Cómo colgar cuadros sin clavos

¿Te ha gustado este artículo?
Puntuación: 5 basado en 3 valoraciones

Como colgar cuadros sin clavos

Cuadros, apliques, espejos, pequeñas baldas y otros detalles para la pared pueden poner el toque final a la decoración de tu casa. Pero cuando está todo casi perfecto, hacer agujeros supone un engorro: ruido, suciedad y la necesidad de una mano hábil que se atreva a usar la taladradora para hacer agujeros.

A partir de ahora, poner la guinda decorativa a tu casa será mucho más sencillo. En este post te explicamos todo lo que necesitas saber para colgar cuadros sin clavos.

Adiós al taco y la escarpia

¿Qué broca tengo que poner en la taladradora para hacer el agujero que quiero? ¿Aguantará el cuadro con este tamaño de taco? Y, ¿qué escarpia es la que le corresponde?

Con las alternativas que indicamos a continuación, las preguntas anteriores dejarán de tener importancia. Colgar cuadros sin agujeros es posible gracias al abanico de posibilidades que hoy podemos encontrar en el mundo del bricolaje:

  • Cuelga-fácil: Se trata de unos pequeños tacos de plástico que tienen forma de gancho. En el centro llevan un clavo del grosor de una chincheta. ¿Cómo colgar clavos sin hacer agujeros? Solo necesitas un martillo para ayudarte a introducir ese pequeño clavito en la pared. Una vez que hayas dado este paso, el taco queda inmóvil, preparado para aguantar el cuadro. A menudo con dos es suficiente para las proporciones de elementos decorativos en la pared.
  • Colgadores: Suelen ser de plástico o de metal y son bastante conocidos y accesibles. Llevan una esponjita que se adhiere a la superficie con un nivel de dificultad mínimo. Los hay de diferentes tamaños y pueden encontrarse en cualquier bazar de utensilios para el hogar. Aguantan menos peso que los anteriores, pero tiene la ventaja de poder colocarse sobre el azulejo de cocinas y cuartos de baño.
  • Adhesivos: Las tiras adhesivas para colgar cuadros son una alternativa estupenda. También son conocidas como “cinta de doble cara”. Aguantan un peso considerable y se adaptan a cualquier longitud. Se coloca una parte a lo largo del marco y la otra se pega en la pared. Un sistema muy similar es el velcro para colgar cuadros.

Las ventajas de colgar cuadros sin taladrar

Tal como hemos mencionado, colgar cuadros sin taladrar es mucho más fácil. No es necesario tener grandes nociones sobre cómo colgar un cuadro para añadir tantos elementos decorativos en la pared como desees.

Pero no es la única ventaja, también supone cuidar el estado de la pared. Puede que un agujero no parezca mucho, pero a lo largo de la vida de un hogar se pueden llegar a hacer muchos y, si alguna vez decides pintar la casa, cambiar la decoración o incluso hacer una reforma en la vivienda, si hay demasiados agujeros, tendrás que hacer las reparaciones oportunas.

Además, si te equivocas al hacer un agujero tendrás que recurrir a masillas para taparlo y volver a pintar encima. El problema puede adquirir mayores dimensiones si realizamos un agujero por error sobre un azulejo.

Si aun así necesitas realizar alguna pequeña obra para dejar perfecto tu casa y no tienes tiempo para realizarlas por tu cuenta, consulta a tu seguro de hogar por si tienen el servicio manitas a domicilio, una cobertura que cubren diferentes seguros de hogares, como es el caso de NorteHispana. Deja que tu aseguradora se encargue de todo para que puedas disfrutar del hogar al 100%.

Suscríbete a nuestra newsletter

¿Quieres recibir más consejos y novedades en tu email?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *