Cómo ahorrar energía en casa con electrodomésticos A+++

¿Te ha gustado este artículo?
Puntuación: 0 basado en 0 valoraciones

eficiencia energética en la cocina 

Cuando necesitamos comprar cualquier electrodoméstico para nuestro hogar, no siempre pensamos en cómo ahorrar energía en casa, aunque la tendencia es que cada vez más personas tengan sentido de responsabilidad con el medio ambiente y sean más conscientes del dinero que se pueden ahorrar con electrodomésticos A+++.

Aun así, se sigue teniendo más en cuenta el diseño que sus funcionalidades cumplan con nuestras expectativas de uso y que el precio del aparato no se escape demasiado del presupuesto disponible. La eficiencia energética se mira poco, pero cada vez son más los compradores que se decantan por electrodomésticos A+++

¿Qué son los electrodomésticos A+++ o electrodomésticos ultraeficientes?

Son los electrodomésticos calificados en la escala de consumo de energía de la Unión Europea que menos energía consumen para realizar su función. Esta escala oscila desde la D hasta la A+++, siendo la categoría D la que ofrece menos eficiencia energética y la categeoría A+++ la que más alta eficiencia energética posee.

El consumo de los electrodomésticos según su eficiencia energética

Si antes de comprar un electrodoméstico, sabemos comparar las diferentes ofertas del mercado según su eficiencia energética, podremos elegir el que mayor ahorro de energía eléctrica suponga en igualdad de condiciones.

El consumo de los electrodomésticos que llevan la etiqueta A+++ es el más bajo posible haciendo determinadas funciones. Por lo tanto, adquirir estos aparatos nos permitirá el mayor ahorro de luz en la factura. Es importante que tengamos esto muy presente, ya que el precio inicial de estos electrodomésticos acostumbra a ser un poco más alto de lo habitual. De todos modos, este coste se amortiza a medio plazo fácilmente.

Pero, ¿cuánta diferencia económica hay entre el ahorro de luz de un electrodoméstico con etiqueta A+++ y otro que no la tiene? Si comparamos el consumo de los electrodomésticos con mayor eficiencia energética con los de clase A+ y con los más tradicionales de clase B, nos damos cuenta de que el ahorro anual por cada aparato puede llegar en algunos casos a los 75 euros.

Ahora bien, independientemente de cuál sea la cantidad, es importante que consideremos la inversión en un electrodoméstico A+++ por el ahorro de energía eléctrica que nos puede representar a medio y largo plazo. Veamos  algunos ejemplos, calculando siempre el consumo anual.

Trucos para un ahorro energético en el hogar aún mayor

Frigorífico

Un frigorífico A+++ consume 170 kwh, mientras que en su versión A+ consume 255 kwh y en la  B puede llegar a los 498 kwh. Esto significa un ahorro de 16 y 55 euros al año, respectivamente. Si además mantenemos la puerta del frigorífico cerrada el mayor tiempo posible, mejoraremos considerablemente el ahorro energético en el hogar.

Otra manera de optimizar el frío es sacando con tiempo suficiente los alimentos que queramos descongelar. Si los dejamos en una bandeja del frigorífico se descongelarán lentamente y el frío que desprenden ayuda en la tarea de enfriar a nuestro electrodoméstico. En esta línea, debe evitarse meter los alimentos calientes en el frigorífico. Por el contrario, el frigorífico necesitará mucha más energía para enfriarlos.

Lavavajillas

Un lavavajillas A+++ consume 230 kw, mientras que uno A+ llega a los 298 kwh y uno de tipo B a los 438 kwh. Por lo tanto, el ahorro se sitúa entre los 10 y 35 euros en el electrodoméstico de clase A+++. Podemos conseguir la cantidad máxima de ahorro si procuramos llenar por completo el lavavajillas y poner un programa acorde con la suciedad y la cantidad de cacharros que metamos.

Lavadora

En el caso del consumo de una lavadora, oscila entre los 135, 189 y 278 kwh, según sea un modelo A+++, A+ y B, respectivamente. Esto se traduce en un ahorro de 9 y 24 euros, en los modelos A+ y B. Pero, ¿cómo ahorrar energía eléctrica con nuestra lavadora?

Al igual que ocurre con el lavavajillas, debemos procurar que el tambor esté totalmente lleno (sin superar el límite de kilos que soporte) pero además podemos seguir ahorrando luz si sacamos la ropa inmediatamente después de cada lavado. Ya que el solo hecho de dejar cualquier electrodoméstico encendido, aunque no esté funcionando, supone un gasto, es lo que se conoce como consumo energético fantasma.

Secadora

Finalmente, la secadora es uno de los electrodomésticos con un ahorro más llamativo. Si en la versión A+++ gasta 177

kwh al año, esta cifra se incrementa a 265 – para las de clase A+ – y 467, en el caso del consumo de una secadora clase B. Estas cifras representan un ahorro máximo de 75 euros al año.

Si quieres optimizar el ahorro energético de tu secadora, procura no meter prendas lavadas a mano directamente ya que tu electrodoméstico se esforzará mucho más para secarlas. Si tienes prisa por secarlas primero escúrrelas bien y cuélgalas unos minutos en la ducha hasta que dejen de gotear para después introducirlas en la secadora.

La suma del ahorro en todos los electrodomésticos del hogar podría ser superior a 150€ al año, cerca de lo que costaría nuestro seguro de hogar, con lo que además tendrías cubierto cualquier imprevisto. Aun así, nunca están libres de imprevistos y para protegerlos te aconsejamos contar con el completo Seguro de Hogar de NorteHispana: la mejor manera de garantizar el contenido de tu vivienda en buen estado.

Suscríbete a nuestra newsletter

¿Quieres recibir más consejos y novedades en tu email?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *