Los accidentes más comunes en Navidad y cómo evitarlos

¿Te ha gustado este artículo?
Puntuación: 0 basado en 0 valoraciones

Desde petardos hasta el jamón, ¿qué causa los accidentes más comunes en Navidad?

 

La celebración de las fiestas de Navidad implica mucha más actividad de lo normal, especialmente en la cocina. La falta de costumbre en ciertas tareas puede hacer que acabemos teniendo accidentes inesperados, que oscurezcan las fiestas. La verdad es que podemos evitar la mayoría de ellos si prestamos un poco de atención. Te contamos cuáles son los accidentes más comunes en Navidad y cómo evitarlos.

Accidentes relacionados con la cocina

Usar el horno o cortar ciertas aves, e incluso jamón, para presentarlos en la mesa puede ser causa de accidentes que acaben en quemaduras y cortes. ¿La mejor manera de evitarlos? Prestar mucha atención a lo que hacemos

En el mismo sentido, también cada año se registran ahogos por ingerir trozos de comida demasiado grandes o huesos. Aunque estemos en un ambiente desenfadado y alegre, como comensales debemos ser conscientes en todo momento de lo que estamos haciendo, para evitar problemas. El jamón, por ejemplo, se presenta cada año como uno de los alimentos más conflictivos, tanto a la hora de cortarlo como a la degustarlo.

Finalmente, es importante que tengamos mucho cuidado con la cocción de los platos a servir. Cocinar las tradicionales grandes aves puede originar problemas si no controlamos muy bien los temas de cocción, ya que podemos acabar originando una intoxicación.

Accidentes relacionados con la decoración

Colocar luces y elementos navideños en casa puede acabar generándonos alguna lesión, si no tenemos en cuenta la posibilidad de sufrir caídas, quemaduras e, incluso, descargas eléctricas. Pueden parecer incidentes poco probables, pero son más frecuentes de lo que parece.

Especialmente importante es que tengamos cuidado con el uso de velas y luces, que pueden acabar provocando un incendio. Una situación parecida se da en el caso de que usemos pirotecnia en la celebración de la fiesta.

Ya sabemos que en estas fechas, los petardos y las bengalas son uno de los pasatiempos preferidos de los niños; pero no olvidemos que un mal uso puede tener consecuencias que no deseamos. Es mejor evitar que los niños jueguen con elementos pirotécnicos o fuego, al menos sin supervisión de un adulto, y asegurarnos de apagar todas las velas y luces, incluidas las del árbol, nos ayudará a evitar accidentes.

Los excesos de alcohol

El ambiente festivo favorece el exceso de alcohol en muchas ocasiones, una de las causas más habituales de accidentes de tráfico al volver a casa. Es importante que sepamos controlar lo que ingerimos para evitar problemas y, por supuesto, que no cojamos el coche en caso de haber bebido.

Además, en  estas fechas, la conducción se ve agravada por la mala climatología propia del inicio del invierno (heladas, niebla, nieve…) y es aún más importante no tener nuestros reflejos limitados por haber hecho un brindis de más.

Los juguetes de los niños

También debemos tener cuidado con los juguetes que regalamos a los niños en Navidad. Es muy fácil que se atraganten o tengan algún accidente si les compramos productos que tengan piezas muy pequeñas, o que puedan desprenderse fácilmente. Te recomendamos que hagas regalos a los pequeños acordes a su edad en todo momento y avalados con el sello de seguridad de la Unión Europea.

Conociendo de antemano cuáles son los accidentes más comunes en Navidad, pasaremos unas Navidades mucho más tranquilas.

Suscríbete a nuestra newsletter

¿Quieres recibir más consejos y novedades en tu email?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

3 + diecinueve =