Exhumación e inhumación: ¿qué diferencia hay?

¿Te ha gustado este artículo?
Puntuación: 3 basado en 1 valoraciones

exhumaciones civiles y judiciales 

Si inhumar indica enterrar un cadáver, la exhumación se refiere al proceso de extracción de este del lugar donde fue inhumado. De acuerdo con algunas culturas, esta práctica es considerada un sacrilegio, y en la nuestra incluso tampoco está bien vista, aunque puede darse en casos de fuerza mayor, como puede ser ayudar en un proceso judicial.

Dimensión legal

Ambos son procesos reglados y recogidos en el ordenamiento jurídico. Por ejemplo, una funeraria no puede realizar el entierro hasta que la familia no haya facilitado el certificado médico de defunción que se obtiene en el Registro Civil. Una vez cumplidos los requisitos, se autoriza la incineración (que también puede ser objeto de una inhumación) o el entierro.

La exhumación no es un proceso tan habitual como la inhumación, puesto que una vez enterrados, normalmente los restos mortales se quedarían bajo tierra. Sin embargo, existen excepciones definidas en los textos de ley que repasamos a continuación.

Exhumaciones civiles y judiciales

Aunque es poco probable que tenga lugar sin que se genere un debate importante, la exhumación de un cuerpo es un proceso que se lleva a cabo con unos objetivos claros. Existen dos tipos de exhumaciones, las denominadas civiles y las judiciales. En casos de desapariciones y algunos casos judiciales, la exhumación juega un papel fundamental para identificar los restos del desaparecido, así sus familiares podrán ofrecerle un entierro digno de acuerdo con sus creencias.

En algunos casos, también permite establecer una relación o parentesco a través de una prueba de ADN. Uno de los casos más recientes y mediáticos en nuestro país fue el de Salvador Dalí, exhumado en 2017 por una demanda realizada por Pilar Abel, que buscaba establecer la paternidad para ser reconocida como hija del artista.

A continuación, te explicamos la diferencia entre las dos.

Exhumaciones civiles

Las exhumaciones civiles pueden ser practicadas bajo petición de las partes o por la Autoridad Civil, pero ¿Por qué razones se puede solicitar el desenterramiento de un cadaver?

Puede tratarse del traslado de los restos a otra sepultura, de la cremación de los restos, o por necesidad de desalojo del lugar de la inhumación.

Exhumaciones judiciales

En el caso de un contraanálisis, que se lleva a cabo con fines judiciales a solicitud del Ministerio Público, se realiza una exhumación con el fin de obtener datos necesarios que ayuden a esclarecer la investigación judicial.

Esta investigación puede tener varias finalidades:

  • Reconocer la identidad de un fallecido.
  • Investigar la paternidad.
  • Obtener y aumentar datos de interés sobre un reconocimiento o autopsia previa.
  • Realización de necropsia.
  • En el caso de que haya una denuncia por sospechas de actos violentos o criminales que pudieran ser los causantes del fallecimiento una ver realizada la inhumación.
  • Situaciones de entierros no lícitos fuera de los cementerios, como se da en los casos de víctimas del franquismo.

A lo largo de nuestra vida podemos encontrarnos ante situaciones imprevistas cuyos factores externos no podemos controlar. Tanto si se refiere a uno mismo como a parientes cercanos, lo ideal es tener los recursos necesarios para poder hacer frente a ello de un modo eficiente y poder dedicarnos a los nuestros sin perder más tiempo del justo y necesario en trámites legales.

Suscríbete a nuestra newsletter

¿Quieres recibir más consejos y novedades en tu email?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

4 × dos =