¿Qué cubre la responsabilidad civil de los seguros de hogar?

¿Te ha gustado este artículo?
Puntuación: 3.5 basado en 2 valoraciones

Te explicamos que cubre la responsabilidad civil en un seguro de hogar

 

Cuando nos decidimos a contratar un seguro de hogar nos encontramos con algunos conceptos que no siempre nos resulta fácil entender, porque son bastante específicos del sector. Uno de ellos es la responsabilidad civil, que es importante que entendamos bien porque implica la cobertura de una serie de  circunstancias que pueden darse en nuestro hogar y tener consecuencias negativas para nosotros, si no tenemos el seguro de hogar adecuado.

¿Qué es la responsabilidad civil de un seguro de hogar?

Si nuestra póliza de seguro del hogar cuenta con garantía de responsabilidad civil, estamos protegidos ante los daños que podemos causar de manera accidental a terceros. Esto nos puede librar de consecuencias económicas muy negativas.

En definitiva, esta cobertura nos permite evitar pagar los gastos de daños ocasionados a nuestros vecinos de manera indirecta, una circunstancia muy habitual en casos como la inundación de un piso.

La responsabilidad civil cubre tanto los daños materiales como los personales causados a terceros e, incluso, en muchos casos los posibles gastos de defensa legal en caso de un posible juicio.

Los tipos de responsabilidad civil de un seguro de hogar

La responsabilidad civil personal indica que el propietario de la casa es el responsable de los daños que él o los otros habitantes del hogar causen de manera indirecta a terceros. Esto no se aplica únicamente en el caso de las viviendas alquiladas.

La responsabilidad inmobiliaria y familiar protege a los asegurados frente a los daños ocasionados a los demás. Dentro de esta categoría entrarían, por ejemplo, algunas de las travesuras de tus hijos, como son los balonazos descontrolados o los empujones y caídas que pueda provocar a terceros cuando monte en bicicleta o patines y no los pueda controlar.

La responsabilidad inmobiliaria se refiere solo a los daños causados por la propia casa. Un buen ejemplo es si se rompe una baldosa o se levanta el parqué y una visita se tropieza y cae, o que una teja suelta golpee a los viandantes. En este caso, el responsable de los daños es el continente, no los habitantes de la casa.

La responsabilidad familiar cubre  a los daños provocados por todas las personas que viven en la casa y dependan económicamente del tomador del seguro. Incluye desde los daños causados por mascotas a intoxicaciones alimentarias, pasando por daños causados por agua, incendios o explosiones.

Como puedes ver, la responsabilidad civil cubre muchas más situaciones de las que habitualmente somos conscientes. En NorteHispana Seguros, creemos que tenemos el mejor seguro de hogar, trabajamos para que tu casa sea un lugar seguro y agradable, con coberturas que se adaptan a ti y te protegen ante cualquier situación.

Suscríbete a nuestra newsletter

¿Quieres recibir más consejos y novedades en tu email?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *