El inacabado proyecto del Panteón Nacional de Hombres Ilustres

¿Te ha gustado este artículo?
Puntuación: 0 basado en 0 valoraciones

El Panteón Nacional de Hombres Ilustres y otros lugares para la memoria de artistas

 

El Panteón Nacional de Hombres Ilustres de Madrid fue un proyecto aprobado en 1837 por las Cortes Generales para reunir en un mismo lugar, en la iglesia de San Francisco el Grande, los restos mortales de los personajes más relevantes de la historia del país.

La creación de estos panteones de personajes ilustres se extendió por los regímenes constitucionales de Europa después de la Revolución Francesa para imitar lo que ya se hacía en  la abadía londinense de Westminster. Estos lugares siempre han destacado por albergar las figuras de políticos, militares, científicos y grandes artistas.

La idea original del Panteón Nacional de Hombres Ilustres

La Real Academia de la Historia escogió en 1941 la primera lista de personajes que deberían descansar en el Panteón Nacional de Madrid. Estos hombres ilustres no podrían ser enterrados en este lugar hasta pasados los 50 primeros años de su muerte.

En su momento no pudieron encontrar los restos de grandes personajes de la historia del país, principalmente del mundo de las letras, como Miguel de Cervantes, Lope de Vega o Diego de Velázquez.

Por otra parte, también dejaron incompleta la lista distintas autoridades locales que se opusieron a trasladar los restos de sus hijos ilustres de su lugar de nacimiento, como ocurrió con Jovellanos, El Cid o el cardenal Cisneros.

Finalmente el 20 de junio de 1896 se inauguró el Panteón Nacional de Hombres Ilustres con los restos mortales de los poetas Garcilaso de la Vega y Francisco de Quevedo, y otras figuras del mundo de la política, el ejército, la justicia y la arquitectura. Pero pocos años después los restos fueron devueltos a sus lugares de origen y la idea del Panteón Nacional quedó olvidada por un tiempo.

 

El Panteón actual y el panteón de los Artistas

El Panteón actual se encuentra en la Basílica de Nuestra Señora de Atocha, en Madrid, y pertenece al Patrimonio Nacional. Allí descansan los restos de destacados políticos de la época, como Cánovas del Castillo, Sagasta, Canalejas, Martínez de la Rosa o Mendizábal.

Si el Panteón Nacional se ha dedicado a la memoria de figuras políticas, en el Cementerio de San Justo de Madrid encontramos el Panteón de los Artistas, con las tumbas de Mariano José de Larra, José de Espronceda o Ramón Gómez de la Serna.

 

Otros cementerios de personajes ilustres

Otros personajes importantes de nuestra historia descansan en catedrales, capillas y cementerios civiles de distintos pueblos y ciudades.

En la Iglesia de La Anunciación de Sevilla encontramos el Panteón de Sevillanos Ilustres donde descansan los restos los hermanos Valeriano y Gustavo Adolfo Bécquer. En la tumba del poeta, un ángel sostiene el libro de las Rimas junto a unas golondrinas, como en el famoso poema.

En Santiago de Compostela, el Panteón de Gallegos Ilustres acoge a personalidades de la cultura gallega como Rosalía de Castro  y Ramón Cabanillas.

También encontramos un lugar dedicado para las letras en el Panteón de Hijos Ilustres de Valladolid, en el cementerio de El Carmen. En este lugar, desde 2010, el escritor Miguel Delibes descansa junto a José Zorrilla.

En NorteHispana somos la compañía de seguros que ofrece mayor cobertura en sus Seguros de Decesos para adaptarnos a tus necesidades y garantizar la máxima tranquilidad para ti y los tuyos.

Suscríbete a nuestra newsletter

¿Quieres recibir más consejos y novedades en tu email?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

nueve + tres =