Prevención de riesgos en el hogar en invierno

¿Te ha gustado este artículo?
Puntuación: 5 basado en 1 valoraciones

cómo preveir inundaciones

En invierno, las bajas temperaturas aumentan el riesgo de sufrir determinados accidentes en casa. Los más frecuentes están relacionados con aquellos aparatos que permiten mantener una temperatura óptima dentro del hogar. Sin embargo, la propia climatología de invierno también puede causar complicaciones: desde inundaciones, congelación de tuberías o colapsos de los accesos de la vivienda por la nieve. En este post te mostramos algunas pautas sobre prevención de riesgos en el hogar.

Consejos para evitar accidentes con estufas, chimeneas u otros aparatos

Sin duda, durante los meses de invierno se produce una disminución considerable de la temperatura, y ello también se refleja en casa. Para no pasar frío dentro del hogar, cada uno tiene su propia estrategia, empleando chimeneas, calderas, estufas, etc. Sin embargo, un mal uso de estos aparatos podría acarrear ciertos riesgos:

Medidas en casas con chimenea

Las chimeneas no solo mantienen la casa cálida, sino que también aportan un toque especial. Ahora bien, si tienes niños o mascotas, es recomendable que cuentes con rejillas salva chispas para evitar riesgos.

Accidentes con estufas

Si sueles calentar tu casa con este tipo de calefactor, lo más importante es que compruebes que todos los enchufes están en buen estado. Los accidentes con estufa son muy comunes, por lo que debes tener mucho cuidado. Por eso, con este simple consejo evitarás cualquier posible cortocircuito y, por ende, que se produzca una llama por la resistencia del cable.

En definitiva, prevenir un incendio está en tus manos, empezando por apagar la estufa al salir de casa.

Alternativas para prevenir un incendio

La prevención de riesgos en el hogar puede empezar por usar otro tipo de aparatos más modernos: calefactores con termostatos, que se apagan cuando se alcanza la temperatura adecuada, o calentadores de combustible, como las actuales estufas de leña o de gas butano. Ahora bien, los sistemas de calefacción más comunes suelen funcionar con gasoil o gas natural.

Ante todo, es imprescindible realizar las revisiones adecuadas para evitar problemas de salud, especialmente por la concentración de CO2 en la estancia. Se debe contar con salidas de ventilación para cada sistema y mantener el combustible en un almacenamiento seguro, alejado de cualquier fuente de calor. Recuerda también que, materiales inflamables como los sprays, deben mantenerse alejados de toda estufa en funcionamiento.

Cómo prevenir las inundaciones y las averías por congelación en la vivienda

En invierno, las bajas temperaturas provocan cambios de presión en los circuitos de calefacción; las tuberías revientan y se generan escapes de agua o pequeñas fugas que estropean el sistema. Sin embargo, un accidente en la caldera u otros electrodomésticos puede evitarse con un buen mantenimiento. Por ejemplo, si cuentas con un calentador de gas donde se ve la llama, comprueba siempre que sea azul y estable, pues cualquier variación indica que algo no va bien.

Congelación de tuberías

Para evitar la congelación de las tuberías de agua corriente, existen multitud de soluciones, como las cintas térmicas u otros accesorios aislantes, que permiten resguardarlas del frío. Así, si conservas el agua en movimiento y evitas fugas, no tendrás problemas en días de temperaturas bajo cero.

Inundaciones, nieve y hielo

Si has experimentado lluvias torrenciales, posiblemente te preguntas cómo prevenir las inundaciones. Ante todo, debes contar con una bomba para sacar agua, especialmente si tienes un sótano.

Asimismo, en el caso de vivir en una zona de montaña, la situación se puede complicar, debido a las fuertes nevadas; pues los accesos a la vivienda podrían quedar bloqueados. Muchas veces se acumula demasiada nieve en tejados, o aparecen carámbanos en cornisas de puertas y ventanas. Ahora bien, retirar la acumulación de nieve y hielo con la pala adecuada o esparcir agua templada por encima te permitirá evitar accidentes.

Finalmente, cabe destacar que la cocina es uno de los lugares donde se debe tener más cuidado, especialmente en estas fechas en que se preparan muchas recetas culinarias. En ella, el agua, el gas, el fuego y un elevado número de electrodomésticos entran en juego, por lo que es fácil tener algún incidente. Por ello, te recomendamos que estés atento y sigas ciertas medidas para evitar accidentes en la cocina. Así, disfrutarás preparando tus mejores platos, sin complicaciones ni preocupaciones.

A pesar de todas estas medidas, hay accidentes que no se pueden prever ni prevenir. Por ello, NorteHispana te protege con un seguro de hogar que incluye lo mejor en coberturas para vivir con mayor tranquilidad.

¡Si quieres estar al día sobre más consejos como este, síguenos en Facebook y Twitter!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *