Los beneficios del vino para la salud, más allá del corazón

¿Te ha gustado este artículo?
Puntuación: 4.5 basado en 2 valoraciones

Beneficios del vino para la salud

Las autoridades advierten con frecuencia sobre los daños que el consumo de alcohol puede producir en el organismo, pero el vino es una bebida excepcional. Existen multitud de estudios que han corroborado los beneficios del vino para la salud, consumido con moderación. En concreto, es un gran aliado a la hora de prevenir enfermedades cardiovasculares y te adelantamos que vino y salud están relacionados estrechamente también en otros aspectos. ¡Te lo contamos!

¿Tomar una copa de vino al día es saludable?

El vino es una bebida que contiene una cantidad bastante limitada de alcohol: suele tener un máximo de 10º y 14º de graduación mientras que el whisky, por ejemplo, oscila entre 15º y 45º. Además, el vino se origina a raíz de un proceso natural, en el que las levaduras son las responsables, transformando el azúcar del mosto en el alcohol que lleva.

Los profesionales sanitarios aseguran que tomar una copa de vino al día es saludable, pero ¿qué cantidad es ésta? Las copas de vino suelen ser grandes, para que la bebida “se abra”, tal como se dice en el argot. Es decir, para que el vino se oxigene y adquiera tanto el aroma como el sabor adecuados. Por tanto, lo correcto es llenar la copa de vino aproximadamente a la mitad para que este fenómeno se produzca y ésta es, en realidad, la cantidad diaria recomendada, que suele rondar los 100ml.

Siguiendo este patrón, el vino es una de las bebidas más saludables que existen, aportando multitud de beneficios en el organismo:

  • Tomar una copa de vino al día previene de enfermedades cardiovasculares. Efectivamente, está demostrado que las personas que tienen este hábito tienen menos riesgo de sufrir infartos. Si lo completas con una dieta saludable, ejercicio aeróbico durante al menos 30 min al día junto con pruebas preventivas, puedes vivir más y mejor. Si cuentas con un buen seguro de vida temporal tienes a tu disposición pruebas como CardioSport para comprobar el estado de tu corazón y prevenir complicaciones cardiovasculares.
  • Los beneficios del vino en la salud de la piel también están ampliamente demostrados. El vino contiene un antioxidante muy especial conocido como resveratrol, que contribuye especialmente en el retraso del envejecimiento celular, por lo que el vino mantiene la piel joven, previniendo la aparición de manchas y arrugas, así como manteniendo su elasticidad.

Posibles riesgos del vino

Hasta hace poco, una de las creencias más extendidas, era la que hablaba sobre las cualidades anticancerígenas del vino debido a su alto contenido en antioxidantes. Pero una serie de estudios recientes, apuntan a que esto podría no ser así, ya que el consumo, incluso moderado, puede suponer un mayor riesgo de sufrir cáncer de mama, colon, esófago y de cabeza y cuello, ya que se ha descubierto una relación causal directa entre el riesgo de padecer cáncer y el consumo de alcohol moderado.

En base a esto, ya no está tan claro que una bebida como el vino solo aporte beneficios para la salud, sino que también conlleva sus riesgos.

Propiedades del vino: blanco vs tinto

¿Es mejor tomar vino blanco o tinto? En realidad, los beneficios del vino tinto para la salud se acentúan mucho más que en el caso del blanco, ya que, aunque contiene una mayor graduación, al mismo tiempo, el contenido en antioxidantes, resveratrol y otros nutrientes, es mucho mayor que para la misma cantidad de una copa de vino blanco.

Si quieres ingerir el mismo número de sustancias beneficiosas para el organismo, quizás tengas que ingerir una cantidad de vino blanco bastante considerable, lo que aumentaría de forma perjudicial el consumo de alcohol, teniendo en cuenta que la graduación del vino blanco suele estar entre 10º y 12º, frente a los 12º -14º que suele tener el vino tinto. Es decir, dependiendo del vino que compares, un blanco y un tinto pueden tener incluso una graduación muy similar, así que es preferible elegir el tinto.

Cabe puntualizar que existen beneficios del vino blanco para la salud que lo hacen mejor que el tinto en casos específicos. El vino blanco tiene menos cantidad de nutrientes y también menos calorías. Así que, si estás en una dieta de adelgazamiento, pero quieres disfrutar de un sabor excepcional y una buena dosis de antioxidantes para el organismo, una buena alternativa es acompañar tus platos con un buen chardonnay, verdejo o albariño, por poner algunos ejemplos. Eso sí, con moderación, no está de más recordar que se trata de una bebida alcohólica y que un abuso de ella puede desencadenar en problemas de salud y adicciones.

Suscríbete a nuestra newsletter

¿Quieres recibir más consejos y novedades en tu email?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

10 + 18 =