Enfermedad de Parkinson: síntomas, causas y cómo tratarlo

¿Te ha gustado este artículo?
Puntuación: 5 basado en 1 valoraciones
causas sintomas y tratamiento de la enfermedad del parkinson
  • La enfermedad de párkinson es un trastorno neurodegenerativo que consiste en el deterioro de las áreas neurológicas dedicadas a coordinar los músculos
  • La enfermedad de párkinson es progresiva, por lo que sus síntomas evolucionan a lo largo del tiempo.
  • Puesto que se trata de una enfermedad crónica, no existe cura para el párkinson. El tratamiento habitual tiene el objetivo de mantener la calidad de vida del paciente en la medida de lo posible.

La enfermedad de párkinson afecta a uno de cada 100 mayores de 60 años, y constituye el segundo trastorno neurodegenerativo más frecuente después del alzhéimer. Esta dolencia, también conocida como parálisis agitante, suele llevar con el tiempo a una incapacidad casi total, y afecta tanto a hombres como a mujeres.

Aunque se trata de una enfermedad ampliamente conocida, no todo el mundo conoce los síntomas del párkinson. En este artículo te contamos cómo afecta la enfermedad de párkinson al día a día de quien la padece, y te indicamos sus causas y las formas más habituales de tratamiento.

Qué es la enfermedad de párkinson

La enfermedad de párkinson es un trastorno neurodegenerativo, es decir, que afecta al correcto funcionamiento del cerebro. En particular, consiste en el deterioro de las áreas neurológicas dedicadas a coordinar los músculos. Por ese motivo, se clasifica dentro del grupo de enfermedades conocido como “trastornos del movimiento”.

Lo que produce el párkinson es el deterioro de las neuronas, que deriva en una severa carencia de dopamina, el neurotransmisor que permite realizar movimientos con normalidad. Es una enfermedad crónica y progresiva: los efectos del párkinson se hacen más acusados a medida que avanza el tiempo.

El párkinson es hereditario en parte: tener un familiar con la enfermedad aumenta en un 3% la posibilidad de sufrirlo. Afortunadamente, no tiene una tasa de mortalidad elevada, y la medicación puede hacer que la esperanza de vida de un paciente de párkinson sea prácticamente normal.

Lo que produce el párkinson es el deterioro de las neuronas, que deriva en una severa carencia de dopamina.

Síntomas del párkinson y evolución

Como trastorno del movimiento, los síntomas del párkinson que más suelen destacar son los denominados síntomas motores. Aun así, al tratarse de una enfermedad neurodegenerativa, el párkinson también tiene efectos psicológicos y neurológicos. A continuación los repasamos.

Síntomas motores

Algunos de los principales síntomas motores del párkinson son los siguientes:

  • Temblor en reposo en las extremidades y la mandíbula
  • Rigidez en el tronco y en las extremidades
  • Bradicinesia o lentitud al moverse o desplazarse
  • Inestabilidad y dificultad para mantener la postura
  • Dolor muscular y articular</li<

Síntomas no motores (psicológicos y neurológicos)

Además de los síntomas motores, algunos de los efectos que el párkinson tiene sobre la capacidad neurológica y psicológica del paciente son:

  • Problemas anímicos y cambios emocionales drásticos
  • Dificultad para conciliar el sueño y somnolencia diurna
  • Incontinencia o estreñimiento
  • Dificultad para masticar y deglutir los alimentos
  • Disfunción sexual
  • Problemas de procesamiento de la información: deterioro de la memoria, del lenguaje y del razonamiento
  • Fatiga
  • Disminución de la presión sanguínea o hipotensión

Síntomas del párkinson en las piernas

Las piernas son una de las partes del cuerpo donde más pronunciados son los efectos del párkinson. En particular, los síntomas del párkinson en las piernas consisten en el temblor general en situación de reposo, la rigidez y la bradicinesia. Este último síntoma genera dificultad para levantarse y caminar, y hace que el paciente arrastre los pies.

Los síntomas del párkinson en las piernas también pueden estar más estrechamente relacionados con problemas neurológicos. En particular, destaca el síndrome de las piernas inquietas: una sensación de molestia que obliga a movilizarlas. Este síntoma suele producirse en reposo o cuando el paciente está tumbado.

Enfermedad de párkinson: fases

La enfermedad de párkinson es progresiva, por lo que sus síntomas evolucionan a lo largo del tiempo. La clasificación actual de las fases del párkinson fue publicada por Hoehn y Yahr en 1967, y divide la evolución del párkinson en cinco estadios.

DIAGNÓSTICO RECIENTE AFECTACIÓN MODERADA AFECTACIÓN SEVERA
FASE 1
Afectación unilateral
FASE 2
Afectación bilateral sin alteración del equilibrio
FASE 3
Afectación bilateral y alteración del equilibrio
FASE 4
Aumento del grado de dependencia
FASE 5
Afectación severa y dependencia alta

Cabe señalar que no todos los pacientes pasan por cada una de estas fases: el diagnóstico de la enfermedad puede producirse una vez que el paciente ya se encuentra en un estado más avanzado. También es posible que el empeoramiento de los síntomas sea más rápido.

Suscríbete a nuestra newsletter

¿Quieres recibir más consejos y novedades en tu email?

Párkinson: tratamiento

Puesto que se trata de una enfermedad crónica, no existe cura para el párkinson. El tratamiento habitual tiene el objetivo de mantener la calidad de vida del paciente en la medida de lo posible. A pesar de ello, los remedios para el párkinson suelen tener un efecto positivo en los síntomas motores cuando el tratamiento se lleva a cabo en una fase inicial.

El principal tratamiento del párkinson consiste en la administración de medicinas, que siempre deben ir acompañadas de ejercicio físico constante. Esto permite que el paciente mantenga la capacidad de coordinación y la funcionalidad de su cuerpo, retrasando el deterioro de los síntomas.

El medicamento más utilizado en el tratamiento de la enfermedad es la levodopa, que ayuda al organismo a suplir la falta de dopamina. En las fases más avanzadas del párkinson, la levodopa se suele complementar con otros medicamentos que tratan síntomas persistentes como la rigidez o el temblor en reposo.

Cuando el temblor invalida por completo al paciente, en ocasiones se realiza tratamiento quirúrgico. Sin embargo, solo se lleva a cabo en casos muy extremos y si las facultades mentales del paciente lo permiten. La cirugía suele consistir en la destrucción de algunas partes del tejido neuronal o la estimulación por electrodos.

Esperanza de vida con la enfermedad del párkinson

Cada una de las distintas fases del párkinson tiene una duración media diferente. Cuando se suman, dan como resultado una evolución de la enfermedad a lo largo de 39 años. Eso no significa que la esperanza de vida del párkinson sea de 39 años, sino que la dolencia evoluciona hasta la incapacidad severa a lo largo de cuatro décadas.

A pesar de ello, los tratamientos actuales permiten llevar una vida normal a lo largo de hasta 20 años. Además, el efecto de la enfermedad depende también de factores como el tratamiento que se realiza, la fecha del diagnóstico o la edad a la que empiezan a notarse los efectos. Aunque los pacientes pueden notar afectación a la movilidad, es posible alcanzar una esperanza de vida similar a la media si se realizan chequeos médicos con regularidad.

Ahorra en medicina privada
Ahorra en medicina privada

Descubre "Bienestar y salud", la cobertura médica de nuestro seguro de decesos, con la que accederás a profesionales privados de la salud al mejor precio

Más información

Mantener la calidad de vida mediante la atención médica

La enfermedad de párkinson puede derivar en grandes problemas cuando llegamos a la tercera edad. Sin embargo, los avances tecnológicos y médicos permiten que muchos pacientes de la tercera edad lleven una vida relativamente normal. El uso de aplicaciones de seguridad para emergencias y el tratamiento médico constante son dos de los factores más importantes a la hoar de garantizar la protección de los pacientes y mantener su calidad de vida.

Sin embargo, para lograr reducir al mínimo los síntomas del párkinson es vital realizar un diagnóstico lo antes posible y ponerse en manos de especialistas en trastornos neurodegenerativos. Para ello, es útil contar con un servicio de asistencia sanitaria como Bienestar y Salud de NorteHispana, que incluye atención médica a pacientes de edad avanzada y pone a su disposición a expertos en tratamiento.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *