Qué es la fibromialgia y cómo se detecta

¿Te ha gustado este artículo?
Puntuación: 4.1 basado en 37 valoraciones
Los grados de la fibromialgia y sus síntomas
  • Qué es la fibromialgia es la pregunta que se hizo el 2,4% de la población española cuando fue diagnosticada con esta enfermedad
  • La mayor parte de los pacientes diagnosticados tienen entre 45 y 50 años siendo las mujeres las más perjudicadas puesto que representan el 85% de los afectados.
  • Según un estudio de 2014 sobre esta enfermedad en España, el 23% de los pacientes con fibromialgia se encuentran en situación de invalidez permanente

La fibromialgia es un síndrome que se caracteriza por el dolor musculoesquelético generalizado que causa así como por la rigidez y la sensación de inflamación en manos y pies que presenten las personas que padecen la padecen.

Se estima que el 6% de la población mundial está afectado por esta dolencia – en España estaríamos hablando de un 2,4% de la población adulta y entre un 1% y un 2% de la población infantil – afectando sobre todo a las mujeres.

Suscríbete a nuestra newsletter

¿Quieres recibir más consejos y novedades en tu email?

A pesar de estos números no existe a día de hoy una prueba clínica contrastada que pueda arrojar un diagnóstico claro y definitivo. Esto, sumado a que los síntomas son relativamente genéricos y que van cambiando según evoluciona la enfermedad, es causa directa de que el tiempo transcurrido desde que se presentan los primeros síntomas hasta que se obtiene un diagnóstico sea de 7 años. Un periodo de tiempo en el que es habitual que los pacientes inicien una “peregrinación” médica en la que a los dolores se le une el desasosiego de no tener un diagnóstico claro.

Causas de la fibromialgia

A pesar de que se desconocen las causas de la fibromialgia, sí que existe cierta unanimidad dentro de la comunidad científica en vincular la enfermedad a cómo el sistema nervioso central procesa el dolor así como en la existencia de ciertos factores desencadenantes de la enfermedad:

La fibromialgia en datos*

1.100.000 es el número de personas diagnosticadas con fibrimialgia en nuestro país

El 23% de los pacientes con fibromialgia se encuentran en situación de invalidez permanente

8 de cada 10 pacientes con fibromialgia son mujeres

*Datos recogidos en el Ministerio de Sanidad, en «Fibromialgia», publicado en Clínica y Salud por Manuel López Esquino y Jose Carlos Mingote; y en «Depresión, Ansiedad y Fibromialgia» publicado en la Revista Española del Dolor

  • Los genes

    La fibromialgia es hereditaria. No se transmite directamente de padres a hijos, pero los investigadores han encontrado parecidos genéticos en parientes que pertenecen a una misma familia donde la fibromialgia tiene presencia. Y estos genes similares están relacionados con la respuesta del sistema nervioso ante el dolor.

  • Trauma físico o emocional

    En ocasiones, una situación traumática puede ser el desencadenante de la fibromialgia. Por ejemplo, una cirugía o un periodo de tiempo en el que el paciente ha estado sometido a estrés psicológico.

  • Alteraciones del sueño

    El insomnio o, por el contrario, dormir demasiado puede estar relacionado con la enfermedad.

Tal como señalábamos en la introducción, la fibromialgia se da más en mujeres que en hombres. En concreto, las mujeres que tienen entre 45 y 50 años son las que más la padecen. Por otra parte, cabe destacar que la fibromialgia se ha asociado con diferentes factores como dolor crónico en cuello y espalda, depresión, síndrome de fatiga crónica, hipotiroidismo y enfermedad de Lyme.

Aunque la fibromialgia afecta más a los pacientes de edades comprendidas entre los 45 y los 50 años, la población infantil también se ve afectada

Fibromialgia: síntomas según el grado

La fibromialgia es un cuadro de dolor errático y generalizado pero su intensidad y las zonas del cuerpo afectadas pueden variar de un paciente a otro. La fibromialgia tiene síntomas diferentes, dependiendo del grado diagnosticado.

Es importante destacar que, aunque la fibromialgia puede empeorar, no es un síndrome degenerativo y, por tanto, los grados pueden mantenerse en el tiempo. Es decir, puede haber pacientes que experimenten una fibromialgia severa sin necesidad de haber atravesado fases anteriores.

cuadro médico Verisalud
Ahorra desde el primer día en medicina privada

Cuadro médico nacional con más de 60 especialidades médicas gracias a Bienestar y salud, la cobertura médica de nuestro Seguro NorteHispana familiar

Infórmate de las coberturas de salud del seguro

Grados de fibromialgia

Existen cuatro grados o tipos de este enfermedad que tienen un carácter descriptivo. Es decir, son una manera sencilla de ayudar al profesional sanitario a establecer un tratamiento para la fibromialgia pero es posible que tengamos síntomas asociados a dos tipos de fibromialgias o a medio camino entre un grado y otro.

  1. Fibromialgia idiopática

    En este grado de fibromialgia se presenta como un perfil patológico normal. No existe una enfermedad primaria relacionada (diabetes, lupus, etc.) ni enfermedad autoinmune o reumatológica. Los dolores de cabeza frecuentes y las alteraciones del sueño suelen estar asociadas con la fibromialgia idiopática, aunque con frecuencia también aparecen en otros tipos. No afecta gravemente a las funciones por lo que no perjudica en gran medida a la rutina habitual de vida.

  2. Fibromialgia moderada o asociada a enfermedad crónica

    Existen ciertas limitaciones funcionales, pero de tipo moderado. Además de los síntomas anteriormente señalados, puede haber alteraciones en el ciclo menstrual con periodos dolorosos o rigidez al despertarse. Aunque es crónica, con un tratamiento correcto, una rutina adaptada de ejercicio físico y buena alimentación, es posible seguir teniendo una vida de calidad.

  3. Fibromialgia severa y secundaria a enfermedad psiquiátrica

    Este es el tipo de fibromialgia más grave. Su aparición está relacionada con una patología psiquiátrica. La inmovilidad puede llegar a ser crítica y no permitir el desempeño de cualquier función en la vida o en el trabajo. Por ejemplo, pueden aparecer las conocidas como fibroneblinas o lapsus de memoria. Además, cuando la fibromialgia es severa puede dar lugar a depresión, ansiedad y otros trastornos.

  4. Fibromialgia simulada

    Respecto a este tipo de fibromialgia, el debate sigue, ya que existen varios estudios abiertos. El paciente, de forma inconsciente, cree que tiene fibromialgia. Incluso puede llegar a desarrollarla realmente.

¿Cómo se detecta la fibromialgia?

El diagnóstico de la fibromialgia no es sencillo puesto que es normal confundir sus síntomas con los de otros trastornos y enfermedades. Puedes sospechar que tienes fibromialgia si reúnes varios de los síntomas que hemos detallado en el apartado anterior pero debe ser el profesional sanitario especializado quien determine si padeces o no fibromialgia. ¿Qué puedes hacer si crees que puedes tener este síndrome?

  • Es fundamental que informes a tu médico de todos los síntomas que sufre y de las sospechas que tienes. Obtener el diagnóstico acertado es fundamental para recibir el tratamiento oportuno y el apoyo profesional que necesitas. Habitualmente, el reumatólogo es quien detecta la fibromialgia, al comprobar que el paciente sufre las mismas alteraciones que los expertos han determinado para su diagnóstico.
  • Además, es recomendable que recibas el apoyo que necesites por parte de familiares, amigos y profesionales. Otra opción es acudir a grupos de apoyo donde encontrarás a personas que padecen este síndrome con las que compartir percepciones y experiencias. Si crees que alguien de tu entorno o tú mismo padece fibromialgia, puedes resolver tus dudas e incluso recibir apoyo psicológico mediante gracias a las opciones que ofrece la Confederación Fibromialgia y Fatiga Crónica: teléfono (901 760 997), atención psicológica online y apoyo a través de skype.

Cuál es el tratamiento de la fibromialgia

Ahora que ya sabes qué es la fibromialgia y cómo se detecta, vamos a detenernos en su tratamiento. La fibromialgia tiene un tratamiento sintomático – se trabaja sobre los síntomas, no sobre la enfermedad en sí – ya que, hoy por hoy, no se ha encontrado cura.

síntomas de fibromialgia

La fibromialgia es una afección crónica que puede ser “llevadera” si se trata del tipo 1, pero en caso de una fibromialgia más severa, vivir con ella puede ser más complicado. En cambio, podemos destacar una serie de tratamientos que pueden ayudar a mejorar notablemente la calidad de vida del paciente:

  • Fármacos indicados por el especialista.
  • Dieta y nutrición saludable
  • Terapias de relajación
  • Osteopatía
  • Ejercicio físico constante y moderado.
  • Contar con ayuda especializada de profesionales médicos.

Conclusiones

La fibromialgia es un síndrome crónico que se caracteriza por dolor en músculos y huesos. Se desconocen las causas que la originan, aunque sí se han identificado algunos factores desencadenantes. Además, podemos clasificar la fibromialgia en diferentes grados o tipos dependiendo de los síntomas que experimenta el paciente.

La fibromialgia tiene un diagnóstico difícil, ya que sus síntomas pueden hacer que parezca otro tipo de afección. A esto hay que añadir que, hasta la fecha, no existe tratamiento que pueda curar la fibromialgia. Sin embargo, si padeces este síndrome, puedes mejorar de manera muy considerable la calidad de vida con tratamientos para paliar los síntomas, donde destacan los tratamientos naturales como llevar una alimentación saludable y realizar ejercicio físico frecuente y con moderación.

5 comentarios

  1. excelente información. y que pasa si la persona tiene irritación nerviosa por convulsiones a repetición, puede desarrolla fibromialgia?

  2. Me han hecho estudios para la artritis y sale negativo,tengo 8 meses con mucho cansancio,no puedo dormir y mucho dolor en el cuerpo y huesos se me inchas los brazos,manos pies ,me salen bolas en el cuello y brazos y son muy dolorosas

  3. Tengo fibromialgia de muchos años y el médico especialista me mandaron tomar Lyrica triptizol y paracetamol. Me encuentro muy mal no puedo tomarla más. Me marea y me cansa mucho y veo borroso. No puedo estar de pies. Que ago?

    1. Hola, Maricica:

      En estos casos conviene acudir siempre a un profesional de la medicina. Él valorará el cambio de tratamiento en función de tu historial clínico, datos médicos, etc.

      Esperamos que tu situación mejore.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

5 − tres =