Hábitos higiénicos indispensables en el hogar

Hábitos higiénicos una garantía de tranquilidad para nuestro bienestar y el de nuestra familia.

Hábitos indispensables para mantener la higiene del hogar

Mantener una higiene estricta del hogar nos ayuda a reducir las posibilidades de sufrir alguna infección que ponga en peligro nuestra salud. Conocer los hábitos indispensables que deben formar parte de nuestra rutina de limpieza es, en definitiva, una garantía de tranquilidad para nuestro bienestar y el de nuestra familia.

La cocina y el baño

En la cocina preparamos la comida  que consumimos diariamente, por lo que debemos asegurarnos de que la estancia cumpla con todas las condiciones de salubridad necesarias para que los alimentos no se contaminen y supongan un riesgo para nuestro organismo.

La combinación de zonas húmedas, de elementos de limpieza y de superficies donde manipulamos alimentos puede ser el caldo de cultivo de bacterias, por lo que es importante que limpiemos regularmente todos estos elementos.

Usar jabones desinfectantes y evitar que queden zonas húmedas donde puedan desarrollarse hongos debe ser parte de nuestra rutina de limpieza de la cocina.

Igualmente, debemos desinfectar el cubo de basura y su entorno, cambiando de manera regular estropajos, bayetas y otros elementos de limpieza. Es recomendable el uso de toallas de papel para evitar tener que secarnos las manos con trapos de cocina húmedos o que ya hayan sido usados.

Los baños

La limpieza exhaustiva del baño también es esencial para nuestra salud. La humedad de la estancia y las necesidades íntimas que realizamos en el baño favorecen la proliferación de bacterias en esta estancia.

Limpiar en profundidad la bañera y el retrete es un elemento básico para evitar la proliferación de bacterias. También deberemos renovar las toallas y alfombras de baño de manera regular para evitar que se desarrollen agentes infecciosos.

Igualmente, es esencial que nos aseguremos de mantener una buena ventilación de la estancia, para garantizar la renovación del aire.

Asimismo, es recomendable que asignemos una toalla para cada miembro de la familia, y que nos acostumbremos a dejarla extendida cuando la hayamos mojado para garantizar que se seque por completo.

Finalmente, tampoco debemos pasar por alto el limpiar y desinfectar la grifería, uno de los elementos más olvidados en la higiene del baño que también puede acumular numerosas bacterias.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *