Pensión de viudedad: ¿cuál será la subida en 2022? ¿Cómo podremos calcularla?

¿Te ha gustado este artículo?
Puntuación: 5 basado en 5 valoraciones
Cómo calcular la pensión de viudedad a partir de 2022
  • Hay unos requisitos previos para recibir la pensión de viudedad. Tanto el fallecido como la pareja viuda deben estar afiliados a la Seguridad Social y dados de alta.
  • Después de obtener la base reguladora, se aplica un porcentaje variable para obtener la pensión de viudedad. En general, el 52% sin importar la situación laboral del fallecido.
  • Si después de hacer el cálculo no se alcanza la pensión mínima, al importe se le añade un complemento por mínimos.
Última actualización: 27-12-2021

El Congreso ha aprobado finalmente el proyecto de ley de reforma de las pensiones. A la espera de la luz verde definitiva por parte del Senado, se espera que esta nueva reforma entre en vigor en enero del año 2022.

Uno de los cambios más destacados está relacionado con el cálculo de las pensiones de viudedad. En el siguiente artículo señalamos las novedades más importantes, y te indicamos cómo calcular la pensión de viudedad de acuerdo con la nueva normativa.

El cálculo de la pensión de viudedad depende de varios factores, entre ellos: causa del fallecimiento, los días cotizados por el causante, y base reguladora.

¿Cuáles son las novedades para la pensión de viudedad este 2022?

La reforma de las pensiones trae consigo la revalorización en función del aumento del IPC, o Índice de Precios al Consumo. De esta manera, a partir de 2022, se estima que las pensiones incrementarán su valor en un 2,5% aproximadamente. Aunque los datos de este aumento no son definitivos, la previsión de noviembre por parte del Instituto Nacional de Estadística suele ser un indicio fiable.

El incremento del 2,5% no sólo influye en la revalorización de las pensiones: también modificará la “paguilla” compensatoria por la subida de los precios en el año 2021. Eso significa que los pensionistas cobrarán una cuantía adicional del 2,5%.

Las anteriores novedades son válidas para todas las pensiones, incluida la de viudedad. Mientras que el máximo de esta pensión no alcanzaba los 800 euros, en 2022 subirá hasta más de 820 euros. En cuanto a la pensión mínima de viudedad, también experimentará una correspondiente subida en la cuantía de alrededor de 15 euros más que en el ejercicio del año 2021.

¿Cómo realizar el cálculo de la pensión de viudedad?

El cálculo de la pensión de viudedad depende de varios factores. Entre ellos, los más importantes son la causa del fallecimiento, los días cotizados por el causante (es decir, el fallecido) y la base reguladora aplicable al beneficiario o beneficiaria. Estos tres factores se relacionan entre sí, y determinan qué tanto por ciento le queda a una viuda o viudo.

Cabe recordar que hay unos requisitos previos para recibir la pensión de viudedad. Tanto el fallecido como la pareja viuda deben estar afiliados a la Seguridad Social y dados de alta, o en una situación análoga.

Según el fallecimiento, las condiciones de cotización son distintas: no hay requisito de cotización en caso de accidente o enfermedad profesional, mientras que los fallecimientos por enfermedad común requieren un periodo de cotización ininterrumpida de 500 días en los 5 años anteriores a la muerte o a la obligación de cotizar.

En cuanto al cónyuge beneficiario, para recibir la pensión deberá acreditar la celebración del matrimonio y la existencia de hijos comunes. En caso de separación o divorcio, podrán beneficiarse de la pensión si no tienen pareja de hecho y recibían una pensión compensatoria.

Suscríbete a nuestra newsletter

¿Quieres recibir más consejos y novedades en tu email?

¿Cómo calcular la base reguladora de la pensión de viudedad?

En función de la situación laboral del causante y del motivo de fallecimiento, la base reguladora se calcula de la siguiente manera:

  • Pensionistas: La base es la misma que se ha utilizado para calcular la pensión del fallecido, ya sea de jubilación o de incapacidad permanente.
  • Trabajadores en activo: Si el fallecido estaba en activo, la pensión de viudedad depende de la causa de la muerte. Si se debió a una contingencia común (una enfermedad o accidente no laborales), la base reguladora es el resultado de dividir entre 28 el total de las bases de cotización correspondientes a un periodo de 24 meses seguidos. El beneficiario puede elegir el periodo más ventajoso de entre los últimos 15 años de vida del fallecido.Si, por el contrario, el fallecimiento se debió a un accidente o enfermedad profesional, habrá que sumar todos los salarios recibidos durante el año, incluyendo las horas extra. La base reguladora mensual será el resultado de dividir esa cuantía entre 12.

¿Qué tanto por ciento le queda a un/ viuda o viudo?

Después de obtener la base reguladora, se aplica un porcentaje variable para obtener la pensión de viudedad. En general, se aplica un 52% sin importar la situación laboral del fallecido.

Ahora bien, existen ciertas excepciones que pueden aumentar el importe de la pensión. El primero es el incremento por carga familiar, que puede incrementar el porcentaje hasta el 70% en caso de hijos dependientes menores de 26 años siempre y cuando se cumplan otros requisitos adicionales (entre otros, que las rentas totales sean inferiores al 75% del salario mínimo y la pensión represente más de un 50% de los ingresos del viudo/a).

El segundo supuesto que aumenta el porcentaje se aplica cuando el pensionista tiene más de 65 años y no recibe ingresos laborales. En ese caso, la pensión de viudedad supondrá un 60% de la base reguladora. Además, existe un complemento adicional por maternidad que se puede añadir al porcentaje, y que suma un 5, 10 o 15% a la cuantía de la pensión en función del número de hijos (dos, tres o más de tres, respectivamente).

¿Cuáles son las cuantías mínimas en la pensión de viudedad?

Si después de hacer el cálculo no se alcanza la pensión mínima, al importe se le añade un complemento por mínimos. Sin embargo, el beneficiario tiene que demostrar que no recibe otras rentas.

En función de la edad, la pensión mínima oscila entre los 538,16 euros al mes (menores de 60 años) y los 710.37 euros mensuales (65 años o más, o una discapacidad de más del 65%). Las personas con cargas familiares reciben una pensión mínima de 821,81 euros.

Un seguro de decesos que te acompaña
Un seguro de decesos que te acompaña

Nos ocupamos del mañana para que puedas vivir el mejor momento con los tuyos.

Vive con total tranquilidad

Ejemplo para realizar el cálculo de la pensión de viudedad

Pongamos que el fallecido recibía una pensión de jubilación, y el beneficiario solicita la pensión de viudedad. La base reguladora que se había empleado para calcular su pensión era de 1456 euros, y será la misma que se utilice para calcular la pensión de viudedad. Cabe señalar que, aunque se hubiera jubilado a una edad temprana y recibiera un 95% de esa cantidad, la base reguladora seguirá siendo de 1456.

A esa cantidad se le aplica el porcentaje general de 52%, dando un resultado de 757.12 euros mensuales. Si el beneficiario cumple los requisitos, podría aplicarse el incremento del 70 por carga familiar, en cuyo caso la pensión de viudedad quedaría en 1019.20. A esta cifra se añadiría el complemento por maternidad si el beneficiario en cuestión fuera la madre de los hijos del causante.

Por supuesto, el resultado variará en función de la edad y los ingresos del beneficiario. En cualquier caso, la pensión de viudedad de nuestro ejemplo supera la cuantía mínima establecida, por lo que no sería necesario aplicar los complementos.

La asistencia jurídica, una herramienta imprescindible

El aumento de las pensiones de viudedad a partir de 2022 es, sin duda, una buena noticia: aunque la herencia legítima puede ayudar a sobrellevar los gastos tras el fallecimiento de un ser querido, en muchas ocasiones no es suficiente para mantener a la familia. Por ese motivo, la pensión de viudedad se ha convertido en un complemento imprescindible para muchas familias.

A pesar de ello, la solicitud y la gestión para recibir la pensión pueden resultar complicadas sin asistencia por parte de un profesional. Afortunadamente, compañías como NorteHispana Seguros incluyen atención jurídica especializada en su seguro de decesos: su asesoramiento legal se encarga de realizar los trámites necesarios y acompañarnos en un momento difícil.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *