¿Qué es el desalojo express?

¿Te ha gustado este artículo?
Puntuación: 5 basado en 2 valoraciones

Las claves del desalojo express

Si tienes una vivienda alquilada a personas que no pagan o una propiedad donde habitan personas con las que no tienes ningún tipo de relación contractual, ¡lee con atención porque en estas líneas puedes encontrar la solución! ¿Has oído hablar del desalojo express? Se trata de un procedimiento jurídico que te permite desalojar y recuperar tu vivienda en menos de seis meses a través de las fuerzas y cuerpos de seguridad del Estado.

Te explicamos al detalle en qué consiste, haciendo hincapié en los puntos más relevantes. Y, si quieres iniciar el proceso, siempre puedes obtener la protección jurídica necesaria a través de tu seguro de comunidades o de hogar.

Los objetivos del desahucio express

La Ley del desahucio express de 2018 ha traído una serie de cambios en la aplicación de un procedimiento que en realidad ya existía. Esta nueva regulación estableció mecanismos para el desalojo de pisos, unifamiliares u otras viviendas a okupas o a inquilinos morosos de una manera más rápida y efectiva.

En definitiva, la Ley del desahucio express es la respuesta a un problema social que se acentuó con la crisis económica: el impago del alquileres y personas sin techo obligadas a ocupar viviendas ajenas. Vamos a destacar los objetivos fundamentales del desalojo express:

  1. Proteger a la vez, tanto los intereses de los propietarios como de familias con dificultades económicas.
  2. Agilizar el desalojo, acortando el tiempo de espera para el propietario en caso de desahucio por morosidad.
  3. Delimitar la responsabilidad civil en una casa de alquiler, dejando claro que el propietario no es responsable de la situación socioeconómica de los okupas o inquilinos.
  4. La liberación de las deudas del arrendatario a cambio de desalojar el inmueble de manera voluntaria.
  5. Abono de las cuotas pendientes a cambio de paralizar el desahucio.
  6. Agilizar la reclamación de impagos.
  7. Ofrecer la atención necesaria a personas que se encuentran en una situación difícil, a través de la aplicación de políticas sociales.

Diferencia entre desalojar okupas o inquilinos

El procedimiento para que un okupa habite en otra vivienda tiene algunas variaciones con respecto al que se lleva a cabo para desalojar a un inquilino que no paga. ¿Cuál es tu caso?

El desalojo express de okupas

Cuando se trata de okupas, el desalojo suele ser más rápido y más pacífico. Además, desde la última reforma de la Ley en el presente año 2019, el plazo máximo establecido para el desalojo de okupas es de 20 días. En esta situación, las personas que habitan en la vivienda no tienen ningún documento que les otorgue ese derecho por lo que será suficiente con que demuestres que eres el propietario del inmueble para iniciar el desalojo express de los okupas:

El juez ordenará la fecha y la hora en la que debe producirse el desahucio.
Si en el momento señalado los habitantes continúan en la vivienda, la policía procederá para desalojarlos y podrás hacer uso de tu propiedad.

El desalojo express de inquilinos con impagos

En caso de que quieras desalojar a un inquilino porque te debe una o varias cuotas, es conveniente que denuncies de manera simultánea para cobrar la cantidad correspondiente y recuperar tu vivienda. Así, el inquilino tiene varias opciones:

  1. Saldar la deuda pendiente y continuar habitando el inmueble.
  2. Librarse del pago de las cuotas a cambio de desalojar la vivienda.
  3. Si se negara a todas las alternativas anteriores, se iniciaría un proceso forzoso de desalojo express.

¿Se puede desalojar a un inquilino con hijos?

La respuesta es sí. Es un tema muy delicado porque entran en conflicto los derechos del propietario de la vivienda con los correspondientes a los hijos del inquilino y más si se trata de menores de edad. En cualquier caso, el procedimiento para el desalojo express es el mismo, aunque, cabe destacar que el tratamiento de los jueces suele ser diferente:

Si en el momento del lanzamiento, los menores no tienen una alternativa donde vivir, el desahucio suele retrasarse entre un par de días y una semana.
Por otra parte, las autoridades en materia de política social intervendrán con las medidas oportunas.

Conclusiones

El desalojo express es un mecanismo que protege los intereses del propietario de un inmueble cuando sufre una situación de ocupación del mismo por parte de personas que no tienen ninguna vinculación contractual con él o bien por parte de inquilinos morosos. Generalmente, el desalojo express se produce en un plazo máximo de 6 meses y de 20 días si se trata de okupas. Por otra parte, el proceso incluye la aplicación de políticas sociales para ayudar a familias con dificultades económicas que no tienen una vivienda donde habitar.

Suscríbete a nuestra newsletter

¿Quieres recibir más consejos y novedades en tu email?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

cinco − 4 =