¿Cuáles son los riesgos laborales más frecuentes?

¿Te ha gustado este artículo?
Puntuación: 0 basado en 0 valoraciones

Los riesgos laborales más frecuentes a evitar en las empresas

 

La norma OHSAS 18001 rige la gestión de los riesgos en el trabajo, y establece la necesidad de aplicar los correctivos necesarios para prevenir su incidencia.  Conocer qué se entiende por riesgo laboral y su tipología es esencial para la correcta aplicación de esta norma.

La definición de riesgo laboral

Se entiende como riesgo laboral cualquier amenaza u obstáculo que aparece en el ejercicio de la profesión, y que puede dar lugar a daños o siniestros. No todos los trabajos tienen el mismo nivel de exposición a riesgos laborales.

De hecho, en algunos casos las amenazas pueden considerarse condicionantes, pero no un riesgo en sí mismos. Para que se cataloguen como riesgos deben ser una amenaza de alto nivel para la organización, ser negativos para la actividad del negocio y entorpecer las tareas normales.

Los tipos de riesgo laboral

– Mecánicos, derivados del uso de cualquier equipo

– Físicos, que dependen de las propiedades de los cuerpos. La temperatura o el ruido son dos riesgos físicos que pueden dañar la salud de los empleados

– Químicos, derivados de las sustancias con que se trabajan, y que al entrar en contacto con los empleados pueden causar quemaduras o intoxicaciones.

– Locativos, relacionados con el estado de las instalaciones donde se trabaja

– Biológicos, dependientes de los agentes orgánicos presentes en el ambiente donde se trabaja, como hongos o virus.

– Psicosociales, que pueden provocar estrés o depresión por las condiciones de organización laboral existentes

– De la información, que afectan la confidencialidad de los datos manejados.

– Meteorológicos, dependiendo del lugar de trabajo y los fenómenos naturales que se puedan producir.

Implementar un sistema de gestión de riesgos en la empresa de manera transversal es la opción adecuada para reducir los riesgos laborales en todos los niveles y áreas de una empresa. Para ello, hay que tener en cuenta siempre la aplicación de la norma OHSAS 18001 y los estándares ISO 9001  e ISO 14001, que deben integrarse en el proceso para garantizar la seguridad laboral.

Suscríbete a nuestra newsletter

¿Quieres recibir más consejos y novedades en tu email?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

dos × tres =