Ideas para calentar la casa sin calefacción

¿Te ha gustado este artículo?
Puntuación: 4 basado en 8 valoraciones

Calentar la casa sin calefacción

En pleno invierno, calentar la casa supone uno de los mayores gastos de energía. En este post te proponemos algunas alternativas para calentar la casa sin calefacción y contribuir en el ahorro familiar. ¡Vamos a verlas!

Cómo calentar una casa ahorrando energía

Encender la chimenea

Si eres de los afortunados que cuentan con una chimenea en casa, encender el fuego es una manera excelente de calentar la casa. Las llamas le darán un toque mágico a tu hogar mientras escuchas el sonido de los troncos al quemarse. Sólo hace falta un poco de organización con el almacenaje de la leña y la limpieza de las cenizas. Además, ésta te puede servir para aprovechar los rescoldos y preparar tus propias delicias de invierno como patatas o castañas asadas.

Estufas de leña o carbón

En la actualidad existen multitud de estufas de leña o de carbón que funcionan con sistemas bastante limpios. También las hay de gasoil u otros combustibles. Quizás te preguntes cómo calentar una casa con una de estas estufas. Lo cierto es que sólo necesitas habilitar una salida de humo para encenderla e, igualmente, contar con un pequeño almacenaje para el combustible. El brasero de toda la vida también es una alternativa similar, los hay de leña y eléctricos, pero debes tener mucho cuidado para no quemar materiales que pueda haber alrededor.

Contar con una gloria si vives en una casa

Aunque este sistema es menos conocido, posiblemente, es la mejor forma de calentar una casa al completo; además, requiere muy poca energía. Una gloria consiste en un entramado de túneles subterráneos; en uno o varios puntos de estos túneles se abre un espacio más grande, cerrado con una puerta de metal, y dentro de este hueco se enciende el fuego con leña.

El acceso a este espacio se hace a través de una trampilla que puede habilitarse en cualquier estancia de la casa. Seguidamente, el calor se propaga a través de los túneles, generando una sensación muy acogedora que, en especial, se percibe al pisar el suelo. De hecho, las glorias son muy típicas en viviendas de planta baja y, más concretamente, de algunas regiones como La Mancha.

Trucos para aprovechar al máximo el calor del hogar

Es importante tener en cuenta algunas pautas para aprovechar al máximo el calor del hogar como mantener puertas y ventanas bien cerradas o subir las persianas en las horas centrales del día para que entre sol. Las ventanas de doble acristalamiento con cerramientos tipo Climalit son mucho mejores para aislar la casa.

En aquellos días en que no hace un frío excesivo, siempre puedes optar por un calefactor eléctrico durante unas horas. Otro truco para ahorrar energía es encender la calefacción pero apagando los radiadores de las estancias menos utilizadas.

Ten en cuenta que, si en casa vistes con ropa muy ligera, necesitarás más calidez en la vivienda para estar cómodo. También es aconsejable usar ropa de cama más apropiada para el invierno, como edredones o nórdicos, y tener cerca la típica manta de sofá.

Si uno de tus objetivos es ahorrar, muchos de estos trucos te pueden ser muy útiles. Cambiando pequeños hábitos diarios podrás ir consiguiéndolo poco a poco. Ante todo, el mejor método para ahorrar es contar con un Seguro de Ahorro que se adapte a tus necesidades mensuales de acuerdo con tu situación actual.

¡Síguenos en Facebook y Twitter para estar a la última en consejos tan útiles como éstos o suscríbete a la Newsletter de NorteHispana para recibirlos directamente en tu correo!

Suscríbete a nuestra newsletter

¿Quieres recibir más consejos y novedades en tu email?

Un comentario

  1. Mantener el termostato en un rango térmico entre 23-26 para una centralización de conducto, y se aconseja un sistema de zonificacion por estancias y sobre todo no escatimar en la calidad de los cerramientos exteriores. Un saludo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *