¿Por qué mi hijo no quiere comer? Consejos de educación alimentaria que debes de poner en práctica ya

¿Te ha gustado este artículo?
Puntuación: 5 basado en 1 valoraciones

educación alimentaria

La educación alimentaria es imprescindible para conseguir que tus hijos adquieran los hábitos correctos a la hora de comer. Como los adultos, cada niño tiene sus propios gustos y preferencias, pero es necesario (¡y posible!) no solo estimularlos para que tengan una dieta más rica y variada sino para que tengan una relación sana con la comida.

En este artículo te damos las claves para entender en qué consiste la educación alimentaria y cómo puedes aplicarla en tu día a día con los más pequeños de la casa.

Educar a los hijos para saber estar en la mesa

Enseñar a comer a nuestros hijos siguiendo un comportamiento adecuado no es tarea fácil: incluso los mayores tenemos dificultades para adoptar actitudes más positivas en relación con la comida y averiguar cómo comer sano todos los días. Por eso, el primer paso para ayudar a los hijos a tener una relación más sana con la alimentación es incorporar hábitos más saludables a nuestra propia vida, como el mindful eating.

A pesar de ello, es inevitable encontrarse con obstáculos: especialmente cuando son pequeños, tienden a comportarse de manera más impulsiva y pueden hacernos perder la paciencia. En esos casos, es importante conservar la calma y no cometer alguno de los siguientes errores:

Errores que cometemos a la hora de que nuestros hijos coman

  • Utilizar distracciones: No es buena idea intentar que el niño esté quieto poniéndole la televisión o dejando que juegue mientras come. El objetivo es conseguir que disfrute de la comida, por lo que es importante ayudarle a disfrutar del momento de la comida.
  • Chantajear o amenazar: Es habitual tratar de convencer a nuestros hijos ofreciéndoles una recompensa o amenazándoles con un castigo (ya sean otros alimentos que le gustan o actividades de entretenimiento). Sin embargo, eso solo hará que acabe odiando la comida o que nos reclame un premio si se ha portado bien.
  • No atender a los modales: A menudo nos importa más que coma lo que debe, independientemente de lo bien que se comporte. Es importante actuar como ejemplo y enseñarle a valorar estar en compañía de su familia.

Ante todo, lo más importante es tener paciencia y enseñar a nuestro hijo a disfrutar de la comida como un momento social. Somos sus modelos de conducta, por lo que si nosotros mismos tenemos buenas costumbres, ellos acabarán incorporándolas a su propia rutina alimentaria.

¿Por qué mi hijo no quiere comer de todo?

Si los problemas durante la comida se dan porque tu hijo no quiere comer de todo, también es posible que estés cometiendo algún tipo de error. Debes tener en cuenta que introducir un nuevo alimento puede llevar más de diez intentos, y forzarle a comer puede ser contraproducente para conseguir que realmente lo disfrute.

  • La mejor manera de enseñarle cómo comer de todo es hacer ciertas concesiones, siempre con límites claros. Si, por ejemplo, le gusta mucho un alimento concreto y es saludable, puedes permitir que repita, mientras le ofreces alternativas y otros alimentos de los que debe comer al menos un poco.
  • Si, por el contrario, el problema es que no acepta nada de lo que hay en la mesa y se declara “en huelga”, pon un límite de tiempo y mantente firme: si no come lo que está preparado, no podrá comer hasta la cena. Eso sí, ten fruta, pan y otras alternativas para que pueda escoger.

Confía en un nutricionista

Todos queremos que nuestros hijos lleven una dieta completa y nutritiva. La clave para conseguirlo es la paciencia y la planificación y para ello el batch cooking será tu mejor aliado.

También es importante ser flexible, pero asegurándote de que tu hijo consume los alimentos necesarios para mantenerse sano. Presta atención a su estado de salud y observa qué necesita incorporar a su dieta. Para ello, puedes contar con la ayuda de un nutricionista como el del servicio de Bienestar y Salud de NorteHispana Seguros, que estudiará sus hábitos alimentarios y te ayudará a crear una dieta más saludable para tu hijo.

¿Quieres cuidar tu alimentación?
¿Quieres cuidar tu alimentación?

Bienestar y Salud, la cobertura médica de nuestro Seguro de decesos familiar, incluye 1 consulta al año con un nutricionista reembolsable al 100%

Más información

Suscríbete a nuestra newsletter

¿Quieres recibir más consejos y novedades en tu email?

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *