Amaxofobia: ¿cómo perder el miedo a conducir?

¿Te ha gustado este artículo?
Puntuación: 0 basado en 0 valoraciones

Como perder el miedo a conducir

¿Crees que el miedo a conducir es insuperable? No lo es. Ansiedad, temor, miedo. Son todos términos negativos que no ayudan a tener una vida feliz. Si sufres de amaxofobia no lograrás nada siendo negativo. Empieza a pensar de forma positiva y a hablar de soluciones. Y es que el plano psicológico es crucial. Nosotros, desde NorteHispana, te ayudamos. ¡Toma nota y podrás superar tu miedo a conducir!

¿Qué es la amaxofobia?

Existen personas que se sacan el carnet de conducir y, a pesar de ello, han conducido muy pocas veces durante años. Incluso algunas dejan de coger su vehículo por un miedo, a veces, irracional y que aparece por distintas causas. Esto es la amaxofobia o, lo que es lo mismo, el miedo a conducir.
Por ejemplo, se cree que puede darse en personas que han sufrido un accidente, pero no siempre es así. También puede darse en personas a las que les resulta más incómodo coger el vehículo que desplazarse en transporte público o caminando, con lo que progresivamente irán cogiéndole más respeto a conducir.
Por otra parte, cuanta más edad nuestras preocupaciones también aumentan, también a la hora de conducir y todavía más si no viajamos solos. Nos preocupa la seguridad de nuestros hijos o de otras personas a las que tengamos que transportar en determinado momento. La amaxofobia crece con esa responsabilidad que tenemos cuando la seguridad de otras personas depende de nosotros.

¿Cómo perder el miedo a conducir?: ¡sigue estos 6 consejos!

Si quieres saber cómo perder el miedo a conducir, es importante que te prepares en el plano psicológico. Para ello, puedes seguir estos consejos.

  1. No juzgar ni juzgarte. Para reducir el nivel de ansiedad o miedo, es importante que no juzgues tu propia forma de conducir ni tampoco la de los demás.
  2. Eliminar preocupaciones. Disfruta del camino y no te preocupes por el destino. Pon música que te guste para distraerte de pensamientos negativos y piensa en recuerdos positivos. No pienses que puede pasar algo malo, no tiene porqué pasar nada y cuanto más pienses en ello, será peor.
  3. Elabora un plan gradual. Si quieres perder el miedo a conducir, hazlo de manera gradual. Por ejemplo, el primer día arranca el coche y condúcelo por algún sitio con poco tránsito y durante un corto trayecto. Te enfrentarás a menos problemas de súbito, con lo que podrás perder el miedo gradualmente.
  4. Técnicas de relajación: si sufres de ansiedad también fuera de la carretera, quizás debas optar por alguna de las múltiples técnicas de relajación que existen.
  5. ¡Pensamiento positivo! Conducir con miedo es mucho peor para tu seguridad.
  6. Buena compañía. Siempre ayuda para que te sientas más cómodo al volante elegir a algún buen acompañante que entienda tu problema y no lo juzgue para que pueda acompañarte en los primeros trayectos.

Es por eso que, para superar tu amaxofobia, lo primero es desterrar cualquier pensamiento negativo. Esta fobia nace de nosotros mismos por lo que, si tienes voluntad, la superarás. Sé positivo y cambia el chip a la hora de sentarte al volante. ¡Y comienza a disfrutar de uno de los placeres de la vida! En NorteHispana, además, podemos ayudarte con las coberturas asociadas a prevención y salud de nuestro Seguro NorteHispana familiar.

Suscríbete a nuestra newsletter

¿Quieres recibir más consejos y novedades en tu email?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

veinte − cinco =