¿Quién debe contratar el seguro de responsabilidad civil en una casa de alquiler?

¿Te ha gustado este artículo?
Puntuación: 4.7 basado en 3 valoraciones
Seguro de responsabilidad civil en una casa de alquiler
  • El seguro de hogar que suele contratar el propietario de la vivienda no cubre al inquilino.
  • Cuando el inquilino contrata un seguro de responsabilidad civil, se está protegiendo a quién hace uso de la vivienda y es quién puede causar daños materiales o personales a terceros.
  • Lo ideal es que tanto inquilino como propietario contraten un seguro de responsabilidad civil.
Última actualización:07-10-2020

El título de este post es una duda que nos puede surgir cuando empezamos a vivir en una vivienda alquilada. Es habitual que no tengamos muy claro quién es el responsable ante determinadas eventualidades que pueden surgir en la casa: ¿el propietario o el inquilino?, ¿debemos contratar un seguro de responsabilidad civil si vivimos de alquiler? En ese caso, ¿qué papel juega el seguro de hogar? Respondemos a estas cuestiones al detalle.

¿El seguro de hogar cubre al inquilino?

El seguro de hogar que suele contratar el propietario de la vivienda no cubre al inquilino. Veamos la explicación, atendiendo a estos puntos fundamentales:

  • El seguro de hogar cubre los daños propios que se originen tanto en el continente como en el contenido de la vivienda. Por tanto, el propietario de la vivienda debe contratar un seguro de hogar si quiere proteger sus bienes. Sin embargo, cuando el propietario alquila el piso sin amueblar, puede contratar una póliza que solo incluya el continente, por lo que todos los bienes que traiga el inquilino estarían desprotegidos.
  • Por otra parte, el seguro de hogar incluye una cobertura de responsabilidad civil que protege el propietario de la vivienda en caso de que produzca daños a un tercero, bien originados por el continente, el contenido o por él mismo. Estos daños no deben ser intencionados o consecuencia de una imprudencia por parte del asegurado. Algunos supuestos en los que la responsabilidad civil es del propietario:
    • Si hay una rotura de tubería y causa daños al piso inferior, la responsabilidad es del arrendador, ya que el origen está en el continente de la vivienda y es él a quien le corresponde mantenerlo en buen estado.
      En caso de que tengas un inquilino en casa y se rompa un brazo al tropezar con una lámina que sobresale del parqué, igualmente el propietario es el responsable, ya que el origen es un desperfecto que forma parte del continente de la vivienda.
    • Ahora bien, ¿cubre la póliza del seguro de hogar del arrendador la actuación dañosa causada por el inquilino? La respuesta es no. Es necesaria la contratación de un seguro de responsabilidad para el inquilino si queremos estar protegidos en estas situaciones.
Garantizamos la seguridad de tu hogar
Garantizamos la seguridad de tu hogar

Nos aseguramos de que tu hogar sea un sitio seguro para ti y tu familia.

Descubre las coberturas de nuestro seguro de hogar

Riesgos a los que enfrentarnos si vivimos en una vivienda de alquiler sin seguro

Teniendo en cuenta el apartado anterior, podemos encontrarnos con situaciones en las que estamos totalmente desamparados si no tenemos seguro y vivimos de alquiler. Veamos algunos ejemplos:

  • Si el seguro de hogar que contrata el arrendador no incluye el contenido, nuestros bienes como inquilino no estarían cubiertos por la póliza. Por ejemplo, si se produce un cortocircuito en la vivienda que produce daños en la televisión, el seguro de hogar no los cubriría y el inquilino tendría que reparar el aparato con dinero de su bolsillo.
  • Además, debemos tener en cuenta que existe una responsabilidad civil que solo corresponde al inquilino. En una vivienda alquilada podemos ocasionar daños a terceros en los que el propietario no tiene ninguna responsabilidad. Por ejemplo, si se cae una maceta por la ventana y ocasiona daños en una persona o en un coche, el inquilino es el responsable. Luego, si no tenemos seguro de responsabilidad civil como arrendatarios nos enfrentamos al riesgo de tener que hacernos cargo de cubrir personalmente los daños que hemos ocasionado a terceros.

Si el seguro de hogar que contrata el arrendador no incluye el contenido, nuestros bienes como inquilino no estarían cubiertos por la póliza.

¿Por qué es recomendable contratar un seguro de responsabilidad civil estando de alquiler?

Lo más aconsejable para un inquilino es que también contrate un que cubra la responsabilidad civil. ¿Por qué? Estas son las razones principales:

  • Cuando el inquilino contrata un seguro de responsabilidad civil, se está protegiendo a quién hace uso de la vivienda y es quién puede causar daños materiales o personales a terceros.
  • En cambio, la póliza del propietario no cubrirá estos daños y si el inquilino no tiene contratado un seguro de responsabilidad civil, la indemnización que efectúe la aseguradora del dueño le será reclamada con posterioridad.
    Si cuentas con un seguro de responsabilidad civil, tu póliza se hará cargo de los daños producidos tanto dentro como fuera del hogar.
  • Además, quedan cubiertos los perjuicios ocasionados por cualquier miembro de la unidad familiar de esta vivienda alquilada.

A continuación, te traemos más ejemplos específicos para verlo más claro:

  • Si un amigo de tu hijo viene a casa y jugando le rompe las gafas, el seguro de responsabilidad civil se hace cargo del gasto que suponga la reparación.
  • Sigamos con los hijos. Imagina que rompen un cristal de la ventana de un vecino jugando a En este caso, el seguro también te respalda.
  • En caso de que lastimes a alguien practicando deporte a nivel aficionado, un seguro de responsabilidad civil se hará cargo de estos daños personales.
  • ¿Tienes mascotas? Si tu perro, por ejemplo, causa daños en la puerta de un vecino, el seguro de responsabilidad civil cubre la indemnización resultante, siempre y cuando no se trata de Perros Potencialmente Peligrosos (PPP).

Responsabilidad civil del inquilino frente a propietario

Si eres el inquilino, es recomendable que contrates un seguro de responsabilidad civil ante la posibilidad de causar daños al propietario de la vivienda. Este es uno de los riesgos más importantes que debes tener en cuenta. En el día a día pueden surgir situaciones en las que perjudiques al arrendador mediante daños producidos en paredes, puertas o incluso en el mobiliario de la vivienda si la alquilaste amueblada. Aquí tienes un ejemplo de una situación en la que puedes requerir un seguro responsabilidad civil del inquilino frente al propietario:

  • En caso de que por un descuido dejes un grifo abierto y el parqué se empape de agua, estarías produciendo una serie de daños en el continente de la vivienda que el propietario de la vivienda podría reclamarte. Si cuentas con un seguro de responsabilidad civil, tu compañía cubriría la indemnización correspondiente.

Un seguro de hogar diseñado para proteger al inquilino

Suscríbete a nuestra newsletter

¿Quieres recibir más consejos y novedades en tu email?

En definitiva, para tranquilidad de todos, lo ideal es que tanto el propietario como el inquilino asuman sus responsabilidades. Deben contratar los seguros que les conciernen según sus intereses, atendiendo a los posibles daños procedentes de cada uno y de acuerdo a los riesgos que puedan sufrir. La mejor opción para ambos es la contratación de un seguro de hogar que incluya coberturas adaptadas a cada uno:

  • El propietario debería contratar un seguro de hogar que le cubra el continente y la responsabilidad civil como mínimo. En caso de ofrecer la vivienda amueblada siempre es conveniente añadir el contenido como bienes asegurados.
  • Tal como hemos visto, un seguro de responsabilidad civil es necesario para proteger al inquilino ante numerosas circunstancias que podrían producirse tanto dentro como fuera de la vivienda. Sin embargo, la cobertura no debería limitarse ahí. Lo mejor para el inquilino es contratar un seguro de hogar que incluya el contenido y la responsabilidad civil. Cubriendo el contenido, el inquilino protegerá los objetos de su propiedad, ya sean muebles, electrodomésticos, objetos de valor… Incluso si un inquilino entra a vivir a un piso que ya está amueblado, es muy probable que lleve consigo un ordenador o una cámara de fotos que quiera proteger.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

doce − tres =