¿Qué es la legitima y cómo se calcula en las herencias?

¿Te ha gustado este artículo?
Puntuación: 5 basado en 1 valoraciones

la legitima de una herencia

La legítima de una herencia y los herederos forzosos

La legítima de una herencia equivale al tercio de la misma que corresponderá a los descendientes del fallecido, es decir, a los herederos legítimos. En caso de no haber hijos, esta parte proporcional estará destinada a los ascendientes o frente a su ausencia, al cónyuge del testador.

¿Se puede anular la legítima?

Siempre hay situaciones que llevan a la idea de desheredar por completo a hijos y dejarles incluso sin la legítima. Esto es complicado, y solo puede hacerse si se da alguna de las causas recogidas en el Código Civil para efectuar su anulación.

Asimismo, tampoco se puede pactar la renuncia a la legítima en vida del testador, ya que esto se consideraría nulo a nivel legal. La única manera legal de que un heredero forzoso renuncie a la legítima que le corresponde es con una renuncia legal explícita una vez abierta la sucesión que marca el testamento. Si la legítima cuenta con obligaciones, los herederos pueden presentar la renuncia total a través de una escritura pública ante notario o judicialmente.

Los herederos forzosos

El Código Civil señala como herederos forzosos, en este orden, a los hijos y descendientes directos, padres, ascendientes y viudos, a quienes se concede usufructo parcial de la herencia.

¿Cómo se calcula la legítima?

Para conocer la legítima que debe recibir un heredero forzoso es necesario calcular el valor de los bienes relictos en el momento en que se adjudica la herencia; es decir, el conjunto de bienes, derechos y obligaciones que conforman el patrimonio a repartir en un proceso sucesorio. La computación y la imputación son las dos operaciones que se usan para hacer el cálculo.

Por computación se entiende, el cálculo de los bienes menos las deudas del testamentario, a cuya cifra se suma las donaciones realizadas por el fallecido en vida. Estas donaciones se valoran en el momento de la sucesión, no del fallecimiento del testamentario.

La imputación permite comprobar si los legados y donaciones encajan en los tercios de legítima, mejora y libre disposición.

No se puede confundir la computación e imputación con la colación, que es la operación necesaria para determinar la participación que deben tener los herederos forzosos en la herencia. Hay que tener en cuenta que la legítima se divide siempre entre el número de personas legitimadas para recibir esta parte de la herencia.

Si quieres saber más sobre el reparto de herencias, en este blog te seguimos contando cómo se actúa cuando no hay testamento.

En NorteHispana nos preocupamos por el bienestar de nuestros asegurados garantizando su comodidad y ofreciendo productos de calidad orientados a cubrir necesidades reales. Con el Seguro NorteHispana Familiar puedes disponer de la elaboración del Testamento Online; una forma mucho más sencilla y rápida de dejar constancia de tu legado.

Suscríbete a nuestra newsletter

¿Quieres recibir más consejos y novedades en tu email?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

uno + ocho =