¿Qué es un ictus cerebral? Causas y síntomas

¿Te ha gustado este artículo?
Puntuación: 5 basado en 1 valoraciones

Síntomas de lo que es un ictus cerebral

Reconocer los síntomas de un ictus es vital, ya que nuestra rapidez de actuación puede salvar vidas y evitar graves secuelas. En este post te explicamos qué es un ictus, cuáles son sus causas y cómo puedes detectarlo para que puedas intervenir en el menor tiempo posible.

¿Qué es un ictus cerebral?

El ictus, también como infarto cerebral, accidente cerebrovascular (ACV), embolia o trombosis, es una enfermedad cerebrovascular relacionada con la circulación de la sangre en el cerebro. Un ictus sucede cuando alguna arteria responsable de llevar la sangre se rompe o se tapona por cualquier causa. Como consecuencia, se produce una escasez de nutrientes en las células nerviosas de la zona del cerebro afectada, dejan de funcionar y mueren tras pocos minutos.

Síntomas de un infarto cerebral

¿Cómo detectar un ictus? Conocer los síntomas es esencial para reconocerlo y prevenir consecuencias fatales:

Síntomas generales de un ictus

Es posible hablar de una serie de síntomas generales que pueden aparecer en todas las personas, independientemente de su edad. La aparición de un dolor de cabeza repentino es un síntoma común en cualquier caso. El resto, sobre todo tienen que ver con la región del cerebro afectada:

Región cerebral izquierda

  • Notar que la parte izquierda de la cara se duerme y/o alguna extremidad derecha son algunos síntomas de ictus leve. En los casos más graves se produce una parálisis total del miembro.
  • Presentar dificultades para hablar o entender de forma abrupta que pueden ir acompañadas de pérdida de memoria.
  • Repentinos problemas de coordinación o equilibrio, mareo y dificultad para caminar. Los movimientos se hacen lentos.

Región cerebral derecha

  • Notar que se duerme la parte derecha de la cara y/o alguna extremidad izquierda. Igualmente, se puede llegar a producir una parálisis.
  • No ver con uno o con dos ojos de forma repentina.
  • Se percibe en el paciente un comportamiento inquisitivo y acelerado.
  • Igualmente pueden presentarse problemas para recordar.

Síntomas de ictus cerebral en jóvenes

Los síntomas de ictus cerebral se suelen detectar con más facilidad en personas jóvenes, ya que aparecen de una forma más clara, sin que haya lugar a confusión con otras enfermedades o patologías. No obstante, si tienes menos de 55 años de edad, el riesgo de sufrir un ictus disminuye, aunque hay otros factores que pueden incrementar la posibilidad de padecer esta enfermedad como la hipertensión, la diabetes, los problemas cardiovaculares, el tabaco, el alcohol y las drogas.

Síntomas de ictus cerebral en mujeres

Los síntomas de un ictus en mujeres son exactamente los mismos que en el caso de los hombres. Tal como hemos explicado, todo depende de la región el cerebro afectada. Es importante que tengas en cuenta que si percibes alguno de los síntomas descritos en una mujer, hay más posibilidades de que se trate de un ictus, ya que más de la mitad de las muertes por esta causa son femeninas.

Síntomas de ictus cerebral en ancianos

Los síntomas de un ictus cerebral en ancianos son más difíciles de detectar, ya que pueden confundirse con otras enfermedades que también tienen más riesgo de aparecer en la edad madura. Por ejemplo, la artrosis o la artritis pueden derivar en movimientos lentos habituales, de manera que si un ictus se presenta con un síntoma similar, puede llegar a “camuflarse”.
En el caso de los ancianos es importante fijarse en si se había padecido anteriormente la enfermedad o existían antecedentes familiares, ya que el componente hereditario es un factor de riesgo. Incluso algunas personas que tienen parientes propensos a sufrir un ictus contratan un seguro de decesos para proteger a los suyos en caso de fallecimiento.

Tratamiento de un ictus

El tratamiento que recibe una persona que ha sufrido un ictus depende en gran medida de si se trata de un bloqueo por un coágulo de sangre, por ejemplo, o de si es cuestión de un vaso sanguíneo roto.

  • En el primer caso, la solución suele estar en una cirugía para eliminar el tapón.
  • Si se trata de una rotura, los profesionales médicos serán los que determinen las actuaciones para evitar peores consecuencias. En la mayoría de los casos su labor está enfocada en controlar las causas como pueden ser una subida de tensión o de glucosa en sangre, entre otras.

Independientemente del tipo de ictus al que nos hayamos enfrentado, el tratamiento posterior incluye con frecuencia sesiones de rehabilitación para recuperar habilidades perdidas, en parte o en su totalidad.

Conclusiones

Los síntomas del ictus son similares tanto en jóvenes, como en mujeres y ancianos. Sin embargo, es más fácil identificarlos en una persona joven debido a la gran diferencia que puede suponer con respecto a su estado habitual. Es importante realizarse estas pruebas médicas que todo hombre debería hacerse. Es destacable que ante la sospecha de ictus en una persona anciana es conveniente fijarse además en otros factores de riesgo diferentes a la edad, como el hereditario o si se trata de una mujer. En cualquier situación y ante la duda, siempre es mejor acudir a un centro sanitario de urgencia para evitar consecuencias fatales. El tiempo es un factor crucial cuando el ictus se manifiesta, ya que una intervención rápida puede evitar la muerte de un mayor número de células en el cerebro.

Suscríbete a nuestra newsletter

¿Quieres recibir más consejos y novedades en tu email?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

2 × 3 =