¿Cómo crear un presupuesto mensual para el ahorro?

¿Te ha gustado este artículo?
Puntuación: 0 basado en 0 valoraciones

El presupuesto mensual, el mejor aliado para tu economía doméstica

Descubre cómo hacer un presupuesto mensual

¿Consigues ahorrar cada mes? Realmente, hoy en día es una tarea ardua lograr apartar algo de dinero a final de mes. Precisamente por esta razón, es importante que aprendamos a hacer un presupuesto mensual que nos permita ahorrar.

Un presupuesto se convertirá en nuestro mejor aliado para controlar la economía familiar, ya que nos permitirá saber en qué gastamos el dinero, priorizar los gastos más importantes y eliminar progresivamente las deudas. Además, apartar algo de dinero cada mes nos ayuda a afrontar cualquier problema futuro con mayores garantías de tranquilidad.

¿Cómo hacer un presupuesto mensual?

Para calcular el presupuesto de nuestra familia debemos seguir los siguientes pasos:

  1. Calcular la totalidad de ingresos familiares, incluyendo los profesionales y financieros, las pensiones y posibles subvenciones que reciban cada uno de los miembros del hogar.
  2. Evaluar todos los gastos, desde las pequeñas salidas de dinero a los desembolsos fijos como el alquiler o la hipoteca de la vivienda. Hay que tener en cuenta que algunos gastos, como la comida, nos costará evaluarlos con cifras exactas, pero debemos intentar ajustarnos lo máximo posible a la realidad.
  3. Reducir gastos hasta ajustarlos con los ingresos. Se recomienda que los gastos nunca pueden ser más del 90% del dinero que recibimos, para que podamos ahorrar como mínimo esta cantidad o dedicarla a sanear deudas. Es importante reducir los gastos discrecionales, es decir, todos aquellos que no son necesarios para la supervivencia, como el ocio, el tabaco o comer fuera de casa.
  4. Seleccionar el método de ahorro. Una buena opción puede ser sacar de la cuenta bancario el dinero dedicado  a los gastos variables de cada mes y repartirlo en diversos sobres, incluido uno dedicado al ahorro.

Por supuesto, este presupuesto siempre debe irse ajustando conforme a los errores que se detecten al principio de implantarlo. Nunca podemos darnos por rendidos a las primeras de cambio, ya que algunos meses son más propicios a algunos gastos que otros. La clave está en que sepamos controlar nuestros dispendios mes a mes.

Suscríbete a nuestra newsletter

¿Quieres recibir más consejos y novedades en tu email?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

3 + 4 =