¿Cómo superar la muerte de tu perro? Consejos para el duelo

¿Te ha gustado este artículo?
Puntuación: 0 basado en 0 valoraciones
consejos para superar la muerte de un perro
  • Cuando llegue el inevitable momento en que tengas que despedirte de tu perro, la mejor opción es acudir al servicio de cuidados para mascotas.
  • Los niños y los ancianos suelen ser los más afectados por la muerte de una mascota.
  • Este periodo suele durar alrededor de un año, si se prolongara mucho más, puede que necesites ayuda profesional para superar la pérdida.
Última actualización: 25-08-2020

Con el paso de los años, las mascotas se convierten en nuestros mejores amigos y en un miembro más de nuestras familias. Al respecto, destacan especialmente los perros, que pueden acompañarnos durante mucho tiempo si cuidamos de su salud como merecen. Con una asistencia adecuada, puedes llegar a disfrutar del amor incondicional de tu perro durante cerca de 15 años. Y, por esta misma razón, cuando llegue el inevitable momento en que tengas que despedirte de tu perro, la mejor opción es acudir al servicio de cuidados para mascotas a través de tu seguro de decesos.

Sin embargo, el fallecimiento puede convertirse en una verdadera tragedia para quienes conviven con ellos. En las siguientes líneas te explicamos cómo superar la muerte de tu perro y guardarle un bonito recuerdo.

¿Cómo superar la pérdida de tu mascota?

A la tristeza suele acompañarle un sentimiento de culpabilidad por no haber estado suficiente tiempo con nuestro perro.

Cuando perdemos a nuestra mascota, experimentamos emociones complejas que no siempre son fáciles de sobrellevar. A la tristeza suele acompañarle un sentimiento de culpabilidad por no haber estado suficiente tiempo con nuestro perro. Para muchas personas, las mascotas son parte de nuestra familia. Y al igual que ocurre con la pérdida de un familiar o amigo, asumir su fallecimiento representa pasar por un periodo de duelo.

Fases del duelo cuando muere una mascota

Cuando muere un ser querido, necesitamos tiempo para aceptar su pérdida y seguir adelante con su ausencia. Una situación muy parecida ocurre cuando fallece una mascota que ha convivido con nosotros durante años.

  • Negación

    La primera fase del duelo es la negación ante la muerte, que se produce al no querer aceptar que la ausencia es definitiva. Durante esta etapa es aconsejable asumir la realidad y no ocultar el dolor ante nuestros familiares y amigos.

  • Rabia

    Cuando ya hemos aceptado que el perro se ha ido para siempre, es habitual sentir rabia y enfado ante lo sucedido. La frustración y el resentimiento son otros sentimientos asociados a esta segunda fase de duelo. En este punto, podemos intentar buscar responsables de la muerte del animal, culpándonos incluso a nosotros mismos.

  • Negociación

    En esta etapa podemos establecer un diálogo con nosotros mismos para fantasear con la idea de que, si las cosas hubieran sucedido de otra manera, tal vez tendríamos a nuestro perro todavía con nosotros. En esta fase, solemos pensar en fuerzas sobrenaturales que han intervenido para que ocurra el triste desenlace, imaginar un paraíso donde nuestro perro es feliz o consolarnos con la figura de Dios si somos creyentes.

  • Depresión

    En este momento nos podemos sentir angustiados y afligidos por la situación. Dejamos de fantasear con lugares y seres divinos para volver a la realidad y darnos cuenta de que debemos seguir viviendo sin nuestro mejor amigo para siempre. Estos pensamientos nos pueden sumir en una tristeza profunda. Se trata de una etapa que forma parte del proceso normal de duelo, pero que si se prolonga demasiado en el tiempo puede llegar a requerir tratamiento profesional.

  • Aceptación

    La aceptación es la fase final del duelo. El punto en el que aprendemos a vivir sin nuestra mascota, aceptando que la vida debe seguir. El tiempo va extinguiendo poco a poco ese dolor profundo que hemos sentido, la mente se agota después de tanto sufrimiento y es entonces cuando nos sentimos capaces de llevar una vida normal. El duelo termina con la superación de la muerte de nuestro perro.

Los más afectados en el duelo por la muerte de una mascota

No todas las personas se sienten preparadas para superar la muerte de una mascota y tener un nuevo animal. Algunos dueños pueden sentir síntomas como apatía, poca energía, trastornos del sueño o de la alimentación. Incluso pueden tener problemas con su pareja durante la fase del duelo.

Los niños y los ancianos suelen ser los más afectados. Hay que tener en cuenta que son los miembros de la familia que pueden establecer una relación muy estrecha con el animal que vive en la casa, por lo tanto necesitarán del mayor apoyo para superar el golpe.

Protege a tu mascota
Protege a tu mascota

Con tu seguro de decesos podrás disfrutar de consultas veterinarias para tu mascota gratuitas y con descuentos

Más información

Consejos para sobrellevar la ausencia

Si aun sabiendo que superar la muerte del animal es un proceso que tiene sus etapas o si crees que el duelo se ha prolongado demasiado en el tiempo y no sabes cómo superar la pérdida de tu perro, a continuación te dejamos algunos consejos que pueden ayudarte a llevar mejor esa ausencia:

  • Despídete de tu mascota si lo crees necesario. Recuerda que en España no es legal enterrar a tu perro en una finca de tu propiedad, por ejemplo, pero existen cementerios de animales donde puedes darle una sepultura y dedicarle la despedida que tú consideres.
  • Quizás te puedes sentir tentado a adoptar un nuevo perro, pero te aconsejamos dejar esta idea para más adelante hasta que no hayas superado la pérdida de tu viejo amigo. Ten en cuenta que los perros tienen su propia personalidad y si traes una nueva mascota a casa, jamás sustituirá a la que ya tenías. Habrá tiempo de tener otro animal cuando verdaderamente estés preparado.
  • Es conveniente sustituir las rutinas de cuidado de la mascota por otra actividad, como por ejemplo, el ejercicio físico. Probablemente salías a pasear con tu perro varias veces al día y sientas la necesidad de continuar saliendo a la calle en horas determinadas. No te prives y toma un poco de aire cuando sientas esa necesidad. Una excelente idea es realizar alguna actividad similar como montar en bicicleta o hacer un poco de running.
  • No le des demasiada importancia a ciertos comentarios. Puede que te sientas incomprendido por parte de aquellas personas que no han tenido nunca un perro. Piensa que es difícil que entiendan tu situación, así que no merece la pena que te enfades con ellos. Simplemente rodéate de las personas de confianza que verdaderamente te puedan dar alivio en estos momentos.
  • Es recomendable hablar con otras personas que hayan pasado anteriormente por la misma situación. Pero si realmente el sentimiento de tristeza persiste a lo largo del tiempo, lo más adecuado es hablar con un especialista que nos ayude a superar la situación.
  • Si hay niños en casa, te aconsejamos que les cuentes la verdad con tacto, utilizando el vocabulario adecuado. Por ejemplo, no es buena idea decirles que “se ha ido”, pues así quizás vivan con la esperanza de que un día aparecerá de nuevo en casa. Una vez conozcan la noticia, invítales a expresarse y a mostrar sus sentimientos.

Suscríbete a nuestra newsletter

¿Quieres recibir más consejos y novedades en tu email?

Superar la ausencia de un miembro más de la familia

No es extraño que el proceso para superar la muerte de un perro se asemeje al duelo que vivimos cuando perdemos a una persona cercana. Al fin y al cabo, se trata de un amigo que tarde o temprano pasa a formar parte de nuestra propia familia y lo sentimos como tal. Puede que haya personas que no lo entiendan, pero lo cierto es que hay muchas personas que comparten este sentimiento y debe considerarse un dolor muy serio.

Si te encuentras en esta situación, te recomendamos tratar de identificar en qué fase del duelo te encuentras para vislumbrar con más facilidad el momento en que empezarás a sentirte mejor. Además, siguiendo los consejos que te hemos indicado podrás sobrellevar el duelo mejor e incluso reducirlo en el tiempo. Este periodo suele durar alrededor de un año, si se prolongara mucho más, puede que necesites ayuda profesional para superar la pérdida, como los servicios de asesoramiento psicológico, que te pueden beneficiar a través de tu seguro de decesos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

siete + veinte =