Ayudas para reformar tu vivienda ¿dónde tienes que solicitarlas?

¿Te ha gustado este artículo?
Puntuación: 4.8 basado en 5 valoraciones

ayudas para reformar tu vivienda

El confinamiento y las restricciones por la pandemia de Covid-19 han provocado que pasemos más tiempo que nunca en casa y, como consecuencia, que valoremos nuestro hogar como un espacio en el que encontrarnos completamente a gusto. De hecho, son muchos los que, ante esta nueva situación, se han planteado reformar su casa. Si tú eres uno de ellos, este post te interesa: infórmate con nosotros de las ayudas disponibles para reformar tu vivienda y los procedimientos requeridos para solicitarlas.

Antes de que te pongas manos a la obra, recuerda que lo más importante es contar con la asistencia de un profesional. La cobertura del seguro de hogar multirriesgo de NorteHispana Seguros pone a tu disposición a un experto en bricolaje que te ayudará a hacer los arreglos que necesites.

¿Existen ayudas para reformar tu vivienda?

En 2018 el Ministerio de Fomento hizo público el nuevo Plan Estatal de Vivienda 2018-2021, que contiene ayudas al alquiler y a la rehabilitación de viviendas. Si estás interesado en reformar tu hogar, aún estás a tiempo de solicitar una ayuda, pues la pandemia actual hizo que el Gobierno extendiera el plazo de concesión hasta 2022.

Actualización 13/04/2021

El Plan de Recuperación, Transformación y Resiliencia de la Economía española, con el que llegarán 72.000 millones de fondos europeos, incluye también ayudas para rehabilitar viviendas por las que los propietarios obtendrán entre el 35% y el 100% del coste de las obras de mejora de los edificios.


Es importante señalar que el Gobierno aprueba los presupuestos y las bases generales, pero son los órganos autonómicos los que se encargan de desarrollar los planes de ayuda y pagar las subvenciones. Por lo tanto, si quieres solicitar alguna de las ayudas, deberás pedirlas a través del departamento de Vivienda de tu localidad, por Internet o de forma presencial.

Existen unos requisitos concretos que deben cumplirse para recibir ayudas para la vivienda. En la mayor parte de los casos, la reforma debe ser necesaria para la seguridad, la accesibilidad o la sostenibilidad de la vivienda. Por lo tanto, la mayoría de las reformas de tipo estético están excluidas, aunque hay excepciones en algunas comunidades autónomas.

Otro aspecto importante de estas subvenciones es que cubren un máximo del 40% del coste de la obra. Sin embargo, existen algunas excepciones para personas que tengan una renta muy baja o sean mayores de 65 años. De manera similar, las reformas relacionadas con la accesibilidad cubren un porcentaje mayor del coste.

Principales ayudas para reformar una vivienda

El Plan Estatal de la Vivienda se estructura en nueve programas diferentes, tres de los cuales regulan ayudas para reformar o rehabilitar tu vivienda. A continuación te explicamos las distintas ayudas a las que puedes acogerte según la reforma que necesites hacer en casa.

  1. Calefacción

    Las ayudas para reformar el sistema de calefacción están reguladas en el Programa de fomento de la mejora de la eficiencia energética y sostenibilidad en viviendas. Este programa tiene como objetivo reducir la demanda energética mejorando las viviendas unifamiliares y residencias colectivas. Si eres propietario de una vivienda unifamiliar, podrás solicitar esta ayuda para instalar un nuevo sistema de calefacción o refrigeración.

  2. Aislamiento térmico

    El mismo programa incluye ayudas para mejorar la envolvente térmica de la vivienda. El aislamiento térmico es importante para ahorrar energía y utilizar la calefacción de forma eficiente. Por eso, puedes solicitar esta ayuda para instalar dispositivos bioclimáticos que regulan la temperatura o cubrir huecos en la vivienda mediante carpintería o acristalamiento.

  3. Certificación energética

    El certificado energético es un documento que confirma que nuestra vivienda cumple los requisitos de eficiencia energética que exige la ley. El nuevo Plan Estatal de Vivienda ha establecido un porcentaje de reducción de la demanda energética de entre el 20% y el 35%. Además de la calefacción y el aislamiento térmico, cualquier otra medida necesaria para conseguir esa reducción puede obtener una ayuda.

  4. Accesibilidad

    Las siguientes tres ayudas forman parte del Programa de fomento de la conservación, de la mejora de la seguridad de utilización y de la accesibilidad en viviendas. Están destinadas a mejorar las condiciones de todo tipo de edificios construidos antes de 1996, y las pueden solicitar tanto particulares como comunidades de propietarios y empresas.

    Todas las reformas relacionadas con la accesibilidad pueden obtener esta ayuda. Una de las más frecuentes es la instalación de ascensores y rampas para personas con movilidad reducida. En este caso, la cuantía de la ayuda puede cubrir hasta el 75% del coste de la instalación.

  5. Arreglo de cubiertas, fachadas o estructuras

    Las subvenciones públicas también buscan mantener la conservación del inmueble. Gracias a este programa de fomento, podrás subvencionar la restauración de los cimientos, la estructura, la cubierta o la fachada de tu vivienda. Eso incluye cualquier grieta o desperfecto que el edificio haya sufrido por el paso de los años.

  6. Mejora de cerramientos

    El anterior programa se extiende a la rehabilitación de aspectos básicos de la vivienda. Entre ellos están los cerramientos y ventanas, es decir, las superficies que delimitan los distintos espacios de la casa. Su buen estado es clave para mantener la eficiencia energética. Por eso, si necesitas cambiarlos o instalar unos nuevos, puedes solicitar una ayuda.

  7. Daños estéticos

    El Plan Estatal de Vivienda establece que las mejoras de la vivienda tienen que perseguir objetivos como la seguridad, la accesibilidad y la eficiencia energética. Por lo tanto, en principio las reformas estéticas no están comprendidas en la Ley que regula las subvenciones.

    Sin embargo, a través de los llamados Plan RENOVE, comunidades autónomas como Euskadi sí ofrecen algunas ayudas para mejorar el acabado general de las viviendas. El objetivo de este tipo de ayudas es mejorar la habitabilidad de las mismas y adecuarlas a los principios de la buena construcción. Como alternativa, quizás también te interese consultar la cobertura de daños estéticos dentro del seguro de comunidades.

Reforma tu vivienda sin miedo

Las ayudas del Plan Estatal de la Vivienda pueden darte el empujón que necesitas para reformar tu vivienda. Y no solo eso: si eres joven, también incluyen ayudas para afrontar los gastos por la compra de una vivienda. Eso sí, es importante que te informes sobre los requisitos en el Ministerio de Fomento y en el departamento de Vivienda.

Y cuando lo tengas todo listo para ponerte a reformar, no lo olvides: tu seguro de hogar multirriesgo incluye a un experto en bricolaje, con desplazamiento y tres horas de trabajo incluidos. ¡Dejarás tu casa como nueva!

Garantizamos la seguridad de tu hogar
Garantizamos la seguridad de tu hogar

Nos aseguramos de que tu hogar sea un sitio seguro para ti y tu familia.

Más información

Suscríbete a nuestra newsletter

¿Quieres recibir más consejos y novedades en tu email?

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

dos + dieciocho =