¿Se puede impugnar un testamento hecho ante notario?

¿Te ha gustado este artículo?
Puntuación: 5 basado en 1 valoraciones

impugnar testamento hecho ante notario

Impugnar un testamento es un proceso largo y costoso pero la respuesta es sí, se puede si es hecho ante notario siempre y cuando se den ciertas condiciones particulares.

La decisión de impugnar un testamento suele venir por parte de los descendientes o cónyuges que han visto vulnerados sus derechos en relación a la herencia que les corresponde. Aunque también pueden querer impugnarlo otras personas que aparezcan en el testamento. Aunque para ello, han de darse una serie de circunstancias que te detallamos a continuación.

Razones legales para iniciar el proceso de impugnación de un testamento

En primer lugar, hay que tener en cuenta las condiciones de los interesados en la impugnación de un testamento. Sólo pueden iniciar el proceso los herederos legales y legatarios favorecidos en un testamento anterior del testador. Además, por ejemplo, no se puede impugnar una herencia aceptada de manera tácita y explícita. En este caso, se habría reconocido la validez del documento y tampoco se tendría derecho a la impugnación.

Ten en cuenta que el primer principio de un testamento es respetar las últimas voluntades de una persona, por lo que para impugnar un testamento notarial debe haber razones de peso:

Desheredación injusta

La impugnación de testamento por desheredación es la causa más común. La Ley establece la existencia de herederos forzosos que suelen ser hijos y cónyuges a los que corresponde una parte mínima de la herencia conocida como “la legítima”. Si el testador no la reconoce en el testamento, puede considerarse nulo.

Incapacidad mental

Una razón por la que se puede iniciar el proceso de impugnación de un testamento es la incapacidad mental del testador en el momento de redactarlo. Si la persona no se encuentra con las adecuadas capacidades mentales, el testamento puede considerarse nulo.

Coacción

Si el testador no puede decidir con libertad porque alguien le está coaccionando, intimidando o engañando también se puede impugnar un testamento. Por este motivo, no pueden testar los menores de 14 años, ya que supone que hacen testamento siguiendo las indicaciones de un adulto. Por otra parte, las personas de avanzada edad también son susceptibles a engaños, por ejemplo, pueden hacerles firmar un testamento haciéndoles creer que se trata de otro documento.

Fuera de la ley

Un testamento también puede impugnarse si no cumple con algunos requisitos legales como, por ejemplo, que se haga sin testigos.

Cómo impugnar un testamento

En primer lugar, es importante saber que el plazo para impugnar un testamento es de 15 años desde la fecha en que fallece el testador o desde el momento en que el heredero recibe la copia del testamento. Trascurrido ese tiempo, prescribe, es decir, que ya no podrás hacer nada.

Llegados a este punto, si tenemos razones de peso y estamos dentro del plazo, ¿cómo tienes que impugnar un testamento? Bien, en primer lugar hay que recoger toda la documentación y pruebas posibles, esto incluye también a testigos que puedan colaborar. Una buena prueba sería una conversación grabada con el consentimiento del testigo.

El siguiente paso, es dirigirse al Juzgado de Primera Instancia que corresponde al lugar donde falleció el testador. Allí hay que presentar un formulario de queja donde se explican las razones para iniciar el proceso. A continuación, se presenta la demanda y se informa por escrito tanto al notario que hizo el testamento como al resto de herederos.

Dentro de los siguientes 20 días, el tribunal convoca una audiencia previa en la que reúne al acusado y al demandante y, si no se produce un acuerdo en la misma, el tribunal pone fecha para celebrar el juicio. El fallo de un juez puede acabar en alguno de los siguientes supuestos: que el testamento sea considerado como válido, total o parcialmente nulo.

Ante estas situaciones tan complejas, contar con una cobertura de gestoría sobre herencias es muy importante. Por este motivo, en NorteHispana te ofrecemos un completo seguro de decesos, con un servicio de gestoría que se encarga de la obtención y gestión de toda la documentación necesaria.

Suscríbete a nuestra newsletter

¿Quieres recibir más consejos y novedades en tu email?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *