Impuestos de una herencia: el coste de heredar

impuestos herencia

Todas las administraciones autonómicas españolas nos cobran, en mayor o menor medida, por recibir una herencia. Pero no solamente el coste de una herencia tienen porqué ser los impuestos. Por ejemplo, ¿qué pasaría si adquirimos una herencia con deudas? ¿Las deudas se heredan o quedan exentas? En este artículo del blog de NorteHispana hablaremos sobre qué impuestos de una herencia debes conocer y cómo puedes hacer para poder gestionar correctamente todo el proceso de recepción del legado. ¡Atento!

El impuestos de sucesiones y donaciones

Entre los impuestos de una herencia que se deben pagar, el más importante es, sin duda, el de Sucesiones.
Este impuesto grava toda la herencia que vamos a recibir cada heredero de manera individual, y se calcula en función del legado completo. Dentro de este impuesto podemos deducir que no solo deberemos pagar las deudas que el fallecido nos ha dejado como herederos, sino que también deberemos pagar los costes de hospital, funeral y entierro.

También se debe tener en cuenta que cada comunidad autónoma establece sus propias reducciones y su tipo máximo de tasación en el Impuesto de Sucesiones. Por lo tanto, la cuantía final de la herencia que recibiremos dependerá de si vivimos, por ejemplo, en Andalucía o en Cataluña.

El Impuesto de Sucesiones debe pagarse en los 6 meses posteriores al fallecimiento, aunque puede pedirse una prórroga de otro medio año.

La plusvalía

Si heredamos una casa, también deberemos pagar el Impuesto sobre el Incremento del Valor de los Terrenos de Naturaleza Urbana, que todos conocemos como plusvalía.
La plusvalía se calcula en base al valor catastral del suelo, al que se le aplican coeficientes establecidos por el Ayuntamiento en función de los años transcurridos desde la última transmisión.
De hecho, cada ayuntamiento establece su propio tipo impositivo para el pago de la plusvalía, que también debe liquidarse en los 6 meses posteriores al fallecimiento con posibilidad de prórroga dependiendo de la ciudad en que deba abonarse.

¿Cómo saber cuánto nos tocará pagar?

El valor de la herencia es progresivo: cuanto más grande sea ese valor, mayor será el tanto por ciento a pagar. El patrimonio de la persona que hereda y el valor de la herencia son factores importantes, ya que como más elevados sean, más elevado será el porcentaje a pagar.

Para que te hagas una idea, el tipo máximo de los impuestos de una herencia se aplica a partir de los 700.000 euros. En ese caso, el valor impositivo aplicado es un 34%. El mínimo que se aplica es un 7,65%, pero aplicar ese mínimo deben heredarse al menos 7.000 euros.

El grado de parentesco también influye en los beneficios de la herencia y en los pagos de este impuesto. Cuanto más lejano es el pariente, más porcentaje habrá que pagar. Se ha aplicado una bonificación para los parientes más cercanos, como en el caso de padre a hijo/a, para que la cantidad sea mínima.

¿También las deudas se heredan?

Si aceptamos una herencia, ¿se heredan las deudas de los padres también? Cuando heredamos no recibimos solo un patrimonio, heredamos todo, también las deudas del fallecido. No sólo adquirimos derecho con una herencia, también heredamos obligaciones. Es decir, para calcular los costes que nos puede llevar heredar, debemos sumar las deudas a los impuestos de la herencia.

El Seguro Familiar de NorteHispana te marca los pasos a seguir para que obtengas tu herencia correctamente, dándote varias garantías en el proceso. ¡Infórmate!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *