Consejos para superar con éxito la cuesta de enero

¿Te ha gustado este artículo?
Puntuación: 0 basado en 0 valoraciones

Después de los gastos de Navidad, llega la cuesta de enero

 

Las fiestas de Navidad suelen venir acompañadas de más gastos de los esperados en un principio y a este consumo extraordinario hay que sumar que a principios de año se incrementa el precio de numerosos productos. Como consecuencia, la situación económica en muchos hogares puede verse comprometida en comparación con otros meses del año y esto es lo que se conoce como cuesta de enero.

Consejos para evitar que la economía familiar se resienta

Superada la Navidad, es importante que analicemos al detalle nuestros gastos e ingresos. De esta manera, podremos elaborar un presupuesto familiar que se adecue a nuestras necesidades reales por orden de prioridad. De igual modo, nos servirá para darnos cuenta de los gastos que podemos afrontar enseguida, y los que debemos dejar para más adelante.

De este análisis también extraerás otra conclusión fundamental: los gastos innecesarios que afectan a tu presupuesto negativamente, y de los que deberás prescindir. Una decisión que no siempre resulta fácil de tomar en un mes que también está marcado por el inicio de las rebajas. Por tanto, implicar a todos los miembros de la familia en estas decisiones te ayudará a que resulten más efectivas.

La necesidad de un consumo responsable

Evidentemente, hay gastos de un hogar que es imposible recortar y que además en estos meses tienden a subir, como son las facturas de la luz o el gas. De todos modos, incluso en estos casos puedes aplicar medidas para reducir su consumo, como el uso de bombillas de bajo consumo y optimizar tu hogar para evitar la pérdida de calor.

Un buen consejo para ser realmente consciente de lo que gastas y no perder el norte en el ahorro es optar por dejar la tarjeta de crédito en casa. Tener en la mano el dinero en efectivo con el que pagar por un producto o servicio ayuda a visualizar su verdadero coste y a llevar un mejor control. Además, comparar precios en Internet antes de la compra física también nos ayudará a escoger dónde podemos comprar para ahorrar.

En definitiva, comprar pensando en lo que hacemos nos resultará de gran ayuda a la hora de intentar superar la cuesta de enero sin comprometer nuestro presupuesto familiar de cara a los próximos meses.

Suscríbete a nuestra newsletter

¿Quieres recibir más consejos y novedades en tu email?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

quince − 2 =