¿Aún no te has vacunado de la gripe? Grupos de riesgo que deberían de hacerlo

¿Te ha gustado este artículo?
Puntuación: 0 basado en 0 valoraciones

El virus de la gripe es diferente cada año, pero no los grupos de riesgo

 

Fiebre, dolor muscular, migrañas, tos… seguro que estos síntomas te resultan familiares. La campaña de vacunación de la gripe ya ha empezado en toda España y su objetivo es proteger de sus síntomas a los principales grupos de riesgo que puedan padecer esta enfermedad, como son los mayores de 65 años, las mujeres embarazadas, los enfermos crónicos y los profesionales sanitarios.

La vacuna de la gripe está elaborada a partir de virus muertos y, en función de las cepas que se estén mostrando más fuertes y activas, cada año es diferente. Por eso es necesario volver a vacunarnos, porque necesitamos que nuestro cuerpo genere anticuerpos diferentes que nos protejan de los nuevos virus. La gripe es una enfermedad respiratoria de origen vírico que, por lo tanto, no se trata con antibióticos.

La vacuna para los mayores de 65 años

En los mayores de 65 años, esta infección puede provocar complicaciones importantes en patologías preexistentes, agravando su salud o dilatando su período de recuperación. Incluso aunque no existan enfermedades previas que representen un riego añadido, hay que tener en cuenta que la edad avanzada ya implica un importante descenso de la inmunidad del organismo, por lo que una infección puede ayudarnos a reforzar sus defensas. No hay que olvidar que la gripe lleva muchas veces asociadas enfermedades como neumonías y bronquitis.

Si padeces alguna enfermedad

Asimismo, se recomienda la administración de la vacuna de la gripe a personas con enfermedades crónicas cardiovasculares, neurológicas, pulmonares y metabólicas. También a quienes padecen obesidad crónica, cáncer o cualquier enfermedad que conlleve un tratamiento con inmunosupresores.

Sector servicios  y mujeres embarazadas

El largo listado de grupos de riesgo que deben vacunarse de la gripe incluye a las mujeres embarazadas y a las personas que trabajan en contacto con grupos de riesgo, como sanitarios o  trabajadores de atención domiciliaria a ancianos y niños. También quienes trabajan en servicios  públicos esenciales, como la policía o los bomberos, deben intentar prevenir esta enfermedad.

Si contraes la gripe y no formas parte de estos grupos de riesgo, seguramente la enfermedad se resuelva de forma espontánea guardando reposo durante unos días  y con una hidratación y alimentación adecuada.  Pero por si acaso, es mejor prevenir y taparnos la boca al toser, lavarnos las manos y la cara y no compartir objetos personales con aquellas personas que estén incubando el virus de la gripe.

Suscríbete a nuestra newsletter

¿Quieres recibir más consejos y novedades en tu email?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

20 − 6 =