contratar un seguro de decesos. Proteger a nuestras familias además cuenta con una amplia gama de coberturas.

Razones para contratar un seguro de decesos | NorteHispana Seguros

Es uno de los seguros con mayor arraigo en España, que cubre los gastos de sepelio derivados de la defunción. En la actualidad, más del 52 % de españoles tiene contratado un seguro de decesos, llegando al 60 % en Asturias y Extremadura.

Motivos para contratar un seguro de decesos

Las razones que nos llevan a contratar un seguro de decesos son diversas. Entre ellas, los titulares apuntan a:

· Tradición familiar

El seguro como resultado de una cultura propia que se transmite de generación en generación. Es un nexo de unión familiar que estrecha aún más el vínculo al compartir esta costumbre, e integrar a cada nuevo miembro en la misma compañía de seguros. Es una herencia incuestionable, que se entiende por todos como imprescindible porque siempre se ha hecho así.

· Experiencia positiva

Muchos desconocen que tienen un seguro de decesos familiar, no lo han revisado e ignoran su cobertura hasta llegado el momento de un fallecimiento en la familia. En esa situación imprevista, valoran muy positivamente la experiencia, la comparten y la recomiendan. Vivirlo en primera persona lleva al convencimiento de la necesidad y la eficacia del seguro, aporta la credibilidad y confianza de la cercanía. Es la prueba obligatoria en la era digital, esa opinión del cliente que hacemos pública y nos resulta infalible en el momento de decidir.

· Cómodo y sencillo

No hay que ocuparse de ningún trámite. Los familiares tienen todo tipo de facilidades para solventar cualquier gestión en un momento complicado emocionalmente, porque se trata casi siempre de un imprevisto. Los allegados agradecen cómo se simplifica una situación desconocida que en principio te desborda. Además, destacan el trato accesible y amable de los profesionales de la aseguradora. Dicho trato debe ser especialmente sensible a la hora de recibir la información en circunstancias tan especiales.

· Servicios adicionales

Algunos seguros de decesos incluyen en su cobertura otros servicios complementarios muy interesantes. Además de cubrir los trámites básicos de un sepelio, pueden ofrecer asistencia en viaje o traslado del cuerpo; asesoría legal, testamento online, gestión del legado digital; gestiones de documentos, certificados y titularidades; consultoría jurídica, entre otras propuestas de interés cuando fallece un familiar.

· Asequible a todos

Por regla general, un entierro se entiende como algo muy caro para la mayoría de las familias, unos 3.500 euros de media. En unas ciudades tiene un coste mucho más elevado que en otras, superando los 6 mil euros en Barcelona, por ejemplo. Para un perfil medio, con poca capacidad de ahorro pero sí con posibilidad de pagar una pequeña cuota mensual, contratar un seguro de decesos es una buena solución. ¡Supone una preocupación menos! Además, los seguros de decesos no tienen franquicias, por lo que garantizan la prestación del servicio sin problemas.

· La letra pequeña

La famosa expresión y, en verdad, un mito. Hay que dejarse de cálculos y romperse la cabeza con eso de si sale a cuenta o no el seguro de decesos, sumando primas, realizando comparativas y previendo años de vida… porque se busca la seguridad de disponer del servicio en la situación de necesidad, justo cuando no podríamos hacer frente al total del pago. En definitiva, hay que valorar la prestación que ofrece, la garantía de que el servicio estará cubierto desde que se empieza a pagar la prima. Aparte, si se sigue pagando el seguro es que no ha sido necesario hacer frente al gasto de sepelio. Por tanto, mejor que mejor.

· Triste realidad

Según recientes estadísticas del INE, el año pasado fallecieron en España 422.568 personas, es decir, 26.738 más que el año anterior, lo que supone un incremento del 6,8%. Otro dato relevante es que las muertes por accidentes laborales han subido un 9% en solo un año. Números que responden a historias de personas y familias, de dolor y desconsuelo, además de un protocolo de gestión y unos gastos para hacer frente al sepelio. En ese momento es cuando se valora de verdad tener un seguro de decesos.

 

Si te planteas contratar un seguro de decesos, consulta las posibilidades que te ofrecemos. Nuestro Seguro NorteHispana familiar se adapta a las necesidades de cada asegurado. ¡Descúbrelo!

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *