5 tips para saber qué comer en Navidad y no engordar durante las fiestas

¿Te ha gustado este artículo?
Puntuación: 5 basado en 1 valoraciones

Todos hemos pasado por ello: cuando llegan las fiestas navideñas, nos damos más de un atracón y acabamos ganando unos kilos de más. Aunque darse un capricho de vez en cuando no es malo, es importante saber qué comer en Navidad para mantener la salud y no echar a perder los logros que hemos conseguido.

Aunque parezca difícil, es posible disfrutar de las fiestas manteniendo una alimentación equilibrada. En este artículo te damos tips para no subir de peso en Navidad, que te permitirán crear un menú saludable y cuidar de tu bienestar mientras disfrutas de la época navideña.

Consejos para no engordar en navidad

Si no queremos engordar, no sólo es importante escoger un menú saludable: también debemos tomar conciencia de nuestra propia actitud frente a la comida durante esta época del año. Los siguientes consejos te ayudarán a evitar las tentaciones más habituales, mantener tu dieta, y sobre todo, ciudar nuestra salud, sabiendo qué comer en Navidad.

Planifica para evitar el estrés

El estrés es una de las principales causas que nos inducen a comer en exceso. Si organizas una comida familiar en casa, es probable que te entren los nervios mientras procuras que todo salga bien. Desafortunadamente, los nervios harán que busques consuelo y seguridad en la comida una vez te sientes a la mesa.

La mejor manera de evitarlo es planificar con tiempo. Procura preparar un menú sano de Navidad que no tenga demasiadas calorías, y busca platos que ya hayas preparado antes. De esa manera, no te pasarás con las raciones ni sentirás la tentación de mejorarlo con ingredientes más altos en calorías.

Aperitivos sanos

Las comilonas navideñas no son el único momento de riesgo durante las fiestas: también tendemos a picar más entre horas. Si eres fan de los aperitivos, procura que sean saludables. Es fácil hacer un surtido rico y nutritivo con ingredientes como el queso fresco, los tomates cherry, el humus y el jamón.

Cuando prepares los aperitivos, recuerda la importancia de la fruta y la verdura. Es fácil alcanzar el consumo diario de estos productos si los incluyes en tu kit de emergencia para picar entre horas: una macedonia fresca, rodajas de berenjena al horno, chips de manzana o plátano… Son opciones tan sabrosas como bajas en calorías.

Controla el alcohol y los dulces

Es tan importante evitar alimentos calóricos como utilizar ingredientes saludables. La mayor tentación de las navidades son los dulces: si te encuentras con una mesa llena de mazapán, turrón y polvorones, procura limitar su consumo a las fiestas señaladas y moderar las raciones.

En la misma línea, ten mucho cuidado con el alcohol y no bebas en exceso. Para conseguirlo, acompaña las copas de vino con un vaso de agua. Procura también evitar los licores con alta graduación.

No te saltes comidas, modera las raciones

Mucha gente opta por saltarse comidas para atiborrarse en la comida familiar. No es buena idea: si te saltas el desayuno, llegarás con más hambre y comerás mucho más. Es más recomendable comer algo ligero antes de las comidas para asegurarte de que podrás controlar tu apetito.

Implica a los demás

Una razón importante por la cual comemos en exceso durante las fiestas es nuestra tendencia innata a imitar el comportamiento de los demás. Si tus familiares y amigos tienden a excederse con los dulces o el alcohol, es probable que tú también lo hagas.

Para evitarlo, es imprescindible tomar conciencia de ese instinto de imitación y procurar frenarlo, adoptando prácticas como el mindful eating. También es buena idea implicar a los demás en los preparativos, para que puedan aportar ideas y aceptar alternativas más saludables.

Por qué seguir una dieta equilibrada y saludable

Los excesos navideños son la contrapartida a la “operación bikini”: tenemos la costumbre de comer excesivamente durante las fiestas y luego someternos a dietas muy restrictivas. Este ciclo no es aconsejable para cuidar nuestra salud, y nos lleva a subir y bajar de peso con rapidez.

De hecho, las comilonas navideñas pueden ser incluso perjudiciales. Hacen que el estómago se dilate demasiado, generando malestar y reflujo estomacal. La expansión del estómago también presiona el diafragma y hace que respiremos peor, además de causarnos somnolencia.

Por eso, lo mejor es mantener una dieta equilibrada y saludable todo el año. Reducir el consumo de carne y aumentar la ingesta de alimentos probióticos puede ayudarnos a no engordar en Navidad, y a disfrutar más y mejor de las fiestas.

Eso sí, siempre debemos tener en cuenta nuestras necesidades alimentarias particulares. Para ello, es aconsejable contar con la ayuda de un nutricionista especializado como el del servicio de bienestar de NorteHispana, que estudiará tu perfil y te ayudará a seguir pautas correctas de alimentación.

Disfruta cuidando de tu salud

Darse un capricho de vez en cuando está bien, y las fiestas son la mejor ocasión para ello. Sin embargo, no es lo mismo comer algo que nos guste que comerlo en exceso. Hacerlo puede llevarnos a engordar, arrepentirnos y adoptar dietas de choque que sean perjudiciales para nuestra salud.

De cara a estas navidades, la clave es recordar que hay que mantener los buenos hábitos alimentarios adquiridos a lo largo del año. Disfruta de la comida, pero sigue persiguiendo tus objetivos de salud: podrás disfrutar de la navidad cuidando de tu bienestar.

¿Quieres cuidar tu alimentación?
¿Quieres cuidar tu alimentación?

Bienestar y Salud, la cobertura médica de nuestro Seguro de decesos familiar, incluye 1 consulta al año con un nutricionista reembolsable al 100%

Más información

Suscríbete a nuestra newsletter

¿Quieres recibir más consejos y novedades en tu email?

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *