Dieta en Navidad y las demás fiestas: Apuesta por recetas saludables

Recetas saludables para las fiestas

Las comidas contundentes y copiosas, los dulces navideños y el consumo de alcohol son prácticas inherentes a las celebraciones navideñas. Es por ello que puede resultar difícil seguir una dieta en las fiestas de Navidad saludable pero, por suerte, no es imposible. Siguiendo unos sencillos consejos, y con un poquito de fuerza de voluntad, es posible que todos disfruten al máximo de los manjares navideños de forma saludable.

Desde nuestro blog queremos explicarte cómo mantener una dieta equilibrada en estas fechas para que toda la familia pase una Navidad memorable y llena de celebraciones por todo lo alto pero, sobre todo, saludable.

Consejos dietéticos: cuidado con los excesos

Resulta imprescindible tener cuidado con algunos alimentos que pueden ser nocivos, aquí os dejamos algunos consejos de salud en Navidad.

Las grasas

Evitar al máximo las grasas de origen animal, especialmente las de carnes rojas, y sustituirlas por grasas saludables presentes en alimentos como el aguacate, los frutos secos o el pescado azul.

Los carbohidratos

Evitar los turrones y mazapanes, además de incrementar considerablemente la ingesta de azúcares pueden provocar caries dental.

El alcohol

Puede provocar retención de líquidos y riesgos cardiovasculares y cerebrales (entre otros) si se consume en exceso. La clave está en la moderación.

Los sulfitos

Estos conservantes se encuentran principalmente en el vino y en el marisco, pero también en muchos productos alimentarios (conservantes E220-228). No suponen un riesgo para la salud en pequeñas cantidades, pero la conjunción de alimentos ricos en sulfitos propia de la navidad puede conllevar a un efecto dañino. Producen dolor de cabeza, malas digestiones y carencias vitamínicas, entre otros. Recomendamos tomarlos con mucha moderación.

Alimentos y recetas saludables para Navidad

Aperitivos y primeros platos

Los elaborados a base de pulpo, pescados, mariscos, vegetales y frutos rojos o secos son una excelente y deliciosa opción. Como por ejemplo el pulpo a la gallega, crema de calabaza con langostinos, aguacates rellenos de nueces y apio, ensalada de granada y frutos secos, ensalada de ave con frutos rojos, almejas con alcachofas, etc.

Segundos platos

Las recetas elaboradas con aves de caza o pularda, y las de pecados como el bacalao fresco, besugo, lubina, rape, etc. con guarnición de legumbres o verduras resultan de los más recomendables. No tiene nada de malo comer un poco de carne roja de vez en cuando, pero resulta más saludable si se acompaña de una abundante guarnición a base de vegetales.

Postres y dulces

Los helados y sorbetes caseros son una solución apta para toda la familia que resulta fresca, digestiva y saludable.

Consejos para niños

  • Platos divertidos: a veces un simple cambio en la presentación del plato, haciéndolo más atractivo para los niños, puede marcar una gran diferencia.
  • Dulces de elaboración casera: los postres caseros contienen menos harinas refinadas y azúcares que los industriales. Además, es una ocasión perfecta para elaborar postres con frutos secos y frutos rojos, una fuente de energía y antioxidantes muy saludables y recomendados para toda la familia.
  • Bebidas y refrescos: en ocasiones no tenemos en cuenta que las bebidas para niños suelen tener un alto contenido en azúcar. Un cóctel de frutas infantil o una limonada, son soluciones muy sencillas y sanas.

Y es que estas fechas de celebración también se puede comer sano. En definitiva, la Navidad también es una ocasión ideal para consumir alimentos de alto valor dietético y culinario que, además de contribuir a la salud de toda la familia, están francamente deliciosos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *