Calidad de vida individual, social y grupal

¿Te ha gustado este artículo?
Puntuación: 2.5 basado en 4 valoraciones

La calidad de vida de un individuo: ¿un concepto individual, social o grupal?

 

El concepto de calidad de vida en la actualidad se ha apoderado de un gran aura y posicionado como objetivo principal y vital para gran parte de la población. Especialmente, las nuevas generaciones de jóvenes, los denominados millennials, parecen dar más importancia a su calidad de vida frente a otras cosas. No obstante, cuando hablamos de calidad de vida influyen muchos factores. ¿Qué son y en qué se diferencian la calidad de vida individual, social y grupal?

La calidad de vida individual

La calidad de vida individual la personalidad y el entorno de crecimiento y desarrollo de cada individuo y su valoración es subjetiva. Suele definirse en términos como felicidad, bienestar y satisfacción. Es decir, estados de ánimo que otorgan un poder de actuación y una sensación positiva de la vida.

Está relacionado con el sistema de valores bajo el cual se vive, y el vínculo con sus objetivos, expectativas, normas e inquietudes. Implica componentes tales como la salud física, el estado psicológico, el nivel de independencia, las relaciones sociales que se tejen y la relación con el entorno.

La calidad de vida grupal

A nivel grupal, la calidad de vida implica la satisfacción de unas necesidades comunes a un grupo social. Éste determina los factores que hacen sentir el bienestar común al conjunto de individuos. Va ligado al acceso a ciertos bienes y servicios, al ejercicio de unos derechos definidos y al respeto de unos valores compartidos.

La calidad de vida social

Finalmente la calidad de vida social es un concepto relativo que abarca a una sociedad entera. Es la capacidad que ésta tiene de cubrir sus necesidades con los recursos disponibles en un espacio y tiempo determinados. Engloba los componentes necesarios para obtener una calidad de vida individual decente, determinada por un estándar colectivo válido en ese espacio y tiempo específicos.

La calidad de vida de cada persona es relevante para el resto y la del resto es sumamente importante para la de cada persona. Es importante luchar por conseguir una armonía entre la calidad de vida individual, la grupal y la social, puesto que retroalimentadas, proporcionan una calidad de vida plena.

 

Suscríbete a nuestra newsletter

¿Quieres recibir más consejos y novedades en tu email?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

trece − seis =