Power walking: ¿puede ser mejor andar que practicar running?

¿Te ha gustado este artículo?
Puntuación: 5 basado en 1 valoraciones

power walking

El power walking es una alternativa ideal al running para aquellos que quieren mantenerse activos o perder unos kilos. Aunque correr sigue siendo una actividad muy popular, no es la única opción para ponerse en forma. Es más, en ocasiones puede tener incluso efectos perjudiciales, sobre todo en función de nuestra edad, peso y preparación física.

Aunque caminar pueda parecer mucho menos eficaz que correr, los beneficios de caminar o del llamado power walking son iguales o incluso mayores que los del running. En este post te contamos en qué consiste esta práctica deportiva y por qué podría ser la mejor opción para cuidar tu salud y tu condición física.

¿Qué es eso del power walking?

El power walking es una verdadera forma de ejercicio: no es lo mismo que dar un paseo tranquilo. Consiste en caminar con energía para activar y movilizar nuestra musculatura, de forma que nuestro sistema cardiovascular haga un esfuerzo mayor que cuando caminamos a nuestro ritmo habitual. Para trabajar con la intensidad adecuada, debes ir a un ritmo en el que puedas hablar pero no cantar, manteniendo una velocidad de alrededor de 7 kilómetros por hora durante 45 minutos o más.

En ese sentido, el power walking puede considerarse una versión adaptada de la marcha atlética. En ambas prácticas deportivas, el aspecto más importante es, sin duda, la técnica. Es esencial mantener una postura firme con la espalda recta y los hombros hacia atrás, sacando pecho, y elevando la cabeza. Los músculos abdominales y los glúteos tienen que estar contraídos, y los brazos deben balancearse en coordinación con las piernas.

¿Podemos afirmar que caminar es mejor que correr?

¿Caminar mejor que correr? Bien, en especial para personas de edad avanzada o en baja forma física, el power walking puede aportar los mismos beneficios que correr o incluso más. Si dudas entre correr o caminar, ten en cuenta que:

  • El power walking activa los mismos músculos y consume las mismas calorías que correr, siempre y cuando lo hagas a una intensidad suficiente. La principal ventaja es que caminar a ritmo elevado no aumenta tu frecuencia cardiaca de forma tan drástica, por lo que el ejercicio se te hará más llevadero.
  • Una de las principales desventajas de correr es el impacto que tiene sobre tus articulaciones, en particular si realizamos este deporte sobre superficies duras como el asfalto. En cambio, el power walking, es menos exigente con la mecánica de tu cuerpo y puede evitarte lesiones y otros problemas como la lumbalgia.
  • Si no eres aficionado al deporte, caminar puede ser mejor que correr para adquirir hábitos saludables. Es más difícil conseguir la motivación para empezar a correr desde cero, de modo que el power walking puede ser la introducción perfecta a un estilo de vida activo.

Beneficios de caminar, o cómo el power walking puede ayudarte con tu salud

Los beneficios de caminar rápido van mucho más allá de la pérdida de peso y la mejora de nuestra condición física. El power walking puede ser la mejor forma de cuidar tu salud sin someter a tu cuerpo a un sobreesfuerzo. Entre sus ventajas se cuentan las siguientes:

  • Quema de grasa: Una sola sesión de power walking de intensidad moderada-alta puede llegar a quemar 400 calorías.
  • Tonificación y flexibilidad muscular: Caminar a ritmo elevado fortalece nuestras articulaciones y mejora nuestra flexibilidad, además de entrenar los músculos centrales e inferiores. Es el complemento perfecto para una rutina de ejercicios del tren superior.
  • Sistema respiratorio y cardiovascular: El power walking aumenta la capacidad pulmonar, disminuye la tensión sanguínea y reduce el riesgo de enfermedades cardiacas.
  • Sistema inmune: Caminar mejora tus defensas y ayuda a regular tu organismo, reduciendo tu colesterol y ayudándote a digerir mejor.
  • Salud mental: El ejercicio tiene beneficios para tu autoestima y es un reductor natural de estrés, por lo que es una eficaz herramienta contra la depresión.
  • Alimentación: Incluso una caminata corta puede reducir la ansiedad y llevarnos a consumir menos dulces y comidas procesadas, por lo que los beneficios del power walking actúan incluso cuando estamos en reposo.
  • Antienvejecimiento: Incorporar el power walking a nuestra rutina diaria nos ayuda a retrasar los efectos del envejecimiento. También potencia nuestra capacidad cognitiva y puede reducir o retrasar el impacto del Alzheimer y los problemas de memoria.

Escoge la actividad que más se adapte a ti

Tanto si eres más aficionado al running como si prefieres el power walking o los ejercicios aeróbicos, las dos claves de cualquier actividad física son la intensidad y la constancia. Si adquieres el hábito de realizar ejercicio de forma regular, no tardarás en ver los beneficios que tiene para tu condición física, tu salud y tu bienestar.

Una vez tengas claro lo beneficioso que puede ser el deporte, sólo tienes que escoger la actividad que más se adapte a ti. Para ello, siempre es conveniente contar con el asesoramiento de un profesional. Los expertos en nutrición que incluye la garantía de Bienestar y Salud de tu seguro de decesos te ayudarán a mejorar tus hábitos deportivos y alimenticios teniendo en cuenta tu perfil.

Ahorra en medicina privada
Ahorra en medicina privada

Descubre "Bienestar y salud", la cobertura médica de nuestro seguro de decesos, con la que accederás a profesionales privados de la salud al mejor precio

Más información

Suscríbete a nuestra newsletter

¿Quieres recibir más consejos y novedades en tu email?

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *