Autotutela y testamento vital: qué son y para qué sirven

¿Te ha gustado este artículo?
Puntuación: 0 basado en 0 valoraciones

¿Para qué recurrir a la autotutela y al testamento vital?

 

Aunque a muchas personas no les guste hablar de ello, deberíamos plantearnos qué nos sucedería si en el futuro perdiéramos nuestra capacidad de tomar decisiones, ya sea por vejez, enfermedad o algún tipo de accidente. La autotutela y el testamento vital son dos figuras legales que nos permiten anticiparnos a esa posibilidad y dejar nuestro futuro organizado cuando aún tenemos todas nuestras facultades mentales.

Para qué sirve la autotutela

Si tenemos más de 14 años y estamos en pleno uso de nuestras facultades, podemos designar la persona que deberá ejercer como tutor sobre nosotros, si un día llegamos a estar incapacitados mentalmente.  Tan solo tenemos que acudir  a un notario para que redacte una escritura de autotutela por un precio que no superará los 50 euros.

Además de designar a un futuro tutor, también podemos aprovechar este documento para especificar cualquier cuestión relacionada con nuestro futuro, como los cuidados que queremos recibir en el caso que estemos enfermos. Incluso tenemos la posibilidad de designar una cantidad de dinero para que se pueda cubrir nuestro cuidado hasta que salga la sentencia de incapacidad necesaria para que el tutor asuma la gestión de nuestro patrimonio.

El testamento vital y la atención médica

La necesidad de tener un testamento vital está relacionada con la supuesta incapacidad mental o física que podamos tener en un momento determinado de nuestra vida. Este documento nos permite especificar qué atención sanitaria queremos recibir y si queremos que se haga una donación de órganos cuando fallezcamos.

El testamento vital actuará como una guía de indicaciones para los médicos encargados de nuestro cuidado, aunque hay que tener muy claro que ellos serán quienes tomen la última palabra en el proceso de atención sanitaria. Es decir, si nuestro testamento vital reflejara alguna petición ilegal, como la ayuda a morir, ésta nunca será aceptada.

Estas voluntades deben constar siempre por escrito, ya sea en un documento ante notario o firmado ante testigos que no tengan ninguna relación con nosotros.

En NorteHispana Seguros, con nuestros seguros de decesos, nos encargaremos de gestionar de forma humana y eficaz los trámites necesarios después de la muerte.

Suscríbete a nuestra newsletter

¿Quieres recibir más consejos y novedades en tu email?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

5 × 3 =