¿Quién tiene la responsabilidad civil en una casa de alquiler?

¿Te ha gustado este artículo?
Puntuación: 4.7 basado en 3 valoraciones

La responsabilidad civil en una casa de alquiler nos ayuda si se nos cae una maceta.

Propietario o arrendatario, ¿quién ostenta la responsabilidad civil?

 Un seguro de hogar se divide en tres coberturas básicas (continente, contenido y responsabilidad civil); y cubre principalmente 2 tipos de riesgos a los que se expone un domicilio: los daños que pueda sufrir la propia casa y los daños materiales o personales que ésta o sus inquilinos puedan provocar a terceros. Estos conceptos quedan claros; pero cuando se trata de una vivienda alquilada, los asegurados no siempre tienen claro quién debe ostentar la responsabilidad civil en una casa de alquiler, si el propietario o el inquilino.

El problema está en decidir quién debe asumir este seguro: el dueño del piso, o la persona que hace uso de él. Lo más habitual es que al menos el continente de la vivienda alquilada sea asegurado por su propietario; y que el contenido quede asegurado por el arrendatario, si es él quien lo ha aportado.

Cubriendo el contenido, el inquilino protegerá los objetos de su propiedad, ya sean muebles, electrodomésticos, objetos de valor… Incluso si un inquilino entra a vivir a un piso que ya está amueblado, es muy probable que lleve consigo un ordenador o una cámara de fotos que quiera proteger.

De este modo, lo más aconsejable para un inquilino es que también contrate un seguro de hogar que cubra la responsabilidad civil, ya que se estará protegiendo a quién hace uso de la vivienda y es quién puede causar daños materiales o personales a terceros. La póliza del propietario no cubrirá estos daños y si el inquilino no tiene contratado un seguro de responsabilidad civil, la indemnización que efectúe la aseguradora del dueño le será reclamada con posterioridad.

¿En qué situaciones se puede necesitar un seguro de responsabilidad civil como inquilino?

Siempre que los daños ocasionados no sean intencionados o sean consecuencia de una imprudencia por parte del asegurado, un seguro de hogar que cubra la responsabilidad civil de un inquilino en una casa de alquiler podrá cubrir situaciones derivadas tanto por el propio continente o contenido como por un miembro de la familia.

Un ejemplo de los posibles daños originados por el continente o por el contenido sería si una maceta cae de la ventana a la calle y golpea a un viandante o a un coche; o si recibes una visita en casa y tropieza con el parqué levantado.

La responsabilidad familiar se hace cargo de los daños ocurridos dentro y fuera del hogar por algún miembro de la unidad familiar de esa vivienda; por ejemplo, si tus hijos rompen un cristal jugando a la pelota, si lastimas a alguien practicando deporte a nivel aficionado o de los daños que provoquen las mascotas, siempre y cuando no se trate de Perros Potencialmente Peligrosos (PPP).

Para tranquilidad de todos, nada mejor que propietario e inquilino asuman sus responsabilidades contratando los seguros que les conciernen según sus responsabilidades. En NorteHispana disponemos del Seguro Multirriesgo Universal Hogar, que se adapta a ti a tus necesidades.

Suscríbete a nuestra newsletter

¿Quieres recibir más consejos y novedades en tu email?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

cinco × 3 =