Micronutrientes: por qué son tan beneficiosos para tu salud

¿Te ha gustado este artículo?
Puntuación: 5 basado en 3 valoraciones

Los micronutrientes más básicos

Cuando seguimos una dieta de adelgazamiento o alguna otra en la que tengamos que suprimir alimentos, es posible que suframos carencias en micronutrientes, fundamentales para mantener el organismo sano y prevenir enfermedades. Si tienes problemas de salud y crees que esta pueda ser la causa, recuerda que puedes hacerte un chequeo a través de la garantía de salud de tu seguro de decesos, que además te incluye una visita a un nutricionista reembolsable al 100%.

Micronutrientes y oligoelementos: qué son

Los micronutrientes son elementos esenciales que nuestro cuerpo necesita para realizar una serie de funciones metabólicas y fisiológicas como conservar un sistema inmune fuerte, formar los huesos o los glóbulos rojos. Cabe señalar que los macronutrientes y los micronutrientes se diferencian en que los primeros se requieren en cantidades diarias que se miden en gramos, mientras que los micronutrientes se necesitan generalmente en pequeñas cantidades, inferiores a 100 miligramos al día. Por otra parte, los micronutrientes se dividen en dos grandes grupos:

  • Vitaminas: entre ellas encontramos las hidrosolubles, que son todas las pertenecientes al subgrupo B y la vitamina C. Además las hay liposolubles a las que pertenecen las vitaminas A, D, K o E.
  • Minerales: estos micronutrientes también se conocen como oligoelementos y algunos ejemplos son el magnesio, el calcio y el cobre. Los oligoelementos, que son más elementos en la naturaleza a veces son confundidos con los micronutrientes cuando en realidad una pequeña parte de oligoelementos forman este grupo de minerales esenciales para nuestro organismo.

A continuación, profundizamos en algunos de los micronutrientes más importantes para nuestra salud:

1. Magnesio

El magnesio es un micronutriente que interviene en cientos de reacciones bioquímicas del cuerpo humano. Sus funciones principales son reforzar el sistema inmunitario y proteger el corazón. Puedes ingerir magnesio a través de legumbres, plátanos y almendras, por ejemplo.

2. Vitamina D

Estamos ante una de las vitaminas esenciales para el organismo que no pueden faltar en tu dieta, ya que contribuye al buen funcionamiento de nuestras defensas. Entre sus funciones, destaca la de ayudar a que el calcio se fije en los huesos. Encontrarás dosis importantes de vitamina D en la leche, el salmón y los huevos.

3. Vitamina C y cobre

La vitamina C y el cobre son dos micronutrientes estrechamente relacionados, ya que sin cobre no puedes asimilar la vitamina C. Como micronutriente, el cobre es uno de los más esenciales y podrás encontrarlo en algunas frutas, como la ciruela, en los cereales integrales y en los frutos secos.

4. Calcio

El calcio es uno de los micronutrientes más famosos debido a su contribución en la salud de nuestro esqueleto. La leche y sus derivados son los alimentos que más calcio pueden contener, aunque también lo puedes hallar en otros como las sardinas el aceite, el brócoli o los garbanzos.

¿El hierro es un micronutriente?

El hierro es un micronutriente que pertenece al grupo de los oligoelementos o minerales. Su función es crucial para un buen mantenimiento del organismo, ya que hace posible que se forme la hemoglobina, una proteína de los glóbulos rojos y que permite el transporte de oxígeno a los tejidos. Luego, ingerir la cantidad de hierro que nuestro cuerpo necesita es fundamental para la salud general de todo el organismo. Puedes encontrar hierro en las legumbres, en las carnes rojas, en los mariscos de concha como las almejas, en el hígado y en frutos secos como los pistachos.

Pequeñas dosis para grandes funciones

Los micronutrientes pueden pasar desapercibidos en nuestra dieta y más cuando estamos prescindiendo de algún grupo de alimentos. Por ejemplo, podríamos tener carencias de hierro si seguimos una dieta estricta en la que hemos eliminado las carnes rojas y no ingerimos la dosis necesaria de otros alimentos.

En definitiva, necesitamos comer un poco de todo para mantener un buen estado de salud. Si nos falta alguna de estas pequeñas cantidades en nuestro organismo, podríamos sufrir consecuencias que incluso nos podrían perjudicar de forma grave, como enfermedades respiratorias, anemia o demencia, entre otras.

¿Quieres cuidar tu alimentación?
¿Quieres cuidar tu alimentación?

Bienestar y Salud, la cobertura médica de nuestro Seguro de decesos familiar, incluye 1 consulta al año con un nutricionista reembolsable al 100%

Más información

Suscríbete a nuestra newsletter

¿Quieres recibir más consejos y novedades en tu email?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

2 × dos =