Herencia en España: todo lo que necesitas saber

¿Te ha gustado este artículo?
Puntuación: 0 basado en 0 valoraciones
herencias en españa
Última actualización: 06-05-2020

En España no existe una única legislación que se aplique en todo el Estado. Esto quiere decir que, por ejemplo, a una persona residente en Bizkaia se le aplicarán unas leyes distintas a las que se le podría aplicar a esa misma persona si residiera en Burgos. Esta dualidad se manifiesta con especial intensidad en todo lo relativo a las sucesiones. En este sentido, Aragón, Cataluña, Baleares, Galicia, Navarra y País Vasco poseen una legislación foral propia.

Este aspecto, unido a que todo lo relacionado con el fallecimiento de un familiar o un ser querido resulta especialmente delicado, ha convertido a las herencias en un tema que genera ciertas dudas al ciudadano medio. 

Suscríbete a nuestra newsletter

¿Quieres recibir más consejos y novedades en tu email?

En este artículo intentaremos clarificar algunos conceptos básicos relativos a las herencias que te podrán ser de utilidad. Recuerda que, si cuentas con un seguro de decesos, es más que probable que tengas incluido un servicio de gestoría que se encargará, entre otros trámites administrativos, de la confección de los modelos de declaración y liquidación de sucesiones. 

¿Qué es una herencia?

Una herencia no es más que el conjunto de bienes, derechos y obligaciones que, al morir alguien, son transmisibles a sus herederos o a sus legatarios. 

Conceptos básicos de una herencia en España

Una vez que hemos aclarado lo que es una herencia, merece la pena también perfilar algunos de los conceptos básicos, ya que tienen una terminología muy específica que puede acabar resultando difícil de entender.

Vamos a definir las principales figuras jurídicas relacionadas con las herencias en España:

  • Los herederos voluntarios son los beneficiarios de una herencia que nombra el testador.
  • Los herederos forzosos tienen derechos reales sobre una parte de la herencia por su condición de parentesco ascendente o descendente con el testador, siempre en proporciones concretas marcadas por la ley. Sólo se pueden desheredar en casos muy concretos, como la comisión de un delito contra el testador, el incumplimiento de deberes familiares o las dudas sobre la patria potestad.
  • El legado transmite un derecho individual, sin cargas ni deudas, aunque también debe cumplir con los derechos de los herederos forzosos.
  • La colación permite transmitir parte de la herencia a herederos forzosos vivos como, por ejemplo, un regalo de bodas de un gran valor económico.
  • El albacea es el nombre con el que se designa al encargado de hacer cumplir todos los requisitos de una herencia en España, especialmente, si está es complicada o muy valiosa.

¿Quién puede heredar?

Si estás pensando en qué va a suceder con tu patrimonio una vez fallezcas, debes saber que ante una herencia sin testamento la ley prevé, generalmente, que esta se reparta entre tu cónyuge, familiares descendientes y ascendientes, por este orden de prioridad.

Se trata de una norma que se repite en la gran mayoría de las comunidades autónomas, pero debes tener en cuenta que puede haber variaciones del orden de prioridad dependiendo de la comunidad autónoma donde se produzca la herencia. En cualquier caso, sino tuvieras herederos, tus bienes pasarían al Estado.

La importancia del testamento a la hora de repartir una herencia

En caso de que quieras asegurarte de que el reparto de tu herencia coincide con tus deseos, debes hacer testamento. De todos modos, ten en cuenta que los herederos forzosos están obligados a recibir la legítima, salvo en casos muy excepcionales. El testamento debe hacerse ante notario, y lo ideal es que guardes la copia de la versión actual.

¿Cómo saber si tengo derecho a una herencia?

Si no estamos seguros de ser beneficiarios de una herencia en España, podemos asegurarnos de ello solicitando la declaración de últimas voluntades del fallecido, que nos permitirá saber si figuramos o no en el testamento.

Un seguro de decesos que te acompaña
Un seguro de decesos que te acompaña

Nos ocupamos del mañana para que puedas vivir el mejor momento con los tuyos.

Vive con total tranquilidad

Y, en caso de que seamos realmente beneficiarios de una herencia, ¿estás obligado a aceptarla? La respuesta es no y es importante tenerlo en cuenta sobre todo si eres el heredero de las deudas del fallecido. Además, debes tener en cuenta que si la aceptas, puedes hacerlo de dos maneras muy diferentes:

  • La aceptación pura. Une el patrimonio del fallecido con el del heredero.
  • La aceptación a beneficio de inventario. Representa que el heredero se queda solo con el patrimonio neto, una vez descontadas cargas y deudas.

Efectivamente, se heredan los bienes y las deudas. Por lo tanto, puedes encontrarte con la necesidad de responder con tu patrimonio a deudas contraídas por el fallecido antes de morir. La única manera de evitar esto es aceptar la herencia a beneficio de inventario. Es decir, solamente si los bienes son superiores a las deudas.

Y, en cuanto al posible desembolso, también debes tener en cuenta que es obligatorio liquidar el Impuesto de Sucesiones, que depende del valor de la herencia, la relación familiar con el fallecido y tu propio patrimonio. El Impuesto de Sucesiones es diferente para cada comunidad autónoma.

Partes de una herencia

¿Puedes destinar todos tus bienes a la persona que tú quieras? Y, vamos a plantear otra pregunta interesante: En caso de que te corresponda una herencia, ¿te la podría negar el testador? La respuesta a estas preguntas está en conocer legislación sobre una herencia en España.

Salvo excepciones, en algunas comunidades autónomas, el Código Civil español establece las partes de una herencia claramente diferenciadas:

La legítima

Se trata de un tercio de la herencia que debe repartirse entre los hijos del fallecido a iguales partes. Y, en caso de haber fallecido también alguno de ellos, corresponde a sus descendientes, por estirpes. Si quieres saber más, te recomendamos este artículo sobre la herencia legítima y su cálculo.

El tercio de mejora 

Esta tercera parte de la herencia corresponde a los hijos y descendientes, pero el testador tiene más libertad sobre ella, ya que no tiene por qué repartirse por partes iguales. De hecho, se puede adjudicar más porcentaje a un hijo frente al resto, por ejemplo.

El tercio de libre disposición

Como su propio nombre indica, se trata de una parte de la herencia que el testador puede dejar libremente a quien quiera. Puede ser un familiar, un amigo, una persona física o una jurídica.

Herencias en España: conclusiones

El testamento constituye la voluntad de una persona sobre cómo habrán de repartirse sus bienes cuando fallezca. Dejar documentada esa voluntad es la mejor manera de facilitar seguridad y tranquilidad jurídica a los familiares y seres queridos. Algunos seguros de decesos incluyen la opción de realizar un testamento online sin necesidad de tener que salir de casa.

5 comentarios

  1. La importancia de la herencia en el rango y el prestigio social se ha ido incrementando obstensiblemente desde hace cuarenta años, como resultado de la carestía abusiva y desproporcionada de las viviendas y por la subida desorbitada de los precios de los bienes de consumo de primera necesidad, haciendo inalcanzable su adquisición para todos aquellos que sus padres carecen de patrimonio que puedan donar a sus hijos, y que viven solamente de su sueldo como único ingreso.

    De este modo, las políticas deberían ir encaminadas a favorecer en lo posible la movilidad social y geográfica de las poblaciones hacia a otras zonas más baratas y no tan especuladas, aliviando así la enorme presión social, a través de subvenciones y desgravaciones fiscales que compensen la carestía de las viviendas para los que no tienen más que su salario, y que las ayudas sean exclusivamente para ellos, no para que los más ricos financien sus mansiones. No se puede dar el dinero público a quienes yo lo poseen más de lo que necesitan, ni tampoco a los que ya tienen sus viviendas totalmente pagadas. La riqueza bien repartida, es hacer accesible la propiedad para los que menos tienen como medio de igualar las oportunidades.

    Además las tendencias políticas, sociales y económicas, otorgan a los hijos de los más pudientes una enorme ventaja sobre los hijos de los asalariados y sin capitales, debido a que hoy más que nunca, existen más privilegios y prebendas que transmitir hereditariamente. No sólo se heredan los capitales y patrimonios paternos, sino las influencias para poder ejercer sus profesiones, los derechos vitalicios para seguir generando elevados ingresos gracias al erario público, siguiendo enganchados al presupuesto público de una manera indefinida e indirecta, de generación en generación, sin dejar de estarlo siempre, porque así está institucionalizado.

    ARTURO KORTÁZAR AZPILIKUETA MARTIKORENA ©

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

1 + diecinueve =