5 consejos para elegir el mejor protector solar

¿Te ha gustado este artículo?
Puntuación: 5 basado en 1 valoraciones

mejor protector solar

Elegir el mejor protector solar es fundamental para cuidar nuestra piel durante todo el año, pero en verano tenemos que prestarle incluso más atención. Sin embargo, muchos de nosotros aún no sabemos cómo funciona un protector solar, cuál debemos usar y cómo debemos aplicarlo.

Si ese es tu caso, no te preocupes. En este post tienes toda la información que necesitas para disfrutar de los días soleados y proteger tu piel de los rayos UVA y UVB. Además, te daremos unos cuantos consejos para saber cuál es el mejor protector solar para tu piel.

Consejos para elegir el protector solar adecuado

Los siguientes consejos te serán de gran ayuda para escoger el protector solar que más te conviene. Si los sigues, no tendrás que preocuparte por nada cuando salgas a tomar el sol.

  1. Busca protección de amplio espectro

    Quizás no sabías que existen dos tipos de rayos de luz solar: los rayos UVA y los rayos UVB. Estos últimos son rayos superficiales, que no penetran nuestra piel y afectan sólo a nuestro envejecimiento; son los responsables de que se nos enrojezca la piel después de tomar el sol. Los rayos UVA son más peligrosos: penetran varias capas de la piel y son los causantes de las alergias solares y del fotoenvejecimiento.

    El espectro de protección es quizás el factor más importante a la hora de elegir un protector solar. La combinación de rayos UVA y rayos UVB puede provocar melanoma y cáncer, por lo que conviene usar un fotoprotector de amplio espectro. Es, sin duda, la mejor forma de protegerse de estas enfermedades y  prevenir el envejecimiento prematuro.

    Para saber si tu crema solar protege de ambos tipos, solo tienes que comprobar que el símbolo UVA de la etiqueta está rodeado con un círculo. Más adelante te daremos más consejos para leer la etiqueta de tu protector y asegurarte de que es el más adecuado.

  2. Presta atención a los ingredientes

    El fotoprotector puede estar compuesto de filtros físicos o químicos. Los primeros, como el óxido de zinc o el dióxido de titanio, son más adecuados para pieles sensibles. En cuanto a los segundos, algunos de los más frecuentes son la oxibenzona y el palmitato de retinol. 

    En general, los filtros químicos son inofensivos, pero sus efectos han sido menos estudiados. Además, están prohibidos en algunos países por contaminar el entorno marino. En cualquier caso, un filtro físico es una opción más segura. 

  3. Vigila si estás tomando fármacos

    Medicamentos como los antihistamínicos para el prurito acuagénico, los diuréticos o los antiinflamatorios pueden generar más sensibilidad al efecto de los rayos de sol. Si estás tomando algún tipo de fármaco, es imprescindible que utilices protección solar con un factor más alto, como el SPF50+.

  4. Ten en cuenta tu fototipo

    Tu fototipo, es decir, tu tipo de piel y la resistencia a la luz, es uno de los factores clave para saber qué factor solar usar. Por norma general, cuanto más blanca tengas la piel más elevado debe ser el factor de tu protector solar. Si tu piel ya está bronceada, bastará con que uses un SPF20, aunque siempre es recomendable usar un factor más alto. 

  5. Ojo con la caducidad

    Muchos guardamos la crema solar de un año para otro, y no es buena idea. Cuando el protector solar caduca, se reduce su eficacia protectora. Compra protector solar cada año para estar seguro. 

Cómo interpretar y leer la etiqueta del protector solar

Para elegir protector solar es imprescindible entender las indicaciones de la etiqueta. En ella, encontrarás los siguientes elementos que te ayudarán a tomar una decisión informada:

Ahorra en medicina privada
Ahorra en medicina privada

Descubre "Bienestar y salud", la cobertura médica de nuestro seguro de decesos, con la que accederás a profesionales privados de la salud al mejor precio

Más información
  • SPF: indica el grado de protección ante los rayos UVB. El número especifica el tiempo que la piel puede exponerse a ellos sin quemarse. La diferencia entre factores no es muy grande, así que no creas que aplicar dos veces un SPF15 tiene la misma eficacia que un SPF30. 
  • Protección UVA: el símbolo de los rayos UVA debe estar rodeado con un círculo para indicar que protege de ambos tipos de rayos. El nivel de protección UVA también se indica con las siglas PA seguidas de uno o varios signos “+”.
  • IR: indica que protege de los rayos infrarrojos, que afectan en especial a pieles sensibles. Si la etiqueta específica que se trata de tecnología full light, la crema protege de casi todo el espectro de luz solar incluyendo la luz visible.
  • Water-resistant: Después de pasar 40 minutos en el agua, la crema conserva el 70% de su factor de protección.
  • Fotoestabilidad: indica que la crema conserva sus propiedades después de una hora expuesta al sol. 
  • Acelerador del bronceado: La crema incluye componentes que favorecen la creación de melanina.
  • Acción antiedad: el protector contiene antioxidantes y nutrientes que previenen el envejecimiento. 

Protección de calidad y en cantidad

Como ves, escoger el mejor protector solar depende de muchos factores. Sin embargo, la calidad no es lo único importante: también debes tener en cuenta la cantidad y la frecuencia con la que aplicarlo. En general, deberás usar unos 35 gramos de protector cada vez que lo apliques. Además, es esencial que lo utilices cada 2 horas o siempre que salgas del agua, si no se trata de una crema water-resistant.

En cualquier caso, es muy importante que consultes a tu dermatólogo para estar seguro de que estás tomando las precauciones necesarias para el cuidado de tu piel. Para ello, recuerda que el garantía Bienestar y Salud del seguro de decesos te da acceso a especialistas en medicina privada que te ayudarán a cuidar tu salud este verano.

Suscríbete a nuestra newsletter

¿Quieres recibir más consejos y novedades en tu email?

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *