Lenguaje de los gatos: ¿qué nos quiere decir nuestra mascota?

¿Te ha gustado este artículo?
Puntuación: 5 basado en 1 valoraciones

Aunque el perro es el mejor amigo del hombre, el gato es también un excelente animal de compañía. Los gatos no son sólo independientes y limpios: también son muy comunicativos. Sin duda, todo dueño que se precie debe invertir tiempo en aprender a entender el lenguaje de los gatos.

El lenguaje corporal de los gatos es muy distinto al de cualquier otra mascota, pero no por ello es imposible de aprender. En este post te damos las claves para entender el lenguaje de los gatos, interpretarlo y comprenderlo para cuidar mejor de tu animal de compañía.

El lenguaje de los gatos: interpretarlo y comprenderlo

El lenguaje de los gatos con los humanos es algo más sutil que el de los perros. No sólo se basa en los maullidos, sino que también se manifiesta en su lenguaje corporal o actividades como el marcaje. La clave para interpretarlo está en prestar atención a todos los factores de forma global, para ir descifrando el comportamiento particular de nuestra mascota.

Es importante tomarse algo de tiempo para conocer a nuestro gato, por dos razones. En primer lugar, cada gato tiene un comportamiento propio y característico; además, cuando tiene miedo o sospecha de nosotros, es capaz de disimular y no revelarnos de forma directa lo que quiere decir.

En todo momento, debemos recordar que los gatos son animales territoriales. Por eso, es recomendable ganarnos su confianza poco a poco. Aunque sean más autónomos y parezcan ignorarnos, nos escuchan en todo momento. De hecho, muchas de las tácticas de adiestramiento positivo que se utilizan en perros también son válidas en los felinos.

En cuanto a las caricias, también es importante encontrar el momento adecuado. Ante todo, hay que darle espacio al gato para que se acerque a nosotros cuando esté tranquilo. También el lugar es importante: debemos acariciarlos poco a poco y evitar zonas como la barriga, en la que a menudo no quieren caricias.

¿Qué nos quiere decir el lenguaje corporal de los gatos?

A pesar de que cada gato es un mundo, hay gestos comunes en su lenguaje corporal que podemos observar para interpretar sus diferentes estados de ánimo:

  • Tranquilo: Los gatos expresan tranquilidad a través de su expresión facial, con un parpadeo lento que refleja confianza. Si camina a nuestro alrededor sin prestarnos atención, es señal de que está tranquilo en nuestra compañía.
  • Afectuoso: Si el gato ronronea, podemos estar seguros de que está a gusto con nosotros. Eso sí, no siempre significa que quiera caricias: cuando quiere afecto, tiende a acercarse y llamar nuestra atención, pasando a nuestro lado varias veces o incluso tomando la iniciativa.
  • Hambriento: Igual que con el afecto, los gatos comunican abierta e insistentemente su deseo de comer. Suelen maullar, pero manteniendo el cuerpo relajado y mirando fijamente a su dueño.
  • Asustado: Un gato puede expresar miedo alejándose de la habitación, bajando la cola o deteniéndose por completo. Cuando se queda inmóvil, moviendo solamente los ojos y las orejas, es casi seguro que se siente amenazado por algo y está observándolo fijamente.
  • Enfadado: Los indicios de enfado suelen aparecer después del miedo, cuando el gato sigue sintiendo que está en peligro. Se le eriza el pelo, arquea la espalda y echa hacia atrás las orejas, y es probable que empiece a gruñir o incluso a bufar. La cola hinchada es una señal inconfundible de que se está preparando para atacar.

Como es obvio, la mayor parte del día el gato puede pasar por estados de ánimo menos acusados. En esos casos, podemos atender a la posición de su cola: si está recta y hacia arriba suele indicar felicidad, mientras que la dirección contraria expresa algo de tristeza o temor. Sacudir la cola lentamente indica confianza: es sólo cuando la mueve rápidamente cuando debemos sospechar que está intranquilo por algo.

Confía en un veterinario profesional

Las anteriores señales son comunes a la mayoría de los gatos. Sin embargo, como establece la nueva Ley de Protección Animal, los animales son individuos tan complejos como nosotros. Por eso, la mejor manera de comprender el lenguaje gatuno es observar a nuestro gato larga y detenidamente, esforzándonos por comunicarnos con él desde la paciencia y el respeto a su espacio personal.

Por supuesto, es posible que nos encontremos ante un gato con un comportamiento más esquivo y difícil de descifrar, o cuya actitud se deba a un problema veterinario. En esa situación, lo más recomendable es confiar en la opinión de un profesional: para ello, no olvides que el seguro de decesos de NorteHispana también incluye servicio veterinario para tu mascota.

Protege a tu mascota
Protege a tu mascota

Con tu seguro de decesos podrás disfrutar de consultas veterinarias para tu mascota gratuitas y con descuentos

Más información

Suscríbete a nuestra newsletter

¿Quieres recibir más consejos y novedades en tu email?

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *