El coste de rechazar una herencia ¿Sabes lo que supone?

¿Te ha gustado este artículo?
Puntuación: 5 basado en 1 valoraciones

particion-de-una-herencia

¿Puedes rechazar una herencia?

Al morir un familiar, no solamente debemos enfrentarnos a la tristeza que nos genera su ausencia. También tenemos que pasar por el duro trance de solucionar diversos trámites burocráticos, que acaban siendo muy dolorosos y complicados en numerosas ocasiones. Uno de los más importantes es la resolución de la herencia. Asumir este legado patrimonial puede costarnos mucho a nivel económico y emocional, tanto que muchas personas se plantean incluso la idea de renunciar a su herencia.

Los motivos para renunciar a una herencia

Si se nos notifica que somos beneficiarios de una herencia, es importante que tengamos claro que no tenemos porqué aceptarla obligatoriamente. De hecho, hay diversas circunstancias que pueden hacer aconsejable este renuncio.

Heredamos los bienes, pero también las deudas. Este es uno de los principales motivos para que evitemos aceptar una herencia. Hay que tener en cuenta que el artículo 39 de la Ley General Tributaria marca que la Agencia Tributaria puede reclamar las deudas de un fallecido a sus sucesores.

En  realidad, cualquier herencia que no nos resulte rentable es susceptible de renuncia. Así, si la hipoteca de una vivienda es superior a su valor es recomendable que se calcule al detalle si merece la pena aceptar el legado. Además, también merece la pena calcular cuánto deberemos pagar en concepto de impuesto de sucesiones y donaciones, una tasa que en determinadas circunstancias puede ser muy cara.

¿Cómo rechazar una herencia?

Si decidimos rechazar una herencia, deberemos hacerlo de  forma expresa mediante una escritura pública ante notario. Este trámite tiene un coste aproximado de unos 100 euros, y debemos ser conscientes de que no tiene opción de anulación. Si renunciamos a una herencia, lo hacemos por completo y sin posibilidad de vuelta atrás.

Antes de llegar  a la renuncia total de la herencia, podemos valorar la posibilidad de aceptarla con beneficio de inventario. Esto implica tomar la herencia, pero a condición de costear deudas e impuestos con el patrimonio de la misma. Este trámite también se realiza ante notario y tiene un coste, pero en determinados casos puede ser una opción muy recomendable, ya que evita poner en riesgo el patrimonio del heredero.

Suscríbete a nuestra newsletter

¿Quieres recibir más consejos y novedades en tu email?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

tres × uno =