Consejos para prevenir accidentes en la cocina

¿Te ha gustado este artículo?
Puntuación: 0 basado en 0 valoraciones

Evita accidentes en la cocina de forma sencilla

La cocina es una de las estancias del hogar donde tenemos más posibilidades de sufrir un siniestro. El agua, el fuego, el gas y los utensilios de cocina, favorecen que podamos tener algún accidente mientras cocinamos, por lo que es importante que aprendamos a prevenir accidentes en la cocina.

¿Qué tipo de accidente podemos sufrir en la cocina?

Un problema con el gas puede aumentar el riesgo de sufrir una explosión, o incluso fuego. También podemos acabar intoxicados si estamos cocinando y no nos damos cuenta de que hay una fuga.

De igual modo, el agua puede causar numerosos daños en el hogar y  a los vecinos, si por ejemplo tenemos un descuido con un electrodoméstico y éste sufre una fuga. Por lo tanto, debemos tener cuidado con el uso de la lavadora y el lavavajillas.

Los pequeños golpes que nos podamos dar contra encimeras y otros muebles de la cocina son otro de los pequeños incidentes que podemos tener. Hay que prestar especial atención a los resbalones que podamos sufrir si el suelo está mojado por cualquier salpicadura de agua o aceite, ya que las caídas pueden llegar a tener consecuencias más graves.

También hay que tener especial cuidado con las tijeras, cuchillos y otros utensilios afilados de cocina, que son causa habitual de heridas y cortes. De hecho, los cuchillos no afilados resultan aún más peligrosos que los afilados, ya que es fácil que al intentar cortar, se nos resbalen y acaben provocándonos algún corte.

Precauciones para las situaciones frecuentes

La mejor forma para evitar accidentes en la cocina es tomar todas las precauciones necesarias. Es importante mantener ordenados todos los utensilios y productos que utilizamos habitualmente como cuchillos, tenedores, tijeras…etc.

Los productos de limpieza deben situarse en un lugar separado para prevenir posibles equivocaciones. Estos productos tienen un alto grado de toxicidad, en ningún caso debemos dejarlos cerca de los alimentos o alcance de los niños. Una opción es situarlos en lugares altos o que cuenten con seguridad.

A la hora de cocinar es recomendable utilizar los fogones situados en el interior siempre que estén disponibles. Además, si mantenemos los mangos de las sartenes o las ollas dentro de nuestra vitrocerámica o cocina a gas evitaremos problemas con el aceite mientras cocinamos.

Para prevenir cualquier tipo de quemadura, debemos usar guantes específicos o trapos si vamos a manipular cualquier objeto caliente.

Como toda precaución es poca, si queremos estar protegidos en todo momento, el Seguro de accidentes de NorteHispana nos respaldará ante cualquier accidente que hayamos sufrido en nuestra casa.

Suscríbete a nuestra newsletter

¿Quieres recibir más consejos y novedades en tu email?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

doce − 3 =