¿Qué es el movimiento slow? Filosofía, comida y turismo slow, una nueva forma de ver la vida

¿Te ha gustado este artículo?
Puntuación: 0 basado en 0 valoraciones

Empieza a ver la vida con la filosofía slow

 

Estrés, ansiedad, nerviosismo… a veces la vida actual nos hace estar en tensión, y esto acaba repercutiendo en nuestro estado de salud. Por eso, muchas personas están optando por cambiar su manera de vivir y están abrazando la conocida como filosofía slow, un movimiento que pretende ayudarnos a mejorar nuestra vida presente convirtiéndola en mucho más tranquila y plena.

¿Qué es el movimiento slow?

El movimiento slow nació en Roma en el año 1986, con el objetivo de que las personas podamos volver a disfrutar de la vida, ralentizando nuestras actividades y consiguiendo que olvidemos la precipitación en nuestros actos diarios.

No se trata de que tengamos que hacer las cosas lentamente, sino de que seamos capaces de parar un momento nuestra actividad diaria y olvidemos los agobios.

Gastronomía slow

El movimiento slow empezó en el ámbito de la comida, como reacción al estrés que nos obliga a acabar comiendo fast food, sin ni disfrutar lo que tomamos ni cuidar nuestra salud. Además, este movimiento también incluye el respeto por el origen de la comida que tomamos, que debe ser sostenible y respetuoso con el medio ambiente. Así, conseguiremos una dieta sana, sabrosa y bien cocinada.

Las ciudades slow

Las ciudades de menos de 50 mil habitantes que priorizan la calidad de vida de los ciudadanos y respetan el medio ambiente y las nuevas tecnologías son slow. En ellas, todos podemos disfrutar de la combinación perfecta entre modernidad y avances tecnológicos. Ciudades como Begur son slow cities en España, que podemos definir como pequeños paraísos.

La ropa slow

Elegir un vestuario que nos ayude a sentirnos cómodos y relajados es indispensable para poder mantener el equilibrio de nuestra vida diaria. Esto implica elegir colores y tejidos suaves, nada agresivos, y no hacer un consumo indiscriminado de ropa.

El turismo

Finalmente, los responsables del movimiento slow también abogan por un turismo de calidad, en el que nos podamos dejar llevar por el paisaje y el arte que vayamos descubriendo. Lejos queda esta percepción de las jornadas maratonianas por descubrir toda una ciudad en un solo dia y solo a través de los ojos de nuestra cámara de fotos.

Si quieres viajar, comer y vivir con la filosofía slow, solamente persigue todo el contenido de estos verbos. ¿Verdad que suena bien?

Suscríbete a nuestra newsletter

¿Quieres recibir más consejos y novedades en tu email?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

9 + 17 =