¿Qué es la muerte súbita?

¿Te ha gustado este artículo?
Puntuación: 5 basado en 2 valoraciones

muerte súbita

La muerte siempre llega sin avisar y nunca es bienvenida; sin embargo, cuando se trata de muerte súbita, además hay que añadir la falta de preparación mental de familiares y amigos del fallecido. La muerte súbita es aquella que se produce como consecuencia de una parada cardíaca que se manifiesta de manera totalmente inesperada en personas que gozan de un buen estado de salud.

Se considera muerte súbita cuando esta ocurre tras una hora de la aparición de los primeros síntomas (el desmayo suele ser el más frecuente). Generalmente, se relaciona con bebés o niños pequeños, pero no es el único factor de riesgo vinculado a este tipo de fallecimientos. ¿Quieres saber exactamente qué es la muerte súbita? Sigue leyendo este post.

Factores de riesgo de muerte súbita

Bebés o adultos de mediana edad

El mayor porcentaje de casos de muerte súbita se encuentra en bebés desde que nacen hasta cumplidos los 6 meses de edad. Asimismo, es común entre personas de entre 45 y 74 años.

Mayor porcentaje de varones

La muerte súbita es más frecuente en hombres que en mujeres. Según las estadísticas, entre el 75% y el 90% de las veces se trata de varones, y ellos aún tienen mayor riesgo de fallecer de esta manera, entre los 55 y los 64 años.

Problemas coronarios

Cerca del 90% de las muertes súbitas tienen que ver con la aparición de cardiopatía isquémica, una enfermedad coronaria que consiste en una alteración del volumen sanguíneo del corazón y de la cantidad de oxígeno que requiere para su correcto funcionamiento. La hipertensión, sufrir de arritmias, el sobrepeso, la obesidad o el colesterol son otros factores de riesgo de muerte súbita relacionados con las cardiopatías.

La ingesta de ciertas sustancias

El consumo de determinadas sustancias también se asocia con la muerte súbita. Así, las personas fumadoras tienen más riesgo de padecerla y lo mismo aquellas que consumen cocaína. Por otro lado, algunos medicamentos como algunos diuréticos también pueden aumentar el riesgo de muerte súbita. Y, aunque no está demostrado, algunos estudios apuntan a que el consumo de alcohol podría llevar a la aparición de arritmias que desencadenen la muerte súbita.

Casos de muerte súbita en el deporte

¿Hay más riesgo de sufrir muerte súbita en el deporte? Lo que se desprende de los estudios tiene una doble interpretación. Los datos apuntan a que las personas que practican alguna actividad física con regularidad, a nivel de aficionado, están protegidas frente a la muerte súbita; sin embargo, aquellos que compiten a nivel profesional tienen más posibilidades de fallecer súbitamente. Eso sí, cabe puntualizar que el 70% de los deportistas que han sufrido una muerte tan repentina, se encontraban en reposo en el momento de producirse el fallecimiento. Antonio Puerta, futbolista del Club Sevilla es, probablemente, uno de los casos de muerte súbita más emblemáticos en el deporte español, el cual falleció a los 22 años en el campo de juego.

Al fin y al cabo, aunque uno nunca está realmente preparado para enfrentarse a la muerte, hay que ser consciente de ella; así como de la posibilidad de que ocurra en cualquier momento. En estos momentos tan delicados lo mejor es contar con una cobertura que te permita contar con un buen psicólogo; algo muy recomendable tras un suceso así, y con el que podrás contar si dispones de un seguros de decesos como el que te ofrece NorteHispana. De esta manera no sólo estarás acompañado por amigos y familia, sino también respaldado por los mejores profesionales, para que tú solo tengas que centrarte en dar el adiós definitivo.

Si este post te ha parecido interesante, síguenos en Facebook y Twitter para estar al día sobre otros temas como este.

Suscríbete a nuestra newsletter

¿Quieres recibir más consejos y novedades en tu email?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

tres − tres =