¿Puedo cambiar el seguro de hogar de mi hipoteca?

¿Te ha gustado este artículo?
Puntuación: 3.7 basado en 15 valoraciones

seguro de hogar obligatorio hipoteca

Uno de los pasos más importantes en la vida es el día en que uno decide comprar una vivienda. Sin embargo, antes de firmar cualquier documento es importante tener en cuenta varios factores, como la letra pequeña y las cláusulas, puesto que un pequeño descuido puede acarrear complicaciones más adelante. Paralelamente, y a pesar de no ser obligatorio, tal como se explicará a continuación, contar con un seguro de hogar para tu casa será de gran ayuda ante cualquier imprevisto o accidente; especialmente, cuando se es joven y se da un paso tan importante como este.   

Durante años, las instituciones financieras han empujado a contratar un seguro de hogar al comprar una casa; sin embargo, a nivel legal, no hay ninguna obligación de contar con un seguro de hogar, salvo en el caso de embarcarse en una hipoteca. En este segundo caso, como hipotecado, un tiene el deber de contratar una póliza que cubra los posibles daños en el contenido, continente y responsabilidad civil; más concretamente, y como mínimo, frente a incendios.  

Teniendo en cuenta esta premisa, no existe ninguna ley que explicite que el banco pueda intervenir en la decisión sobre la compañía de seguros a escoger. Ahora bien, en la práctica, muchas instituciones financieras dictaminan qué hacer, qué tipo de seguro escoger y con qué aseguradora. Dicho esto, quizás te estés preguntando aquello que ya se han planteado muchos de los afectados: ¿puedo cambiar el seguro de hogar de mi hipoteca? 

La obligación del seguro de hogar con tu hipoteca

Tal como se ha mencionado, el seguro de hogar es obligatorio con la hipoteca; sin embargo, debes saber que puedes escoger el seguro y compañía que más te convenga, independientemente de lo que te ofrezca el banco. Ahora bien, probablemente, debido a las cláusulas del contrato que firmaste, las condiciones se verán modificadas al cambiar de compañía de seguros. De hecho, en todo contrato inicial se especifica que, si se incumplen una serie de requisitos, el tipo de interés cambia; entre ellos, la adquisición de un seguro de hogar con una compañía determinada. 

Ante dicha situación, en 2014, la Directiva del Parlamento Europeo y del Consejo realizó una serie de modificaciones respecto a la ley hipotecaria, determinando que dichas cláusulas eran ilegales. Sin embargo, durante los últimos años, los bancos han seguido vinculando productos financieros a la hipoteca, entre ellos el seguro de hogar o de vida. Como consecuencia, en 2017, España (entre otros países) fue penalizada por el Tribunal de Justicia de la Unión Europea; ahora bien, finalmente, tras casi tres años de inacción, se prevé que en marzo de 2019 entrará en vigor la Ley reguladora de los contratos de crédito inmobiliario. Con ella se evitarán diversas situaciones incómodas como, por ejemplo, las repercusiones al cambiar de aseguradora, debido al contrato previo con la entidad financiera. 

Qué tener en cuenta al cambiar el seguro de hogar vinculado a la hipoteca

Una vez decidas cambiar de compañía, lo primero que debes hacer es avisar sobre la renovación de tu póliza con un mes de antelación. En ese momento deberás contactar con la compañía que tenías hasta ahora y especificar que no deseas continuar con ella, para que te den de baja.  

A continuación, el banco debería facilitarte una acreditación donde figure que hay un nuevo seguro de hogar en vigor el cual incluye las garantías exigidas. Asimismo, la entidad financiera debe aparecer como beneficiario en el nuevo documento. 

Independientemente de lo que diga la ley, la obligación del seguro de hogar con la hipoteca no debería ser el único motivo por el cual contratar los servicios que ofrece una compañía de seguros. Cualquier vivienda estará desprotegida si no cuenta con una póliza que incluya unas coberturas mínimas. Por ejemplo, si hay una fuga de agua en un piso que provoca daños en una farmacia o cualquier otro tipo de local comercial, el importe con que una familia debe indemnizar al perjudicado puede ser tan elevado que suponga una auténtica ruina económica.

La libertad de escoger la compañía de seguros que más te conviene 

En definitiva, la respuesta a si puedo cambiar el seguro de hogar vinculado a mi hipoteca es afirmativa. Sin embargo, no olvides leer la letra pequeña de tu primer contrato, y piensa en las posibles consecuencias de esta decisión. 

Por otro lado, aunque las condiciones se modifiquen, puedes obtener otros beneficios que, sin duda, compensarán el cambio. Y es que, las compañías especializadas en el sector suelen ofrecer mejor servicio y coberturas en un seguro de hogar que las pertenecientes a una entidad bancaria, como en el caso de NorteHispana. Al fin y al cabo, los bancos se dedican a otro tipo de tareas.  

Del mismo modo, antes de contratar una nueva póliza con una compañía de seguros, el cliente dispone de toda la información necesaria sobre las coberturas y garantías que ofrece, así como de un trato personalizado. En definitiva, beneficios que una entidad bancaria no suele ofrecer al firmar una hipoteca. 

En este sentido, la idea es que, en un mercado libre, el consumidor tiene derecho a conocer todo el abanico de posibilidades existente; y, por ende, de informarse, comparar y escoger aquella opción que más se adapte a sus necesidades 

¡Si este post te ha parecido interesante, síguenos en Facebook y Twitter para estar al día de otros temas como este! 

Suscríbete a nuestra newsletter

¿Quieres recibir más consejos y novedades en tu email?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

once − 1 =