¿Qué hacer si sufrimos un corte?

¿Te ha gustado este artículo?
Puntuación: 5 basado en 2 valoraciones

cómo curar una herida abierta

Sufrir cortes en las manos es uno de los accidentes más comunes en el hogar. La mayoría de las veces suceden en la cocina ; por ejemplo, mientras se trocean verduras con un cuchillo y, por lo general, suelen ser rasguños superficiales. Sin embargo, en ocasiones pueden ser percances bastante serios que requieren seguir unos pasos básicos en el cuidado de heridas.

Algunos cortes tienen incluso nombre propio, como «la mano de aguacate». Este se caracteriza por una herida que atraviesa el centro de la palma de la mano; sucede cuando el cuchillo resbala en el momento de hacer presión para quitar el grano. Si hay un corte de tendones puede requerir intervención quirúrgica. En cualquier caso, es importante reconocer la gravedad de la lesión y actuar en consecuencia.

¿Cómo curar una herida abierta?

En primer lugar, es importante evaluar la profundidad del corte. Si no es demasiado profundo, será suficiente con el botiquín de primeros auxilios de casa y saber cómo curar una herida abierta. En este caso, lo siguiente será limpiar la zona con agua del grifo y desinfectarla con yodo o con agua oxigenada.

Los cortes suelen generar sangre más o menos abundante, incluso si son superficiales. Si la herida es pequeña, puedes cortar la hemorragia presionando con un trozo de algodón; y, seguidamente, dejarla al descubierto. Por otro lado, si hay dolor o molestia para manipular objetos con las manos, se puede cubrir con una tirita hasta que deje de molestar. Si el corte es más profundo y el sangrado no cesa habrá que ejercer algo más de presión y taponar de manera continua mediante una gasa que cubra la herida y un vendaje.

Así son los cortes que requieren un médico

La curación de heridas requiere intervención médica; en especial, si son especialmente profundas. Por ejemplo, cuando alguna extremidad o parte del cuerpo queda atravesada completamente, como en el caso de la “mano de aguacate”, o bien, cuando han llegado al hueso o cerca de él. A menudo, este tipo de cortes requiere puntos para su correcta cicatrización y, en algunas situaciones, la cirugía. En caso de no poder mover dedos o extremidades, o bien, si quedan al descubierto tendones (de color blanco brillante), hay que acudir al médico de urgencias.

Cuando el corte es muy profundo y la sangre no cesa con ningún método es posible que una vena o arteria importante haya resultado afectada. En estos casos es muy importante presionar con fuerza, hacer un torniquete y acudir directamente al médico de urgencias. Cuando el paciente ha perdido mucha sangre puede sufrir desmayos y requerir una transfusión.

Si cuentas con el seguro de accidentes personales de NorteHispana debes saber que estarás respaldado ante este tipo de accidentes; especialmente, gracias a las coberturas que te protegen en dichas circunstancias, así como en otras similares.

Si este post te ha parecido interesante, no dudes en suscribirte a nuestra Newsletter. De este modo, recibirás información tan interesante como esta, directamente en tu email.

Suscríbete a nuestra newsletter

¿Quieres recibir más consejos y novedades en tu email?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

17 + 10 =