Cómo controlar la ansiedad por comer dulces

Ansiedad por comer dulce

Día tras día te ves en la necesidad de comer productos con azúcar. Si sufres de ansiedad por comer dulce (o dulces) debes saber que es algo más común de lo que te puedes pensar y que tiene solución. Gran parte de ella reside en tu fuerza de voluntad: con motivación, ganas y siguiendo algunos consejos verás cómo mejora tu salud y también tu carácter. Desde NorteHispana te aportamos esos pequeños consejos para controlar la ansiedad por comer dulce.

8 consejos para controlar la ansiedad por comer dulce

El secreto para sentirse bien con los demás es empezar por uno mismo. Lo primero es decidirte a cambiar tus hábitos y poner de tu parte para lograrlo. Con estos ocho consejos sabrás cómo dejar de comer dulces y chocolate de manera descontrolada.

El desayuno

Es la comida más importante del día. Debes evitar comer dulces en esta primera ingesta ya que lo único que lograrás es aumentar tus niveles de ansiedad a lo largo del día. Consume alimentos de digestión lenta: fibra, proteínas y carbohidratos integrales son algunas opciones a incluir en el desayuno. Estos tipos de alimentos están compuestos de moléculas complejas que necesitan de una acción prolongada y persistente, lo cual alarga la sensación de estar saciado.

Ocupa tu tiempo

Es necesario ocupar la mente para evitar pensar en comer. Queda con alguien, empieza un proyecto que tenías pendiente o haz algo que te guste. ¡El aburrimiento es tu peor enemigo!

Evita la tentación

Debes alejarte de lugares donde tengas muy a mano el azúcar. Esto es fundamental sobre todo al principio ya que es muy fácil caer en la tentación. Para ello una opción es reorganizar los armarios de la cocina y alejarte o esconderte, en la medida de lo posible, aquellos alimentos que te resulten tentadores.

Toma más agua

Muchas veces confundimos el hambre con la sed. Por lo que mantenernos hidratados reducirá el ansia por el azúcar. Cuando estés fuera de las horas de comida y te entre la ansiedad, bebe primero uno o dos vasos de agua antes de optar por ingerir algún tipo de dulce.

Aprende a comprar

Hazte una lista de lo que debes comprar y así evitarás caer en los mismos errores. Procura evitar ir de compras cuando tengas hambre, está demostrado que compramos más, y alimentos poco saludables.

La importancia del ejercicio

Lo mejor es empezar con una rutina suave para comenzar a quemar las grasas acumuladas por los dulces. La idea es que la proporción de ejercicios sea superior a la de la ingesta, comamos lo que comamos.

Ante el antojo, fruta

Las ansias por comer no van a desaparecer de un día para otro. Tienes que buscar un sustituto que te ayude a llevarlo de la mejor manera posible. La fruta es una alternativa perfecta, ya que viene con otros beneficios como minerales, fibra y vitaminas, esto sin duda es una mejor opción frente a las molécula vacías de, por ejemplo, una tarta de chocolate.

No dejes de comer

Es fundamental que no te saltes ninguna comida. Haz una dieta equilibrada y come una onza de chocolate negro como recompensa, por ejemplo. Debes saber que puedes tomar azúcares, pero en su justa medida y si son azúcares presente de manera natural en los alimentos, mucho mejor (no los añadas).

Desde NorteHispana queremos que disfrutes de la vida de la manera más saludable posible. Eliminar la ansiedad es clave para una mejor dieta. Y es que muchas veces el hambre no se distingue de la ansiedad por comer. ¡Y apuesta por una vida más saludable!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *