Consejos para el ahorro de las familias

¿Te ha gustado este artículo?
Puntuación: 0 basado en 0 valoraciones

¿Puedes ahorrar en los gastos familiares?

 

¿Qué familia puede ahorrar hoy en día? La situación económica actual hace que, incluso con un solo hijo, sea muy difícil apartar una cantidad de dinero cada mes para hacer un pequeño colchón cara a posibles gastos inesperados. De todos modos, es importante que lo intentemos, y para ello nada mejor que establecer unas pautas básicas de ahorro.

La organización, la clave

No podemos ahorrar si no somos capaces de establecer una planificación previa de nuestros gastos. No es fácil, pero si nos acostumbramos a prevenir las necesidades que deberemos cubrir para garantizar el bienestar de nuestra familia, tendremos tiempo para encontrar la opción más barata. ¿Un ejemplo de ahorro gracias a la previsión? Sin duda, el precio de los  billetes de transportes públicos. Si compramos con antelación un pasaje de avión, nos saldrá mucho más barato.

Buscar en Internet

Internet es una gran fuente de información, que podemos aprovechar para mejorar nuestra capacidad de ahorro. Dedicar un tiempo a investigar en la Red se convertirá en una de las mejores inversiones que podemos hacer, ya que nos dará la oportunidad de encontrar verdaderas gangas.

Una actitud positiva para el ahorro de las familias

¿Podemos ahorrar aun más? Por supuesto. Navegar por Internet en busca de ofertas de un determinado producto o servicio puede salirnos mucho más rentable si mantenemos unan actitud abierta y flexible frente a los descuentos que podamos encontrarnos. No tener miedo a cambiar de marca y probar un producto que no usamos habitualmente, pero que tiene las mismas características, nos dará la oportunidad de ahorrar una buena cantidad de dinero.

 Además, es muy importante que todos los miembros de la familia se conciencien de la necesidad de ahorrar, tanto niños como adultos.  Todos debemos tener claro que estamos viviendo en una situación de crisis importante y que, por lo tanto, es imprescindible que recortemos gastos para poder invertir nuestro dinero en cubrir nuestras necesidades primordiales. Esto incluye ir de excursión o a la playa llevándonos la comida, y evitar tomar algo en un bar cuando salimos de paseo.

Finalmente, recurrir a una hucha tradicional – el típico cerdito que teníamos de pequeños para ahorrar nuestra paga – nos permitirá tener siempre visible la necesidad de apartar algo de dinero del efectivo que manejamos habitualmente. ¡Cualquier pequeña aportación es buena para empezar con el ahorro de las familias!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *