Cómo ahorrar energía en casa con electrodomésticos A+++

¿Te ha gustado este artículo?
Puntuación: 5 basado en 3 valoraciones
Ahorro energético en casa con electrodomésticos A+++
  • La eficiencia energética de los electrodomésticos es un factor clave a la hora de decirnos por uno u otro modelo
  • Los electrodomésticos A+++ son los que ofrecen una mayor eficiencia energética y un mayor ahorro a largo plazo
  • La suma del ahorro en todos los electrodomésticos del hogar podría ser llegar hasta unos 339,33€ al año de media
Última actualización: 27-03-2020

Cómo ahorrar energía en casa, y de paso reducir la factura de la luz, es un factor que siempre hay que tener en cuenta a la hora de comprar un electrodoméstico. El diseño, las funcionalidades del aparato son también factores que tienen su peso – así como intentar asegurarnos de que no caerá víctima de la obsolescencia programada – a la hora de renovar nuestra cocina. Hoy en día, a las tres “B” de bueno, bonito y barato hay que añadir la “e” de eficiencia energética.

Sin duda, si queremos conseguir una eficiencia energética debemos optar por los electrodomésticos A+++. Puede que cuesten un poco más pero, a la larga, debido a su bajo consumo eléctrico, nos saldrá más baratos y, desde luego, más respetuosos con el medio ambiente.

En este artículo te explicamos cuánto puedes llegar a ahorrar en un plazo de diez años si optas por uno de estos electrodomésticos.

¿Qué son los electrodomésticos A+++?

Los electrodomésticos A+++ corresponden a una clasificación dentro de la escala de consumo de energía de la Unión Europea. Esta escala oscila desde la D hasta la A+++, siendo la categoría D la que ofrece menos eficiencia energética y la categoría A+++ la que más. Si adquirimos electrodomésticos A+++ estamos consumiendo menos energía para realizar las mismas funciones, lo que supone un ahorro para el hogar y al mismo tiempo un guiño al planeta.

Los orígenes de la categoría A+++

Es importante tener en cuenta que cuando se creó la escala de consumo de energía para los electrodomésticos. Esta contaba con categorías que se clasificaban de la A a la G.

Sin embargo, la rápida fabricación de electrodomésticos cada vez más eficientes, hizo que aquellos de mayor consumo desaparecieran del mercado y esto explica por qué en la actualidad difícilmente podemos encontrar aparatos que lleven una etiqueta con las letras que van de la E a la G. En el otro extremo, los nuevos electrodomésticos que se fabrican tienen una eficiencia energética superior a la categoría A, que inicialmente era máxima y, por eso, surgió la necesidad de añadir el signo”+” a medida que el electrodoméstico era más eficiente.

Reparamos tus electrodomésticos
Reparamos tus electrodomésticos

Si eres cliente del seguro de hogar de NorteHispana dispones de un servicio gratuito de reparación de electrodomésticos. Incluye desplazamiento y 3 horas de mano de obra.

Más información

El futuro de la categoría A+++

¿Se va a mantener esta nomenclatura? La respuesta es no, a partir de este año 2020 se va a iniciar una reestructuración dictada por la Comisión Europea. De este modo, está previsto que todos los electrodomésticos estén actualizados con una nueva nomenclatura en 2030. En la nueva escala van a desaparecer las letras A+, A++ y A+++ y se va a regresar a la nomenclatura original de la A a la G. Así, los electrodomésticos que lleven la letra A en su etiqueta serán de nuevo los más eficientes.

¿Cómo medir la eficiencia energética de tus electrodomésticos?

La eficiencia energética de los electrodomésticos es una característica que deberías tener en cuenta la próxima vez que vayas a comprar uno con el objetivo de ahorrar dinero y energía en el hogar. Si, antes de comprar un electrodoméstico, sabemos comparar las diferentes ofertas del mercado, según su eficiencia energética, podremos elegir el que mayor ahorro de energía eléctrica suponga en igualdad de condiciones. Veamos en qué se diferencian las diferentes categorías que nos podemos encontrar, teniendo en cuenta la nomenclatura actual:

Electrodomésticos A+++

El consumo de los electrodomésticos que llevan la etiqueta A+++ es el más bajo posible, realizando determinadas funciones.

Son de color verde oscuro y consumen menos del 25%
de lo que consumiría uno electrodoméstico de clase D

Los puedes distinguir por el color verde oscuro de su etiqueta y consumen menos del 25% de lo que consumiría un electrodoméstico de clase D. Este grupo de electrodomésticos tiene otras variantes:

  • Electrodomésticos con etiqueta A++, de color verde intermedio, indicando que su consumo es menor que el 30% del consumo total de un electrodoméstico de clase D
  • Electrodomésticos A+, de un color verde pálido, que consumen entre el 30 y el 42%, con respecto al consumo de uno de clase D.

Por lo tanto, adquirir estos aparatos nos permitirá el mayor ahorro de luz en la factura. Es importante tener presente que suelen tener un precio superior al habitual, una cantidad que compensa enormemente con el ahorro que nos va a suponer durante su uso.

Electrodomésticos A y B

Este segundo grupo de electrodomésticos se distingue por una etiqueta de color amarillo que nos está indicando un consumo medio que puede oscilar entre el 42% y el 55% del consumo total habitual de un electrodoméstico de clase D. Y, junto a ellos, se agrupan los electrodomésticos que tienen una etiqueta B de color anaranjado. La eficiencia de estos últimos es moderada y su consumo puede variar entre el 55% y el 75% con respecto a un electrodoméstico de clase D.

Electrodomésticos C y D

La etiqueta C, de color naranja intenso nos está avisando de que el consumo del electrodoméstico que la lleva tiene un consumo de entre el 75% y el 90% del correspondiente al total de uno de clase D. Y, en este grupo también están incluidos aquellos que llevan una etiqueta roja con la letra D, que corresponde al consumo más elevado dentro de la clasificación, que es de entre el 90% y el 100%.

Pero, ¿cuánta diferencia económica hay entre el ahorro de luz de un electrodoméstico con etiqueta A+++ y otro que no la tiene? Si comparamos el consumo de los electrodomésticos con mayor eficiencia energética con los de clase A+ y con los más tradicionales de clase B, nos damos cuenta de que el ahorro anual por cada aparato puede llegar en algunos casos a los 75 euros. ¿Podemos incrementar aún más este ahorro? En el siguiente apartado te explicamos cómo.

Métodos de ahorro energético en casa con electrodomésticos A+++

Existen multitud de formas para ahorrar en el hogar: aprovechar las horas de luz,usar ropa de abrigo o evitar las compras compulsivas son algunos ejemplos. Y, en esta ocasión, nos vamos a centrar en cómo ahorrar parte de la energía que consumen los electrodomésticos.

Siempre es importante que consideremos la inversión en un electrodoméstico A+++ por el ahorro de energético en casa que nos puede representar a medio y largo plazo. Vamos a ver algunos ejemplos, calculando el consumo anual. Si además aplicamos algunos trucos, podemos ahorrar aún más al cabo del año.

Frigoríficos A+++

Una nevera A+++ tiene un consumo muy inferior al de las demás clases de frigoríficos. Si adquieres una de ellas, puedes ahorrar entre 35,67 y 89,50 € de media al año con respecto a tu antiguo frigorífico, dependiendo de la antigüedad de este último y de la clase que fuera, de acuerdo con los datos de la Asociación Nacional de Fabricantes e
Importadores de electrodomésticos (ANFEL). ¿Cómo podemos ahorrar aún más con frigoríficos A+++?

  • Si además mantenemos la puerta del frigorífico cerrada el mayor tiempo posible, mejoraremos considerablemente el ahorro energético en el hogar.
  • Puedes optimizar el frío es sacando con tiempo suficiente los alimentos que queramos descongelar. Si los dejamos en una bandeja del frigorífico se descongelarán lentamente y el frío que desprenden ayuda en la tarea de enfriar a nuestro electrodoméstico.
  • En esta línea, evita meter los alimentos calientes en el frigorífico. Por el contrario, el frigorífico necesitará mucha más energía para enfriarlos.

Lavavajillas A+++

Un lavavajillas A+++ consume entre 24,95 y 61,54 € menos al año de media con respecto a otros lavavajillas, dependiendo de su antigüedad y categoría, según ANFEL. Además, podemos incrementar el ahorro si procuramos llenar por completo el lavavajillas y poner un programa acorde con la suciedad y la cantidad de cacharros que metamos.

Lavadora A+++

En el caso del consumo de una lavadora A+++, el ahorro anual puede oscilar entre los 23,87 y los 59,63 € de media, tal como indica ANFEL y tomando como referencia otras lavadoras, fijándonos en su antigüedad y etiqueta energética. Pero, ¿cómo ahorrar energía eléctrica con nuestra lavadora?

Al igual que ocurre con el lavavajillas, debemos procurar que el tambor esté totalmente lleno (sin superar el límite de kilos que soporte), pero además podemos seguir ahorrando luz si sacamos la ropa inmediatamente después de cada lavado. Ya que el solo hecho de dejar cualquier electrodoméstico encendido, aunque no esté funcionando, supone un gasto, es lo que se conoce como consumo energético fantasma.

Secadora A+++

Finalmente, la secadora es uno de los electrodomésticos con un ahorro más llamativo. Su versión A+++ puede suponerte un ahorro de entre 77,05 y 128,66 € al año de media, según ANFEL, si la renuevas y la comparas con tu antigua secadora dependiendo de su antigüedad y su etiqueta energética.

Si quieres optimizar el ahorro energético de tu secadora, procura no meter prendas lavadas a mano directamente, ya que tu electrodoméstico se esforzará mucho más para secarlas. Si tienes prisa por secarlas primero escúrrelas bien y cuélgalas unos minutos en la ducha hasta que dejen de gotear para después introducirlas en la secadora.

Suscríbete a nuestra newsletter

¿Quieres recibir más consejos y novedades en tu email?

Conclusiones

En definitiva, la suma del ahorro en todos los electrodomésticos del hogar podría ser llegar hasta unos 339,33 € al año de media, si eliges aquellos que incluyan la etiqueta A+++, indicador de la más alta eficiencia energética.

Esta cantidad podría ser incluso mayor si aplicas los consejos de ahorro energético que te hemos ofrecido para cada tipo de electrodoméstico. Recuerda que, a partir de este año, el electrodoméstico que compres podría contar con una etiqueta adaptada a la nueva escala marcada por la Comisión Europea. Si te encuentras con un electrodoméstico que incluya la etiqueta A, por ejemplo, lo ideal es que le preguntes al vendedor si esta denominación se corresponde con la nueva nomenclatura o con la antigua.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

1 + 12 =