Fallece B.B.King, rey del blues

¿Te ha gustado este artículo?
Puntuación: 3 basado en 1 valoraciones

Nos despertamos hoy viernes conociendo el fallecimiento del guitarrista Riley B. King, más conocido como B.B.King, a los 89 años en su casa en Las Vegas (EEUU).

Tras dos ingresos hospitalarios causados por complicaciones de la hipertensión y diabetes que padecía, el pasado 1 de mayo B.B.King dio a conocer en su web que abandonaba el hospital para ser cuidado en su casa.

B.B.King (Misisipi -EEUU-, 16 de septiembre de 1925) creció cantando en un coro de gospel en una iglesia. Con tan solo 12 años empezó a tocar la guitarra, y a partir de 1947 empezó a grabar canciones bajo la producción de Sam Phillips, con quien más tarde fundaría Sun Records.
También trabajó como disc jockey en Memphis, donde se ganó el apodo que adorna su nombre, Blues Boy (B.B.).

En la década de los 50, consolidó su figura como músico imprescindible de la escena blues, con éxitos como “Woke Up This Morning“, “Every Day I Have The Blues“, “Sweet Little Angel” o “Please Love Me“.

Su fama se disparó hasta el estrellato en la década de los 70, cuando firmó un contrato con la discográfica ABC-Paramount.

Su primer gran éxito lo logró versionando “The Thrill is Gone“, de Roy Hawkins, una canción fuera del estilo blues que le valió el puesto 183 en Las 500 mejores canciones de todos los tiempos de la revista Rolling Stone.

En 1987 ingresó en el Salón de la Fama del Rock and Roll, y aunque sus grabaciones fueron a menos, su carrera seguía activa con un gran número de conciertos y apariciones televisivas.

Otras grandes estrellas de la música quisieron estar a su lado; B.B.King ejerció de telonero de los Rolling Stones y de Tina Turner, entre otros, y tocó con los irlandeses U2 y con Eric Clapton.

La historia de Lucille

Lucille, la guitarra de B.B.KingB.B.King llamaba a sus guitarras Lucille. Normalmente éstas eran Gibson negras del modelo ES-335 o similares.

La historia del nombre se remonta a una noche de invierno de 1949, en la que ofrecía un concierto en el frío Arkansas (EEUU).
Durante la actuación, dos hombres iniciaron una pelea y derramaron un barril de queroseno con el que se calentaba la sala en aquella época. Este incidente provocó un incendio que obligó a evacuar el edificio, y una vez fuera, B.B.King volvió a entrar para rescatar la guitarra que se había quedado dentro.

Al día siguiente, King descubrió que la pelea había sido a causa de una mujer llamada Lucille, y decidió bautizar así a su primera guitarra como recordatorio de no volver a entrar en un edificio en llamas, acción que estuvo a punto de costarle la vida.

Su habilidad con la guitarra le otorgó el apodo del “Rey del blues“.

 

Suscríbete a nuestra newsletter

¿Quieres recibir más consejos y novedades en tu email?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *